domingo, 12 de enero de 2014

Buenas sensaciones, buen empate (0-0)

El colegiado anuló un gol a Rafa en el m. 74 por un fuera de juego inexistente, señalado por el juez de línea.

Buen trabajo del todo el equipo, que dominó a su rival la mayor parte del tiempo.

Con un empate sin goles se saldó la visita de la UD Pilas al Complejo Deportivo “Los Caños” de Torreblanca, donde se enfrentó al C.D Diablos Rojos, un rival con el que no se veía las caras desde aquella liguilla de ascenso disputada en la temporada 93/94, que llevó al equipo blanquiazul a la Regional Preferente, de la mano de Curro Cuesta.  

Comparecía la UD Pilas en este difícil escenario (donde solo ha conseguido ganar el Algabeño) después de sumar tres victorias seguidas, que habían colocado al cuadro de José Mari Moreno en la segunda plaza de la tabla, mientras que los capitalinos venían de perder en tres partidos también de forma consecutiva, por lo que se encontraban en la zona media de la clasificación.

Para este encuentro, el técnico pileño confió de nuevo en Carmena para defender la portería, ya que Alonso arrastra problemas físicos y Fricu continúa desaparecido y sin dar ningún tipo de explicación en el club. En defensa, tuvo que actuar una vez más Antonio Estévez como central, acompañado de Quintero y flanqueados en las bandas por Juradito y Curro. En el centro del campo situó un triple pivote, formado por Rojas, Fran y Porras; Anguas y Gabri en las bandas y Rafa como delantero centro.
Fran trabajó muchísimo en el centro del campo, al igual que sus compañeros
El trabajo del equipo fue encomiable desde que echó a rodar el balón, a eso de la una menos veinte del mediodía. Carmena estuvo muy seguro, mostrando un aplomo y una seguridad impropios de su edad. La defensa apenas dio opciones a los rojillos, que solo al final del partido encontraron algunos huecos para poner en verdadero peligro la meta pileña. En esa seguridad sin duda tuvo mucho que ver el incansable trabajo de los tres hombres del centro del campo, que pelearon cada balón con una intensidad infatigable, y buscaron lanzar a sus compañeros de arriba en busca de la portería contraria. Fue precisamente esta última faceta del juego, el ataque, en la que menos inspirado estuvo el equipo, ya que no se crearon muchas ocasiones, y las que hubo no se resolvieron bien, salvo el gol de Rafa, anulado injustamente por el colegiado.

El partido resultó muy disputado y poco brillante para el espectador, pues los dos equipos pelearon mucho, pero el balón apenas aparecía por las áreas, que es donde está la emoción del fútbol. Tras una falta lateral con cierto peligro para los locales, respondió Gabri con un disparo que paró el meta Rafa sin problemas (m. 3).
El portero desvía el lanzamiento de Rafa

Hubo que esperar al m. 25 para ver de nuevo en acción al portero del Diablo Rojos, luciéndose al
desviar a córner un disparo de Rafa con mucha intención. En el m. 28, Antonio Estévez ensayó una de sus especialidades, el córner directo, estrellándose el balón en el pico de la escuadra derecha de la portería. El propio capitán de la UD Pilas volvió a cobrar protagonismo unos minutos más tarde, pero esta vez en su posición de defensa central, al impedir el remate en el segundo palo de Félix (m. 37).
El córner lanzado por A. Estévez se estrella en el pico de la escuadra

Porras desperdició una buena ocasión a los veinte segundos de la reanudación
Tras el paso por los vestuarios, la UD Pilas salió con decisión a por el partido, y a los 20 segundos de juego, una pared extraordinaria entre Rafa y Porras dejó a este último cara a cara con el portero, aunque su remate se marchó por encima del travesaño.

Fue una gran ocasión para haber cobrado ventaja, pero el partido seguía igualado y el Diablos Rojos empezó a sacudirse un poco el dominio pileño, con acercamientos y disparos que resolvió con eficacia Carmena. En el m. 26 llegó otra ocasión clarísima, tras una jugada de Anguas, que pudo terminar en penalti, si el jugador pileño no hubiera intentado seguir, tras la zancadilla que recibió de Rapela dentro del área. Luego Gabri, por el otro costado, también progresó hasta la línea de fondo, pero no resolvió bien.      
Anguas no pudo culminar esta jugada, en la que fue claramente trabado dentro del área

En dos minutos, el colegiado iba a perjudicar seriamente a la UD Pilas, ya que primero perdonó la expulsión a Merino (m. 72) y después anuló un gol a Rafa, conseguido al rematar en el segundo palo y viniendo desde atrás una falta lateral ejecutada por Antonio Estévez. El juez de línea levantó el banderín y el gol no subiría al marcador (m. 74).

En la recta final y con los cambios (sobre todo tras la entrada de Zaldúa), el Diablos Rojos gozó de sus mejores ocasiones: una de Conde, que arrancó en fuera de juego no señalado por el asistente y disparó para que se luciera Carmena (m. 86) y, sin duda, la más clara, protagonizada por Quico, que remató de cabeza fuera, en una posición inmejorable para marcar.     

El bagaje de ocasiones fue, como vemos, muy igualado y eso es lo que reflejó al final el marcador, si bien la UD Pilas se mostró superior durante muchas fases del encuentro y consiguió, además, marcar un gol que podría haber supuesto la victoria, de no mediar el error del juez de línea.

Fue bueno el punto y mejores aún las sensaciones que transmitió el equipo, que parece cada vez más conjuntado y solidario en el esfuerzo. Esperemos que pronto se recuperen los efectivos que siguen fuera de combate, para seguir peleando en ese grupo de cabeza, donde reina una enorme igualdad, como demuestra la tabla clasificatoria.

FICHA TÉCNICA

CD DIABLOS ROJOS: Rafa, Paco (Conde), Migue, Merino, Vázquez, Cala (Pablo), Félix (Zaldúa), Rapela, Rubén, Pipi y Paco (Quico).

UD PILAS: Carmena, Juradito, Curro, Rojas, Quintero, Fran (Esteban), Antonio Estévez, Porras, Rafa (Ponce), Gabri y Anguas (Jorge).

ÁRBITRO: Soria Rivero. Amonestó a los locales Merino, Migue, Vázquez y Rapela y a los visitantes Rafa, Gabri y Porras.     

Síguenos en Facebook y disfruta de un amplio reportaje fotográfico del partido realizado por José María Pérez