viernes, 16 de mayo de 2014

La UD Pilas pone rumbo a Preferente


La UD Pilas podría ascender a Regional Preferente esta misma jornada. Para ello sería necesario que el Calavera no ganase su partido del domingo, que disputará en su casa ante el Torre Reina. En caso de que los capitalinos consiguieran la victoria, el conjunto pileño aún necesitaría sumar como mínimo dos puntos más en las dos jornadas que quedan. Quiere ello decir, obviamente, que un triunfo en el próximo partido en casa ante el Diablos Rojos certificaría el pasaporte de los pileños hacia la nueva categoría.

Para poder llegar a esta situación, era necesario ganar en el partido adelantado a la noche del jueves en Los Palacios ante La Liara Balompié, algo que consiguió la UD Pilas con una solvencia que sabe a ascenso. El partido firmado por los blanquiazules fue excelente. Sería injusto destacar a ninguno de los jugadores, ya que TODOS estuvieron sobresalientes  y se comportaron como lo vienen haciendo en las últimas jornadas: como un EQUIPO, en el que todos defienden, todos pelean cada balón con denuedo en cada metro del campo y salen al ataque con velocidad, criterio y una enorme ambición.

El partido no era fácil, ya que La Liara en su casa es un equipo peligroso, que ha conseguido ganar muchos partidos. Además, el conjunto palaciego buscaba asegurar matemáticamente la permanencia, por lo que los de Sergio Moguer saltaron al césped artificial del estadio Las Marismas con una gran intensidad. En el minuto 6 tuvo que intervenir Alonso, para detener un disparo de Alberto Zurdo, que había culminado un buen contragolpe. 

Pero tras ese susto inicial, comenzó a carburar la maquinaria blanquiazul, y poco a poco, se empezó a poner de manifiesto la superioridad de los pileños. Corría el m. 12 cuando Juan Antonio, en posición de extremo derecho, realizó una jugada prodigiosa, que culminó con un centro perfecto, rematado de cabeza por Antonio Estévez. El balón superó al portero, pero no fue gol porque lo evitó sobre la línea un defensor, que se ayudó para ello del brazo. El esférico llegó a la frontal del área, donde Chiqui enganchó un disparo espectacular, que se coló por la escuadra derecha de la meta de José Miguel.

Se ponía bien el partido, y mucho mejor cuando en el m. 25 Antonio Estévez (que ya antes estuvo a punto de conseguir uno de sus peculiares goles olímpicos) remató de cabeza al fondo de las mallas un saque de esquina botado por Gabri. 

A partir de ese momento, llegaron unos minutos en los que la UD Pilas perdió un poco el control del centro del campo, y La Liara se acercó más sobre la meta de Alonso, sobre todo en los saques de banda, jugada que el equipo palaciego ejecuta metiendo el balón en el corazón del área, por muy lejano que esté el lugar desde donde se realice. En el m. 39, en una acción en la que Curro quedó lesionado en el suelo, los jugadores de la Liara continuaron la jugada y a punto estuvo de marcar Joaquín, que remató desviado un buen servicio desde la derecha.

Precisamente, uno de esos largos saques de banda dio lugar a que el equipo local acortara distancias, al decretar Heredia García penalti por mano de Rojas en su intento de despeje, a pesar de que el jugador pileño tenía el brazo pegado al cuerpo. Marcó Jairo y con ese inquietante 1-2 nos fuimos al descanso. 

Para la segunda parte, nos temíamos una salida en tromba de La Liara, que realizó hasta tres cambios en el descanso, y el conjunto palaciego lo intentó, pero se encontró con una UD Pilas que no le dio ningún tipo de opción, ni en jugadas elaboradas ni en balones colgados, en los que siempre se impusieron los defensores y el portero Alonso. Por el contrario, eran los ataques pileños los que más peligro creaban, como ocurrió en el m. 46, con un remate de Juan Antonio que golpeó en la mano de un defensor (ahora el árbitro no aplicó el mismo criterio), un disparo de Fran que paró José Miguel (m. 51) o un balón que sacó bajo los palos Morillo, tras remate otra vez del almonteño Juan Antonio (m. 55).

El choque quedó visto para sentencia en el m. 58, cuando Antonio Estévez recogió un rechace en el borde del área y acertó a batir de nuevo al meta local. José Mari retiró entonces del campo a Fran, que tenía una tarjeta amarilla, y dio entrada a Esteban en su lugar.

El 1-3 y la superioridad que estaba mostrando la UD Pilas hicieron mella en la moral de los locales, que cada vez atacaban con menos convicción. Los pileños, por su parte, seguían percutiendo 
en la defensa rival, y Gabri pudo marcar, primero en un mano a mano que remató fuera y más tarde en otra acción clarísima, en la que fue derribado dentro del área, sin que el árbiro señalara la correspondiente pena máxima. 

Salió Gabri y entró Anguas y una internada suya, cortada por Morillo, supuso la expulsión del central de La Liara, con lo que el partido parecía ya francamente resuelto. Precisamente Anguas el autor de la jugada que, tras rechazar el meta José Miguel, convirtió Juan Antonio en el 1-4 definitivo. Juradito, Ponce y José Alberto también tuvieron algunos minutos y ya en la recta final pudo aumentar la ventaja Porras con un remate de cabeza que se estrelló en el larguero.

Fue, en resumen, un triunfo rotundo y un partido completo de la UD Pilas, un equipo que está mostrando en esta recta final de temporada su mejor cara. De este modo, victoria tras victoria, el cuadro blanquiazul se encuentra a las puertas de escribir otra brillante página de su historia: un nuevo ascenso.

Ahora no podemos fallar. Este cuerpo técnico, esta plantilla, esta junta directiva, este pueblo, merecen lo que está a punto de culminarse. La afición tiene que ser consciente de ello y darse cita en masa en las gradas del Manuel Leonardo el próximo domingo. Entre todos, tenemos que conseguir que ese partido sea una fiesta, una auténtica marea blanquiazul que lleve en volandas a los nuestros hasta el objetivo final.

FICHA TÉCNICA

LA LIARA BALOMPIÉ: José Miguel, David, Julio, Morillo, Campos, Alberto (Alain), Alberto Zurdo (Borja), Joaquín, Navas, Palacios (Tapia) y Jairo (Jarana).

UD PILAS: Alonso, Chiqui, Curro, Juan, Lego (Juradito), Rojas (José Alberto), Antonio Estévez, Porras, Fran (Esteban), Gabri (Anguas) y Juan Antonio (Ponce).

ÁRBITRO: Heredia García. Amonestó al local Alberto y a los pileños Fran, Rojas y Juan Antonio.

GOLES: 0-1: Chiqui (m. 12); 0-2: Antonio Estévez (m. 25); 1-2: Jairo, de penalti (m. 44); 1-3: Antonio Estévez (m. 58); 1-4: Juan Antonio (m.77). 

No hay comentarios:

Publicar un comentario