domingo, 6 de abril de 2014

Domingo negro

Un mal primer tiempo, condena a la UD Pilas a una derrota que al final no mereció.

Los futbolistas de Pilas tuvieron que enfrentarse a numerosos factores adversos, incluido su estado de shock emocional.

La mañana empezó a torcerse muy pronto. Antes de llegar al campo del Trajano, la expedición de la UD Pilas ya venía recibiendo las horribles noticias que llegaban desde nuestro pueblo. Algunos de los futbolistas tienen relaciones muy cercanas –incluso familiares- con los jóvenes accidentados y esa tragedia sobrevoló todo el partido, incluido el calentamiento previo.

El equipo se las tuvo que ver, además, con un Trajano que en su casa es muy eficaz, apoyado por su afición, que se mostró, una vez más, tremendamente agresiva no solo con el trío arbitral, sino incluso con los jugadores y aficionados pileños, a los que insultaron y provocaron reiteradamente.

El Trajano salió a por todas desde el pitido inicial. Así, ya en el minuto 1, provocó un córner que remató fuera Pistolo. El peligro a balón parado, tan temido por José Mari Moreno, empezaba a aparecer. Respondió Anguas, con una buena acción personal que finalizó con un disparo, atajado por Manu.

Muy pronto, en el m. 7, se iba a mover el marcador. Tras un saque de banda, se produjo un centro al área, que remató Gálvez, al que apenas molestó Juradito. Carmena desvió el balón, que, tras rebotar en el larguero, fue a parar a la cabeza de Chicho, quien, completamente solo en boca de gol, solo tuvo que empujarlo al fondo de la portería.

Otra vez tocaba remar a contracorriente a domicilio. El Trajano, además, seguía presionando y disfrutó de un par de buenas ocasiones, antes de que Gabri lograra empatar el partido. El delantero pileño remató a la red un buen servicio de Rafa, tras jugada personal (m. 16).
Gabri empuja a la red el servicio de Rafa. Era el 1-1

Apenas había transcurrido un cuarto de hora, y con el 1-1 empezaba otro partido. El problema fue que también en esta coyuntura el Trajano se mostró más solvente, sobre todo en las áreas. En defensa, desbarataba sin problemas los intentos de ataque de los pileños (salvo en un centro que remató mal de cabeza Antonio Estévez) y en ataque, se seguía acercando con peligro sobre el área pileña.

En un pelotazo largo, el balón superó a Chiqui y fue a pies de Gálvez quien desde la línea de fondo, y prácticamente sin ángulo, optó por disparar a puerta. Le salió una volea perfecta, que superó a Carmena, convirtiéndose en el 2-1 (m. 23).

Este gol ponía de nuevo el partido muy cuesta arriba, sobre todo porque, como decimos, el Trajano se mostraba muy seguro atrás y los ataques pileños siempre morían antes de llegar al área de Manu. Aun así, la escasa diferencia en el marcador hacía albergar esperanzas de que en cualquier momento podría llegar el empate. Todo se complicó aún más cuando en el alargue de la primera parte, un saque de esquina fue rematado por Gálvez, sin oposición, al fondo de la red.

Anguas llega antes que el portero y establece el 3-2 en el marcador
El 3-1 ya anunciaba lo que vino a ocurrir en la segunda parte: ataque desesperado de la UD Pilas y
defensa con todos los medios a su alcance (y los que permitió el árbitro) de la UD Trajano. Más aún cuando en el m. 55, Anguas aprovechó un balón largo para anticiparse a Manu y poner el 3-2 en el marcador. Quedaba mucho partido y la ilusión de puntuar regresó a los jugadores y aficionados pileños. José Mari hizo cambios. Fue dando entrada a Ponce, Rojas, Fran y José Alberto por Porras, Juradito, Alberto y Antonio Estévez respectivamente. Jugó con defensa de tres e incluso llegó a poner a Quintero como delantero. Pero todo fue en balde. Ya apenas se jugaba al fútbol. El Trajano, que se quedó con un hombre menos en el m. 88, se las ingeniaba para que el balón no estuviera en disputa más de dos minutos seguidos.

Al final estuvieron todos los hombres de ataque, pero fue en vano
Tras múltiples parones provocados por lesiones, balones que no volvían al campo, discusiones, amonestaciones, cambios… el colegiado prolongó el choque 5 minutos, de los que la mitad estuvo el juego parado. No obstante, hubo tiempo para que Gabri fuera objeto de un penalti clarísimo cuando se disponía a rematar a gol, pero Vargas Muñoz, no se atrevió a pitarlo y, no conforme con eso, expulsó a Rafa por las protestas. Los 50 metros que separan el campo del Trajano de los vestuarios, que el trío arbitral debe transitar sin protección alguna, pesan mucho y en esta ocasión volvió a demostrarse.

Al final, nueva decepción fuera de casa, y la sensación de que se había dejado pasar una oportunidad buenísima para haber tomado clara ventaja con respecto a los rivales. De todos modos, una vez acabado el partido, en las caras de los futbolistas y en sus conversaciones, no había lugar para el fútbol, ni para los puntos ni para la clasificación. Todo era pesar por la noticia de la tragedia ocurrida en nuestro pueblo, que a esas horas ya estaba confirmada. Regreso doloroso, y a pensar en la próxima jornada.

FICHA TÉCNICA:

UD TRAJANO: Manu, Angulo, Emilio (Javi), Fran, Cristian, Pistolo, Morato, Carlos, Gálvez (Ganfornina), Calero y Chicho (Juanlu).

UD PILAS: Carmena, Juradito (Rojas), Chiqui, Juan, Quintero, Porras (Ponce), Antonio Estévez (José Alberto), Alberto (Fran), Rafa, Anguas y Gabri.

ÁRBITRO: Vargas Muñoz. Expulsó por doble amarilla al local Morato (m. 88) y con roja directa a Rafa (m. 92). Amonestó a Emilio, Pistolo, Carlos, Javi, Anguas, Juan, Cabri y José Alberto.

GOLES: 1-0: Chicho (m. 7); 1-1: Gabri (m. 16); 2-1: Gálvez (m. 23); 3-1: Gálvez (m. 45); 3-2: Anguas (m. 55).

No hay comentarios:

Publicar un comentario