domingo, 6 de octubre de 2013

Despliegue de sacrificio y efectividad para lograr la primera victoria (3-0)

Los pileños celebran uno de los goles
Los blanquiazules tuvieron que fajarse y sufrir para doblegar a un buen Algabeño.

En un minuto pudo cambiar la suerte del partido, ya que Alonso paró un penalti y, acto seguido, Antonio Estévez conseguía el 2-0.

La UD Pilas logró su primer triunfo de la temporada después de un partido en el que los pupilos de José Mª Moreno tuvieron que emplearse a fondo para doblegar a un rival, el Atco. Algabeño, que, sin llegar a practicar el fútbol preciosista del año pasado, fue un rival duro, que demostró ser un equipo ambicioso y bien dotado técnicamente.

Después de cosechar tres empates consecutivos, la victoria se había convertido en un imperativo categórico para los blanquiazules, a pesar de la entidad del rival y a pesar de las bajas, que continúan golpeando a la plantilla (hoy cayeron Juradito y Loren). Los tres puntos eran muy importantes, sobre todo en el aspecto psicológico, pues un nuevo tropiezo hubiera hecho aparecer la desconfianza, ese enemigo tan temible para el buen rendimiento en el deporte.

José Mari Moreno situó bajo los palos a Alonso (que firmó un partido excepcional), al que arropaban en defensa Juradito, Álex, Quintero y Chiqui. En el centro del campo jugaron Esteban, Porras y Loren, junto con Antonio Estévez y Bueno en las bandas, quedando Rafa como hombre más adelantado.
Juradito y Loren tuvieron que abandonar el partido, al sufrir sendas lesiones

De entrada, les costó meterse en el partido a los locales. El Algabeño buscaba la superioridad numérica en la zona central y se hacía con el control de esa parcela, auténtica sala de máquinas de un equipo de fútbol. Los pileños no se sentían cómodos con la fuerte presión ejercida por los de La Algaba y el balón no circulaba con fluidez. En el m. 9 llegó la primera ocasión del partido, tras una buena acción de Antoñito, que cedió para que Jero Baena rematase por encima del travesaño. Respondió la UD Pilas a balón parado: tras un saque de esquina, Álex disparó desde fuera del área, pero el balón se marchó fuera.
Rubén despeja el lanzamiento desde la esquina de Loren
Poco a poco, los hombres de José Mari Moreno fueron superando el bloqueo inicial y empezaron a aparecer con más asiduidad por las inmediaciones de Rubén. En el m. 27, en un lanzamiento desde la esquina, a punto estuvo Loren de sorprender al cancerbero visitante, que reaccionó bien, despejando de puños. En el m. 29 se lesionó Juradito, y tuvo que ser sustituido por Curro, lo que obligó a Chiqui a ocupar el lateral derecho. En el 39 lo intentó Bueno con un gran disparo, que se marchó fuera por poco.

Los últimos minutos de la primera parte fueron vertiginosos. Primero salvó Rubén el gol al detener con un paradón un disparo de Antonio Estévez. Respondió Alonso, desviando in extremis un balón que ya se colaba, tras vaselina de David. Y volvió a lucirse Rubén, que interceptó un remate de cabeza a bocajarro de Rafa. 

Tras este rosario de ocasiones tan claras, iba a llegar el gol de la forma más inesperada, pues una indecisión entre los centrales y el portero del Algabeño iba a ser aprovechada por Rafa para empujar con comodidad el balón al fondo de las mallas, cuando ya se jugaba el último minuto de la primera parte.

En la reanudación, Diego Tristán mandó a los suyos dar un paso al frente, buscando un empate que pudo llegar en el m. 50, en una acción en la que volvió a lucirse Alonso en el mano a mano con David. Se lesionó Loren (m. 57) y fue sustituido por Fran, al tiempo que Quique entraba también en lugar de Rafa. El Algabeño dominaba, pero no creaba demasiado peligro, pues la UD Pilas se defendía con orden y un enorme derroche físico, que ahogaba la intención de los visitantes de llegar al área siempre con el balón controlado.
Porras cuajó otro partidazo, confirmándose como gran revelación en este inicio de temporada
Ese era el decorado del partido cuando se llegó al m. 72, momento crucial en el desenlace del mismo. El central pileño Álex levantó la pierna en exceso, sin llegar a tocar a un jugador rival que estaba de espaldas. El árbitro dejó seguir la acción, pero su asistente mantuvo levantado el banderín para señalar como penalti lo que, en todo caso, tendría que haber sido un libre indirecto dentro del área por juego peligroso. Golpeó David muy bien: duro, por el centro y arriba, pero Alonso sacó un brazo prodigioso para desviar el esférico  a córner. En la jugada siguiente, un contragolpe magistral, nacido en las botas de Porras, pasó por Quique y llegó a Antonio Estévez, quien no perdonó ante Rubén.
La parroquia pileña enloqueció de alegría, pues en un minuto habíamos pasado de un posible empate a un 2-0 que parecía abrir definitivamente el camino de la victoria. Esta quedaría certificada solo tres minutos más tarde, cuando, tras un saque de esquina, remató Quintero y el rechace del portero llegó a pies de Quique, que ponía el tercero en el marcador (m. 77).

En la recta final lo siguió intentando el Algabeño, aunque lo único que cabe reseñar de esos últimos minutos es que el árbitro dejó de sancionar un claro penalti cometido sobre Jorge (que había sustituido a Esteban) y que Alonso redondeó su espectacular actuación salvando con el pie junto a la cepa del poste un disparo raso de David.

Al final, el público celebró alborozado esta primera victoria, que relanza la moral del equipo de cara a los partidos venideros. El calendario ha sido complicado y el equipo de José Mari Moreno se mantiene invicto, con solo un gol encajado, y con unas sensaciones renovadas tras un partido en el que, por fin, el fútbol premió el enorme trabajo que vienen realizando el cuerpo técnico y toda la plantilla.

Los jugadores pileños agradecen al público su apoyo
FICHA TÉCNICA

UDPILAS: Alonso, Juradito (Curro), Chiqui, Álex, Quintero, Esteban (Jorge), Antonio Estévez, Porras, Rafa (Quique), Loren (Fran) y Bueno.

ATL. ALGABEÑO: Rubén, Molina (Luismi), Prado, Pino, Baena, Jero (Gato), Antoñito, Lito (J. García), Jero Baena (Jesús), David y Mauri.

ÁRBITRO: Orellana Cid. Amonestó a los locales Álex, Quique y Chiqui y al visitante Mauri.

GOLES: 1-0: Rafa (m. 45); 2-0: Antonio Estévez (m. 74); 3-0: Quique (m. 77).