domingo, 5 de octubre de 2014

La UD Pilas se atasca ante un rival más eficaz (2-3)

 

Volaron los tres puntos del Manuel Leonardo, algo que no ocurría desde el 10 de marzo de 2013

La UD Soleá sacó máximo provecho a las jugadas a balón parado, su mayor punto fuerte.

Llegó la primera derrota en casa, en un partido en el que la UD Pilas se encontró con un rival que le tejió una red de la que no fueron capaces de escapar los hombres de José Julio Monsalves, a pesar de haberse adelantado en el marcador al filo de la media hora.

La UD Soleá es un buen equipo, muy combativo, con jugadores de calidad, que se fajan bien en el cuerpo a cuerpo y que se sienten cómodos actuando incluso al filo del reglamento. Además, el cuadro de Marcos Márquez tenía muy bien estudiada a la UD Pilas y supo taponar las vías de creación del cuadro blanquiazul, colocando férreas marcas sobre hombres como Gabri y Anguas, que en contadas ocasiones lograron superar a sus adversarios. Por último, hay que hacer referencia al juego a balón parado, en el que el conjunto sevillano demostró gran pericia, gracias a la envergadura de algunos de sus hombres y al excelente golpeo de balón de Narci, su mejor jugador.

Ya en el minuto 6, estuvo a punto de marcar Gote al rematar en el segundo palo una falta lateral, que superó a la defensa y a Burgos, el portero juvenil que sustituyó al lesionado Alonso. Tras ese susto inicial, los blanquiazules empezaron a tomar el mando del partido, no sin dificultad, dada la enorme oposición que ejercía el Soleá en el centro del campo. Esteban peinó de cabeza un balón que se marchó fuera, por poco (m 10), y poco después, Ponce protagonizó una gran internada, que finalizó sin remate.

El 1-0 (Anguas) llegó en el m. 27
La mayor superioridad pileña coincidió con los minutos en que Anguas estuvo más inspirado. Primero provocó la tarjeta amarilla de Juanma, y, acto seguido, firmó una brillante acción personal que terminó en derribo dentro del área y en el correspondiente penalti. El propio Anguas lo transformó, consiguiendo el 1-0 (m. 27). Sólo dos minutos más tarde, de nuevo Anguas penetró en el área y sirvió un gran pase que Porras no acertó a rematar. Fue una gran ocasión para haber puesto más tierra de por medio, pero Porras eligió mal la opción, ya que en vez de rematar directamente, intentó controlar el balón, y lo terminó perdiendo.

Tras el descanso, el Soleá salió volcado sobre la portería pileña, y pronto iba a encontrar el premio del gol. Sólo habían transcurrido 6 minutos, cuando, tras una jugada en la que hubo una clara falta no señalada sobre Juradito, hubo un centro que Burgos despejó de puños en corto. Narci recogió el rechace en el borde del área y disparó flojo y raso. El balón tocó en la pierna de un defensor y cambió por completo su trayectoria, por lo que nada pudo hacer el meta para que se alojara en el fondo del marco.

Este gol hizo mucho daño a los locales, a los que se le nublaron las ideas. Los hombres de ataque no aparecían, y tenían que ser centrocampistas (Porras) o defensas (Quintero) los que intentaran llegar con peligro sobre la meta de Guti.

No había claridad y los visitantes, poco a poco, se iban haciendo con el control del partido. En el m. 62, tuvo que emplearse a fondo Burgos ante Narci, y en el m. 65 el árbitro señaló una mano de Soldán justo al borde del área. Ejecutó Narci a la escuadra y el portero juvenil de la UD Pilas hizo una espectacular parada a mano cambiada. Sin embargo, a la salida del posterior córner, la pelota cayó en poder de Adri, quien desde fuera del área enganchó un zurdazo imparable.

Con 25 minutos por delante y con 1-2 en el marcador, José Julio dio entrada a Juan Antonio en lugar de Esteban, pero el tiempo pasaba y las ocasiones no terminaban de llegar. A 10 minutos para el final, el entrenador pileño decidió arriesgar al máximo y retiró a los dos laterales, dando entrada a Juanma y a Nacho, con lo que pasó a jugar con tres defensas.

Nacho tuvo el empate en sus botas en el m. 81, pero remató fuera y solo dos minutos más tarde, un balón de Porras para este mismo jugador, sirvió para que este asistiera a Ponce, que marcó el 2-2, ante las protestas de los visitantes que reclamaban fuera de juego.

Ponce consiguió el 2-2 en el m. 83. Aun así, no fue suficiente para puntuar
Parecía que el empate podía ser el mal menor para un partido muy gris de los pileños, pero de nuevo volvió a aparecer Narci para botar magistralmente una falta cercana a la línea divisoria. La zaga pileña defendió mal y Quini, libre de marca, remató a placer el 2-3 en el m. 89.

El remate de Quini, libre de marca, sentenciaba el partido
Quedaba un minuto más el alargue, pero ya no se jugó más. Jugadores visitantes en el suelo, discusiones, tarjetas (Rojas fue expulsado), fue todo lo que pudimos ver en esos instantes finales. Para colmo, se apagó una torre de iluminación, lo que aprovechó el árbitro para decretar el final del partido, sin que se hubiese disputado ni un solo minuto de tiempo añadido. La explicación que dio el colegiado al delegado pileño fue que había tomado esa decisión porque el ambiente estaba muy caliente entre los jugadores. Una decisión perfecta para quien gana, pero nada convincente para quien pierde, que podía haber dispuesto de al menos cinco minutos más para buscar el empate.

El partido se perdió y los jugadores pileños volvieron a comprobar que esta categoría no perdona. Los errores se pagan muy caros y es imprescindible dominar todos los elementos que conforman el fútbol, ya sea con el balón en disputa, ya sea con el juego detenido. Todavía queda mucho que aprender y hay que seguir trabajando con la convicción de que hay mucho margen de mejora.

Ahora, toca jugar dos partidos fuera (Viso y Bellavista), lo que se aprovechará para resembrar el césped del estadio, que ya no se volverá a pisar hasta la visita del Puebla. Confiamos en que esta derrota no suponga ningún menoscabo en la moral de los futbolistas, que han demostrado estar capacitados para competir ante cualquier rival.

FICHA TÉCNICA

UD PILAS: Burgos, Juradito (Juanma, m.79), Curro (Nacho, m.79), Soldán, Quintero, Esteban (Juan Antonio, m. 67), Rojas, Porras, Ponce, Anguas y Gabri.

UD SOLEÁ: Guti, Agu (Robe, m.82), Valerio, Adri, Gote, Abraham (Abel, m. 59), Juanma (Caro, m. 70), Sergio García (Quini, m.72), Alberto, David Vega y Narci.

ÁRBITRO: Expósito Jaramillo. Expulsó por doble amarilla a Rojas. Amarillas para los locales Soldán, Esteban, Porras y Nacho y para los visitantes Adri, Gote, Juanma, Caro y Robe.

GOLES: 1-0: Anguas (de penalti, m. 27); 1-1: Narci (m. 51); 1-2: Adri (m. 67); 2-2: Ponce (m. 83); 2-3: Quini (m. 89)

No hay comentarios:

Publicar un comentario