miércoles, 15 de enero de 2014

Refuerzos que llegan desde dentro

 
Los aficionados de la UD Pilas estamos de enhorabuena ya que pronto podremos ver de nuevo sobre el terreno de juego a dos hombres tan importantes en nuestro equipo como Juan y José Alberto.
 
El primero de ellos ha decidido volver, revocando así su intención inicial de colgar las botas esta temporada. Los problemas que sufre el equipo en el centro de la defensa por falta de efectivos (ahí sigue jugando Antonio Estévez) y su amor por nuestros colores lo han llevado a tomar esta decisión. El futbolista no ha dejado de entrenar, por lo que su estado de forma no será ningún problema. Sí lo será el hecho de que arrastra de la temporada anterior una sanción de tres partidos, de los cuales ya cumplió el domingo el primero, pues se le hizo la ficha la semana pasada. De este modo, estará en condiciones de jugar para la jornada 19ª, cuando la UD Pilas visita el campo del Calavera CF.
 
Por su parte, José Alberto, lleva prácticamente un año sin jugar tras la grave lesión de rodilla sufrida la temporada pasada. El jugador ya fue operado y lleva meses trabajando sin descanso para recuperarse y poder ponerse a las órdenes de José Mari Moreno. De momento, aún no tiene ficha, pero su reaparición se espera también para las próximas semanas.
 
La otra cara de la moneda la protagoniza Fricu, quien sigue sin aparecer por los entrenamientos y sin ponerse en contacto con la Junta Directiva del club. Recordemos que el guardameta de la UD Pilas no se presentó para el partido de Benacazón, a pesar de estar convocado. Por este hecho, pidió disculpas a sus compañeros y se mostró dispuesto a asumir la medida disciplinaria que el entrenador estimase conveniente adoptar. El domingo siguiente, ante La Liara, José Mari Moreno lo dejó en el banquillo, dando la oportunidad al juvenil Carmena. A partir de ese momento, Fricu ha dejado de ir a los entrenamientos y no se ha puesto en contacto con la Junta Directiva para dar ningún tipo de explicación al respecto.
 
Desde el club confiamos en que el futbolista recapacite y comprenda que quienes trabajamos día a día en el seno de la UD Pilas solo lo hacemos por el bien de nuestro equipo y de nuestros jugadores y que no hay mejor forma de resolver los problemas que afrontándolos, con honestidad y sinceridad. Es algo que todo deportista debe tener en cuenta y más un hombre como él, educado en la disciplina de un club profesional como el Sevilla F.C. Cuanto antes se resuelva esta situación, mejor para todos.