domingo, 8 de diciembre de 2013

Victoria con excesivo e inesperado sufrimiento (4-3)

 

Antonio Estévez volvió a ser decisivo, consiguiendo su primer “hat-trick” de la temporada.

En el capítulo negativo hay que anotar las numerosas lesiones, que obligaron al meta juvenil Carmena a actuar como jugador de campo.

A la media  hora de juego, la UD Pilas había conseguido tres goles y había acumulado ocasiones clarísimas para anotar otros tantos. El equipo de José Mari Moreno era un ciclón, que estaba barriendo del campo a su rival, al que pudo noquear de haber tenido un poco más de acierto en las numerosas oportunidades de que dispuso.

A. Estévez abrió el marcador a los dos minutos de partido
El primero lo anotó Antonio Estévez al transformar un penalti de que fue objeto Rafa por parte del meta Javi. Era el último hombre, y la ocasión de gol manifiesta, pero el colegiado decidió castigar al guardameta tan solo con cartulina amarilla, en una jugada clara de expulsión. Era el minuto 3 y la UD Pilas ya mandaba en el marcador.

Tras un remate de Yimi que detuvo bien Alonso, llegó el 2-0 al aprovechar Anguas un error en el despeje del portero para embocar con un toque sutil la pelota en el fondo de la portería (m. 16). Tuvo una buena opción para recortar distancia Cadena, pero resbaló y de ahí nació el 3-0, ya  que el despeje se convirtió en un pase que Antonio Estévez culminó en gol con una perfecta vaselina (m. 18).
Bueno gozó de buenas oportunidades antes de caer lesionado

A estos tres goles siguieron dos oportunidades clarísimas para Bueno y otra para Quintero, quien estrelló su remate en el poste a la salida de un córner (m. 32). Todo parecía controlado y no daba la impresión de que el partido se pudiera complicar en modo alguno.
Quintero estrella su remate en el poste (m. 32)

Sin embargo, extrañamente, a partir de ese momento, los blanquiazules empezaron a mostrarse nerviosos, y a caer absurdamente en provocaciones. En lugar de tocar el balón y asegurar la posesión, se dedicaron a dar pases largos que beneficiaban a sus adversarios, que, poco a poco, empezaron a ganar metros. En el m. 40, Yimi obligó a lucirse a Alonso, que desvió un tiro cruzado muy peligroso.
En el m. 41 se produjo el primer gran contratiempo de la mañana, al tener que retirarse Bueno lesionado, y ser sustituido por Quique. Aún la UD Pilas iba a disfrutar de una nueva y clarísima ocasión, salvada por Javi en el m. 43, al desviar lo justo un centro que ya se disponía a convertir en gol Rafa.

En el último minuto de esta primera parte, sí acertó Cadena, quien recibió un pase en profundidad y superó a Alonso, a pesar de que el portero llegó a tocar el balón. Llegaba de esta forma el 3-1 en uno de esos momentos llamados psicológicos, pues instantes después, el señor González Páez indicaba el camino de los vestuarios.

Más psicológico aún fue el 3-2, conseguido también por Cadena en el primer ataque del Villaverde de la segunda parte (m. 47). Este tanto fue un mazazo para la UD Pilas, que, además, había tenido que quitar en el descanso a Lego, también lesionado, entrando en su lugar Esteban, con lo que Rojas pasó a ocupar posición de central.

Lógicamente, el efecto en la UD Villaverde fue justamente el contrario, y el equipo de Chico empezó a creer en sus posibilidades y a atacar con más fe, ante una UD Pilas que no daba señales de reacción.
José Mari Moreno retiró a Rafa y puso en su lugar a Fran, para tratar de reforzar el centro del campo. Pero lo que nos temíamos ocurrió en el m. 64 cuando una falta en la línea de medios fue rematada de forma inapelable por Puchi, que ponía un asombroso 3-3 en el marcador, cuando aún quedaban más de 25 minutos de partido.
Con este certero remate consiguió Puchi el 3-3

Inmediatamente, el técnico pileño retiró del campo a Alberto y dio entrada a Jorge, que se fue a ocupar posición en ataque, pero solo unos minutos más tarde, cayó lesionado Esteban, que tuvo que ser sustituido por el guardameta Carmena. De este modo, Alonso, también lesionado, se vio obligado a aguantar hasta el final del partido (Fricu tampoco pudo participar en el partido por motivos personales).

El agresor (Yimi) dialoga con el agredido (Quintero)
El choque se volvió bronco y muy tenso. En una de las muchas acciones duras que se produjeron, Yimi propinó un tremendo codazo a Quintero, que le provocó una herida en la cara. El árbitro quiso desentenderse, pero no así su asistente, la juez de línea Torres Gómez, quien le indicó la gravedad de la acción, aunque confundiéndose de dorsal, por lo que fue expulsado Cadena.

En los últimos minutos pudo pasar de todo. La UD Pilas tenía al portero lesionado y jugaba con otro portero, Carmena, como delantero y la UD Villaverde se encontraba en inferioridad numérica, por lo que ninguno de los dos quería arriesgar demasiado. Una acción en la que el colegiado perdonó la segunda amarilla a Quique provocó la ira del banquillo visitante y el técnico Chico fue expulsado.

En el último minuto llegó la acción que decidió el partido. Carmena sorprendió a todos poniendo un pase perfecto que rompió a la defensa y dejó en ventaja a Jorge, quien fue derribado por su perseguidor, cuando se disponía a rematar. El árbitro, otra vez, intentó evadir su responsabilidad, pero, nuevamente, la juez de línea mostró su entereza  levantando el banderín e indicando al colegiado que había visto con claridad el penalti. Afortunadamente, prevaleció el criterio de la asistente y Antonio Estévez transformó la pena máxima, no sin suspense, ya que el portero Yoni (que había sustituido a Javi en el descanso) llegó a tocar el balón.

No hubo tiempo para más y la UD Pilas, de esta forma agónica, se anotó una victoria que debió certificar mucho antes y con mayor claridad. El equipo pileño debe aprender de esta experiencia, para intentar cerrar los partidos con más solvencia cuando los tiene tan de cara como se le puso este. Las lesiones empiezan a castigar a la plantilla y es el momento de que todos sus integrantes se entreguen al máximo en su esfuerzo para evitar que el grupo pierda competitividad en esta fase tan decisiva del campeonato.

FICHA TÉCNICA

UD PILAS: Alonso, Chiqui, Curro, Lego (Esteban) (Carmena), Quintero, Rojas, Antonio Estévez, Alberto (Jorge), Rafa (Fran), Anguas y Bueno (Quique).

UD VILLAVERDE: Javi (Yoni), Capi, Samu, Puchi, Rubén, Cheda (Aguilar), Chita, Prada (Lolo), Cadena, Yimi y Quique.

ÁRBITRO: González Páez. Expulsó con roja directa al visitante Cadena (m. 79) y al técnico Chico (m. 86). Amonestó a los locales Alonso, Bueno y Quique y a los visitantes Javi, Capi, Puchi, Cadena y Lolo.

GOLES. 1-0: Antonio Estévez, de penalti (m. 3); 2-0: Anguas (m. 16); 3-0: Antonio Estévez (m. 18); 3-1: Cadena (m. 44); 3-2: Cadena (m. 47); 3-3: Puchi (m. 64); 4-3: Antonio Estévez, de penalti (m. 94)

Como siempre, en nuestra página de Facebook podéis disfrutar de un amplio reportaje fotográfico, gentileza de José María Pérez.