miércoles, 27 de agosto de 2014

Subcampeón, con aires de campeón.

La UD Pilas consiguió en la noche de ayer el segundo puesto en el Trofeo "Antonio Almendro" de Castilleja de la Cuesta, que se adjudicó el equipo de esta localidad. Se trataba de un triangular en el que primero jugaron UD Pilas y Sevilla FC División de Honor de Juveniles. En este choque, se impusieron los pileños por 1-0, y también en los penaltis por 3-0 (Alonso detuvo los tres lanzamientos de los sevillistas).

La organización cambió el orden del segundo choque, que enfrentó al Castilleja con el Sevilla FC DH. El resultado fue de 2-0 para los locales. Y en el tercero y definitivo, se impuso el conjunto de José Antonio Granja al de José Julio Monsalves por 1-0.

Estos son los datos, que determinan la clasificación final del trofeo, si bien, el desarrollo de los acontecimientos permite análisis y matizaciones muy convenientes para valorar adecuadamente lo sucedido.

En el primer partido, José Julio alineó a Alonso, Juradito, Soldán, Lego, Quintero, Esteban, Rojas, Juanma, Bueno, Ponce y Anguas. Fue un enfrentamiento muy táctico, con dos equipos que presionaban mucho en el centro del campo, y cuyas defensas se imponían a las delanteras. Anguas tuvo un lanzamiento muy peligroso a balón parado desde la frontal del área que estrelló en la barrera y Juradito cruzó en exceso un buen remate por la derecha. En el haber sevillista hay que anotar un cabezazo de Mesa, que se marchó fuera. A la media hora, Bueno, lesionado, fue sustituido por Cañada.

En el m. 39 llegó el gol de la victoria. Alonso sacó muy largo, el balón superó a los centrales tras el bote y Anguas, muy listo, lo recogió a sus espaldas para batir a Samuel de perfecta vaselina. En la posterior tanda de penaltis, todo el protagonismo fue para Alonso, que detuvo los tres lanzamientos de los sevillistas, mientras que por la UD Pilas marcaron Cañada, Ponce y Anguas.

En el segundo enfrentamiento, el Castilleja se mostró netamente superior a un equipo juvenil del Sevilla FC muy renovado y con chicos todavía poco curtidos. Los locales marcaron por medio de Oli (m. 2) y Martín (m. 28), por lo que aventajaban a los pileños en el coeficiente de goles.

En el tercer y definitivo choque, la UD Pilas saltó con Burgos, Juradito, Curro, Jurado, Quintero, Esteban, Rojas, Porras, Cañada, Anguas y Gabri. En el transcurso del juego, Esteban y Rojas fueron sustituidos por Samir y Ponce, respectivamente.

El haber estado una hora sin jugar afectó a los pileños, que sufrió los envites iniciales de un Castilleja, que aún conservaba la inercia del partido anterior, a pesar de haber introducido seis cambios en sus filas. No obstante, los de José Julio se defendían bien y la meta de Burgos no pasaba apuros. Fue en una jugada desgraciada como llegó el gol, ya que Morilla quiso centra pero le dio mal al balón. Este se fue envenenando y terminó entrando por la escuadra, sin que ni Burgos ni Juradito pudieran hacer nada por evitar el tanto (m. 9).

A partir de ese momento, la UD Pilas tomó el mando del partido y dominó por completo al Castilleja hasta el pitido final, que llegó con los once jugadores de Granja metidos en su área, defendiendo los ataques pileños.

Fue un gran despliegue de juego y dominio, al que solo le faltó el premio del gol. Cañada y Esteban tuvieron oportunidades clarísimas para conseguirlo, pero no estuvieron atinados.

Al final, el Castilleja fue el vencedor de su trofeo y la UD Pilas se tuvo que conformar con la segunda plaza. No obstante, nos quedamos con la gran imagen ofrecida, que nos invita sin duda al optimismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario