domingo, 15 de diciembre de 2013

El buen trabajo y la fe pudieron con todas las adversidades (0-3)

 

La UD Pilas consiguió su primera victoria a domicilio de forma brillante, y tras superar un sinfín de contrariedades.

Rafa, que estuvo sensacional, decidió el partido con un “hat-trick”.

La UD Pilas se trajo de Benacazón algo más que tres puntos: se trajo también un buen cargamento de autoconfianza y la convicción de que es posible superar las adversidades que a veces plantea la competición, si se hacen las cosas bien y se pone la suficiente fe en el empeño.


El partido se había puesto cuesta arriba ya durante la semana, cuando se pudo comprobar que ninguno de los lesionados iba a poder estar en la convocatoria, al igual que Gabri y Quique, este último víctima del despropósito del árbitro del partido anterior en la redacción del acta. Alberto sí entró, aunque su estado físico no era propicio para disputar un partido, al igual que ocurría con el caso del guardameta Alonso. Este último se vio obligado a hacerlo, ya que Fricu no compareció. Menos mal que, a última hora, un directivo se desplazó desde el estadio del Benacazón hasta el Polideportivo de Pilas para recoger a Carmena, que ya estaba dispuesto para jugar su partido con los juveniles, porque, en efecto, Alonso no pudo aguantar más que el primer tiempo.

A todo ello hay que sumar la labor del colegiado León-Sotelo Román, que castigó a los pileños con un penalti más que dudoso en el m. 10 y con la expulsión de Quintero en el 32, en una supuesta falta al borde del área que en modo alguno podía considerarse ocasión manifiesta de gol, pues el delantero Pájaro no tenía el balón controlado, y además estaba rodeado de otros defensores.

Pero, como decimos, la UD Pilas no se amilanó en ningún momento y luchó titánicamente desde el pitido inicial, sin bajar nunca los brazos, a pesar de las referidas adversidades. José Mari Moreno jugó con Alonso bajo los palos, salvaguardado por Juradito, Quintero, Chiqui y Curro. En el centro del campo, Anguas y Antonio Estévez ocuparon las bandas, siendo la zona central para Fran y Rojas. Porras hacía la media punta, tratando de conectar con el hombre más adelantado, que era Jorge.

A los 10 minutos, el árbitro señaló falta en ataque en un barullo en el área pileña, pero luego hizo caso a las protestas de los locales y cambió su criterio, decretando penalti contra la UD Pilas. Lanzó Francis y rechazó Alonso con una excelente intervención.

Alonso detiene el lanzamiento de Francis
En el m. 25 llegó la primera oportunidad importante para el equipo pileño, tras una falta botada por Antonio Estévez. El balón llegó a Jorge en buena posición, pero un defensor se anticipó, impidiendo su remate. Y en el 32, el árbitro de nuevo cobró protagonismo, al expulsar a Quintero por la falta ya referida, que se lanzaría sin consecuencias.

Porras se entregó a fondo en el esfuerzo
Tras esta expulsión, José Mari Moreno ordenó a Porras ocupar la posición de central junto a Chiqui,
aunque a los pocos minutos cambió de opinión e hizo colocarse en ese lugar de la defensa a Antonio Estévez. La decisión sorprendió a todos, aunque a la postre se demostró que fue muy acertada, dado el enorme partido realizado por el coriano en esa demarcación.

En la recta final de la primera parte ya se vio que Alonso no iba a poder continuar en el terreno de juego, por lo que fue sustituido por Carmena tras la reanudación. Pasó el primer cuarto de hora y el Benacazón fue incapaz de crear una sola ocasión de gol, a pesar de la superioridad numérica. En ese momento, el técnico pileño realizó un cambio que resultaría definitivo para la suerte del partido, ya que retiró a Jorge, que se había vaciado en el esfuerzo, y puso en su lugar a Rafa. Poco después, quitó a Fran y dio entrada a Collado, al que colocó como pivote defensivo, continuando Antonio Estévez en la posición de central.

Carmena se mostró muy seguro durante todo el segundo tiempo
El “Benaca” seguía atascado en la perfecta maraña defensiva tramada por José Mari Moreno y no conseguía crear peligro, salvo en una acción a balón parado en la que Pileño, incorporado al ataque, remató ligeramente desviado (m. 70). Los ataques en tromba de los albicelestes empezaron a dejar espacios atrás y ya en el 72 avisó la UD Pilas, con una jugada personal de Rafa que cedió atrás para que el remate de Rojas se estrellara en el cuerpo de un defensa.

Fue la antesala del 0-1, conseguido por Rafa tras una gran acción de Porras por la banda izquierda, quien sirvió un centro que el delantero pileño transformó en gol casi a cámara lenta, pero con seguridad (m. 78). Unos minutos antes, había abandonado el campo Anguas, muy mermado físicamente tras su enorme esfuerzo, siendo sustituido por Ponce, que de esta manera debutaba en el primer equipo de la UD Pilas.

El Benacazón acusó el golpe y, a pesar de que ya tenía a toda su artillería en el campo, seguía sin encontrar la claridad necesaria para acercarse con peligro a los dominios de Carmena, que se mostraba bastante tranquilo y seguro en sus intervenciones.

Antonio Estévez ejercía de comandante en plaza, indicando a todos los compañeros lo que había que hacer en cada momento. Juradito y Curro en los laterales estuvieron siempre muy atentos y bien ayudados por Rojas, Porras y Collado, que no ahorraron ni una gota de sudor para hacer todo tipo de ayudas y, además, sumarse al ataque cuando la ocasión lo requería. En la misma línea se mostraron Chiqui y Antonio Estévez, despejando con eficacia cuantos balones bombeaba el Benacazón sobre el corazón del área.

El 0-2 llegó tras un despeje de puños de Carmena, que se convirtió en un excelente pase para Rafa quien, tras recorrer más de 50 metros conduciendo el balón y perseguido por un defensa, batió a Carlos con gran calidad. Era el minuto 82 y el partido se ponía muy favorable. Además, se iguararon las fuerzas, pues el árbitro expulsó a Hércules por protestar. A pesar de todo, el equipo siguió muy concentrado y no se confió en absoluto, ya que había tiempo de sobra para que el rival aún pudiera resucitar.

Rafa consiguió el 0-2 tras culminar un contragolpe en solitario
Pero al Benacazón ya le faltaban fuerzas e ideas y el resultado no peligró en ningún momento, a pesar de los muchos balones que los albicelestes ponían en el área desde cualquier lugar del campo. El árbitro decretó cinco minutos de alargue y en el último de ellos, Ponce, que se había ido a la esquina a perder tiempo tras un saque de esquina, encontró hueco para poner un gran centro, que remató Rafa de forma excepcional, marcando perfectamente los tiempos y consiguiendo el 0-3 y su “hat-trick” particular.

El encuentro terminó con una gran ovación de los aficionados de Pilas presentes en el estadio Guadiamar, respondida por los jugadores desde el centro del campo. La expedición pileña se marchó contenta por los tres puntos, pero, además, orgullosa por el enorme trabajo realizado, y por la capacidad demostrada de sobreponerse a todos los contratiempos y ganar de forma tan brillante el primer partido fuera de casa.

Esperamos que este triunfo aporte una fuerte carga de moral al equipo de José Mari Moreno, que despedirá el año recibiendo en casa a La Liara Balompié, en un partido que se disputará el próximo domingo, 22 de diciembre, en horario de tarde (17:00 H).

FICHA TÉCNICA

BENACAZÓN CF: Carlos, David, Moli, Hércules, Pileño, Estévez (Rubio), Cabrera, Manolito (Solís), Pájaro, Francis (Carmona) e Isco (Adri).

UD PILAS: Alonso (Carmena), Juradito, Curro, Chiqui, Quintero, Rojas, Antonio Estévez, Porras (Alberto), Jorge (Rafa), Anguas (Ponce) y Fran (Collado).

ÁRBITRO: León-Sotelo Román. Expulsó con roja directa a Quintero (m. 32) y Hércules (m. 82). Amonestó al local Estévez y a los Visitantes Rojas y Ponce.

GOLES : 0-1: Rafa (m. 78); 0-2: Rafa (m. 82); 0-3 Rafa (m. 95).