domingo, 2 de febrero de 2014

Reparto de puntos en un intenso partido (0-0)


La UD Pilas suma un nuevo empate fuera de casa y logra mantener la segunda plaza.

Debutó Víctor, el último en incorporarse a la plantilla.

En lo que va de temporada, que son 19 jornadas, la UD ha jugado fuera de casa un total de 9 partidos, de los cuales ha perdido 2 (Cantillana y Villafranco), ha empatado 6 (Ibarburu. Camino Viejo, Gines, Camas, Diablos Rojos y Calavera) y solo ha ganado en Benacazón. Está claro que al equipo de José Mari Moreno se le da mucho mejor jugar en casa, y que lejos del Manuel Leonardo Ventura, aunque mantiene bien el tipo en defensa, le cuesta mucho más encontrar los caminos hacia el gol. Suelen ser campos de césped artificial, muy estrechos, en los que los jugadores pileños no se encuentran cómodos. Los rivales presionan mucho y cuesta encontrar la fórmula para asociarse en ataque de forma precisa y llegar al gol: no en vano 5 de esos empates fueron a cero.

En esta ocasión esa historia se repitió. El Calavera CF metió una intensidad enorme al partido desde el pitido inicial y, a pesar de que la primera llegada fue para Gabri tras un centro de Anguas, en el minuto 2 ya tuvo que lucirse Alonso, al detener un remate de Álex Garrido. Fue solo la primera de una serie de ocasiones que acumuló el equipo local en los primeros veinte minutos, en los que bien pudo haberse puesto por delante en el marcador. Aunque Gabri tuvo una buena oportunidad que no acertó a resolver (m. 6), lo cierto es que el Calavera fue dueño de esa primera porción del encuentro, con ocasiones claras sobre todo para Álex Garrido. Unas veces el acierto de Alonso y otras la falta de puntería de los capitalinos permitieron que el marcador continuara inalterado.

Para este partido, José Mari Moreno cambió ligeramente el dibujo de su equipo, ya que jugó sin un delantero centro puro, alternándose en la posición más adelantada mediocampistas como Gabri, Anguas o Fran. Porras y Rojas se mantenían en el centro y Antonio Estévez escorado en la banda derecha. En la defensa, el técnico pileño dio la confianza a Bernal en sustitución del sancionado Curro, junto con Juradito, Chiqui y Quintero. En esta primera fase del partido, el joven lateral izquierdo se vio superado en algunas ocasiones, en las que tal vez le faltó algún apoyo, pero lo cierto es que poco a poco se fue consolidando, llegando a firmar una segunda parte impecable, al igual que sus compañeros de la zaga.

Una vez que amainó el temporal de esos primeros minutos el partido se fue igualando y los porteros veían con tranquilidad cómo la mayor parte del juego transcurría muy alejado de sus dominios. En un saque de esquina obligó Antonio Estévez a Andrés a despejar de puños un balón que buscaba la red y así terminó la primera mitad.

La segunda parte empezó con un susto en cada portería. Primero despejó Porras en la línea de gol un balón que se colaba, tras un fallo en la salida de Alonso y acto seguido fue Fran quien recibió un córner sacado en corto y golpeó duro, desviando el esférico Andrés de nuevo a saque de esquina.

A pesar de este fulgurante comienzo, la reanudación resultó mucho más equilibrada y el ritmo de juego también se tranquilizó, aunque no la intensidad en la pelea por cada balón. El partido no tenía dueño definido y en el m.55 pudo desequilibrarlo Gabri quien, tras un buen pase de Bernal, se internó en el área, ganándole por velocidad a Serafín. El defensor lanzó una zancadilla, pero el jugador blanquiazul intentó seguir y remató fuera, algo desequilibrado. Seguramente, si se hubiese ido al suelo la jugada hubiese terminado en penalti y expulsión del zaguero, pero no fue así.

De ahí al final, solo cabe reseñar que José Mari Moreno movió el banquillo, haciendo entrar en el campo a Esteban, Alberto, Rafa y Víctor –que debutaba así este año- en lugar de Rojas, Fran, Anguas y Porras respectivamente, pero siguió sin encontrar fluidez para poner en serios aprietos la meta contraria.

La ocasión más clara fue para Peca (m. 75), que remató en inmejorable posición una buena jugada de ataque del Calavera, luciéndose una vez más Alonso, quien logró desviar un balón que parecía que iba camino del fondo de su portería.

Fue, en resumidas cuentas, un encuentro muy disputado, en el que hubo que pelear con fiereza en cada metro del campo y por cada balón. El equipo pileño defendió con solvencia, pero le faltó algo de llegada y de definición cuando se acercaba al área rival. El empate, pues, puede considerarse un buen resultado, y más teniendo en cuenta que solo el Algabeño consiguió sumar tres puntos en esta jornada, que resultó muy propicia para el actual líder.

Ahora toca pensar en el próximo partido ante el Camino Viejo, que será vital para mantener las aspiraciones de seguir en posición privilegiada. No será fácil, pero estamos seguros de que nuestro equipo pondrá lo mejor de sí mismo para brindar a su afición una nueva victoria.

FICHA TÉCNICA

CALAVERA CF: Andrés, Agustín, Fernando, Serafín, Paco, Carlos, Gerardo (Peca), Cebolla (Abel), Álex Garrido, Pablo Moreno e Isaac (Farfán).

UD PILAS:  Alonso, Juradito, Bernal, Chiqui, Quintero, Rojas (Esteban), Antonio Estévez, Porras (Víctor), Fran (Alberto), Gabri y Anguas (Rafa).

ÁRBITRO: Gaviño Marín. Amonestó a Paco, Isaac, Porras, Anguas, Antonio Estévez y Fran.