domingo, 13 de octubre de 2013

Mal partido, escaso botín (0-0)


La UD Pilas no pasa del empate ante el colista de la categoría, que, además, jugó en inferioridad numérica los últimos minutos.

El árbitro, a instancias de su asistente, anuló un gol legal a Jorge, en la recta final del choque.

A priori, un empate fuera de casa pudiera tener una lectura positiva: se suma un punto, el equipo sigue invicto y, además, mantiene la portería a cero. Pero todo cambia cuando se tienen en cuenta otras circunstancias. El Gines era el colista del grupo y contaba sus partidos por derrotas. Por el municipal San José habían pasado el Camino Viejo y el Torre Reina, y ambos habían endosado tres goles a los de Agustín Camino, goleados también en sus desplazamientos.

El partido parecía, pues, propicio para conseguir la primera victoria a domicilio. Pero el tópico de que no hay partido fácil no por repetido deja de ser cierto, y ello pudo constatarse una vez más en esta ocasión. El equipo pileño en ningún momento se sintió cómodo en el terreno de juego –de grandes dimensiones- ante un Gines muy combativo, que durante muchos minutos, incluso, jugó con más soltura que los blanquiazules.

Además del lesionado Lego, que se encuentra en la fase final de su recuperación, para este partido se cayeron también Loren y Bueno, por diversas dolencias, y Quique. De este modo, José Mari Moreno dispuso un equipo formado por Alonso como guardameta; Chiqui y Curro en los laterales y Álex y Quintero como centrales; en el centro del campo situó un doble pivote formado por Esteban y Alberto, acompañados en la media punta por Antonio Estévez, Porras y Anguas, quedando Rafa hombre más adelantado.
Alonso volvió a firmar un gran partido

Desde el pitido inicial comenzaron a aflorar las dificultades que iban a ser constantes durante la mayor parte del choque: el balón no circulaba con fluidez en el centro del campo, donde no había claridad ni para jugar en corto ni para hacerlo con desplazamientos largos hacia las bandas. La presión ejercida por el Gines hacía su efecto y los amarillos robaban constantemente el balón, encontrándose, además, con la posibilidad de penetrar fácilmente por los costados, aunque, afortunadamente, sus internadas acababan de forma bastante inocente. En una de estas acciones sí que se vio comprometido el marco pileño, ya que Enrique llegó a plantarse solo ante Alonso, quien desvió el balón lo justo para evitar el tanto.

Solo en la recta final de la primera parte pareció despertar la U.D. Pilas de su letargo. Los de José Mari Moreno se dieron cuenta de que con el juego que venían realizando hasta el momento toda la ventaja era para el Gines y decidieron adelantar un poco sus líneas, para presionar más arriba al equipo amarillo, que empezó a perder el balón con más facilidad y en zonas más cercanas a su propia portería.

Juan Anguas estuvo mucho más activo por el centro que en la banda
Juan Anguas, muy perdido en la banda, se metió por el centro y empezó a generar peligro con su facilidad para desbordar. En una de estas acciones, consiguió pasar el balón a Antonio Estévez, quien disparó ligeramente desviado, en buena posición. Fue la mejor ocasión de toda la primera mitad para una U.D. Pilas que se marchó al descanso dejando  la sensación de que, al menos en los últimos minutos, había encontrado la clave para intentar doblegar a su rival.

Esa misma fórmula la vimos en los primeros minutos de la reanudación, que se disputaron casi íntegramente en las cercanías de la portería local. En el m. 52, un magnífico remate de Álex desde fuera del área fue desviado a córner por Carlos, en una extraordinaria intervención.

Parecía que el equipo pileño había encontrado definitivamente la fórmula que podía llevarlo hacia la victoria, pero, incomprensiblemente, a partir del minuto 55, el decorado volvió a cambiar, y regresamos a la situación de la primera parte. Las pérdidas continuas de balón propiciaron que el Gines se volviera a sentir dueño del partido, hasta el punto de que Quiqui gozó de la ocasión más clara del encuentro, abortada por una gran intervención de Alonso en el mano a mano (m. 63).

Álex dispara y Carlos se luce enviando el balón a córner
José Mari Moreno movió el banquillo buscando soluciones, dando entrada sucesivamente a Fran, Juradito, Jorge y Yoni, en lugar de Esteban, Chiqui, Rafa y Alberto, respectivamente. Pero el problema seguía siendo el mismo: no había elaboración de juego en el centro del campo y se abusaba del pelotazo en largo, facilitando el trabajo de los defensores locales. Ni siquiera cuando el árbitro expulsó a Maxi (m. 71) y luego a Culi (m. 79) fue capaz la U.D. Pilas de imponerse a un Gines que, en inferioridad numérica, apretó aún más los dientes y se defendió con orden, encontrando fuerzas, incluso, para lanzar algunos contragolpes.

En los minutos finales, la U.D. Pilas se volcó sobre la portería de Carlos y pudo llevarse el partido, pero en ese momento surgió la figura de uno de los asistentes de Reina Fagundo para impedirlo. El juez de línea anuló por supuesto fuera de juego un gol totalmente legal conseguido por Jorge (m. 89) y, no satisfecho con eso, se creció ante las protestas de los aficionados pileños, y se dio el gusto de invalidar otras dos jugadas peligrosísimas, en las que los atacantes que recibieron el balón y que se quedaban solos ante el portero, habían partido de posición correcta.

Jorge empuja el balón, pero el asistente había invalidado la acción por un fuera de juego inexistente
Impotencia por las carencias propias e indignación con el asistente eran los sentimientos reinantes tanto en los jugadores como en los aficionados pileños cuando se escuchó el pitido final, celebrado alborozadamente por la parroquia local, que veía cómo su equipo, con nueve hombres sobre el campo, había conseguido el primer punto de la temporada.

Fue, en general, un mal partido, pero no para olvidar, sino todo lo contrario: hay que analizarlo, para extraer las oportunas conclusiones. El equipo debe seguir trabajando para potenciar las virtudes y paliar los defectos. A ello se van a entregar, sin duda, técnicos y jugadores, pensando ya en el doble compromiso casero que nos espera.

FICHA TÉCNICA

J.D. GINES: Carlos, Felipe, Enrique, Gata, Luis, Maxi, Nacho (Culi), Silvio (Molina), David (Álvaro), Bernal (Pablo) y Quiqui (Víctor).

U.D. PILAS: Alonso, Chiqui (Juradito), Curro, Álex, Quintero, Esteban (Fran), Antonio Estévez, Porras, Rafa (Jorge), Alberto (Yoni) y Anguas.

ÁRBITRO: Reina Fagundo. Expulsó con roja directa a los locales Maxi (m. 71) y Culi (m. 79). Amonestó a Molina, Bernal, Quiqui, Alberto, Juradito y Jorge.