domingo, 9 de noviembre de 2014

La UD Pilas cae ante un Nervión más agresivo y eficaz que brillante


Después de muchísimos años dedicados a tareas informativas en el mundo del fútbol, hemos tenido que esperar a este 9 de noviembre de 2014 y a la visita a Pilas de la AD Nervión para ser testigos de dos hechos que no habíamos vivido nunca en esta larga trayectoria.

Uno tiene que ver con el entrenador Antonio Rueda y no nos referimos a su histriónica
Antonio Rueda recrimina algo a "Álvaro"
forma de comportarse en el banquillo, pues ya hemos visto alguna vez otras parecidas (si bien es cierto que sus protestas hincándose de rodillas en el terreno de juego son difíciles de superar). Lo verdaderamente insólito ha sido que se dirigiera al árbitro constantemente por su nombre (“Álvaro”), con una familiaridad verdaderamente inaudita en el mundo del fútbol. Es posible que el señor Rueda esté inaugurando una costumbre que termine por imponerse entre los entrenadores de todos los equipos, pero, hasta ahora, no habíamos visto nunca nada parecido.

Como tampoco habíamos visto nunca que un jugador de fútbol, una vez acabado un partido y ya junto a la puerta del estadio, se encarara violentamente no solo con algunos aficionados, sino también con los periodistas que allí estábamos haciendo nuestro trabajo. Con todo, lo más grave no es eso, sino la amenaza proferida (con palabras que no vamos a reproducir)  a propósito de nuestra presencia en el Polideportivo Antonio Puerta en el partido de vuelta. Sabemos los nombres de los protagonistas y tenemos fotos de esos incidentes, pero no las vamos a publicar por no echar más leña al fuego ni dar protagonismo a unos “deportistas” que mostraron un comportamiento absolutamente deleznable. En cuanto al partido de vuelta, si en el mes de marzo de 2015 España sigue siendo un país democrático y libre, allí estaremos para llevar a nuestros seguidores la información, tal y como venimos haciendo desde hace ya tantos años.

En lo que respecta al partido en sí, hay que decir que la UD Pilas trabajó y generó fútbol como para haber obtenido al menos el premio del empate, pero el equipo de José Julio no terminó de adaptarse al “combate” propuesto por el Nervión. Esta misma semana, el técnico Antonio Rueda justificaba en la prensa deportiva sevillana  la fama que está adquiriendo su equipo en la categoría, afirmando que “somos agresivos, pero no violentos”. Podemos dar fe de que esa fama está bien ganada. Desde el pitido inicial, los amarillos impusieron una intensidad y un ardor en cada acción que daban miedo. Varias entradas durísimas y algún que otro codazo en los saltos precedieron a la primera cartulina amarilla que “Álvaro” no tuvo ya más remedio que mostrar a Pulet en el m. 9.

A pesar de esta puesta en escena, la UD Pilas no le perdió la cara al choque y trató de responder jugando bien al fútbol, y ya en el m. 7 llegó la primera jugada polémica del encuentro, cuando un centro fue desviado claramente por un defensor con el brazo, sin que ni el colegiado ni el asistente quisieran sancionar el correspondiente penalti.

El conjunto pileño fue el que más dominó en la primera mitad, aunque no lograba crear ocasiones claras, ante la aguerrida defensa visitante. Anguas, que jugó muy mermado físicamente, recibió una agresión en el m. 32 merecedora de la expulsión, aunque García del Valle, una vez más, fue condescendiente y Selu sólo vio cartulina amarilla.

La segunda jugada polémica tuvo lugar en el área pileña, cuando Chiqui despejó mal un balón en dirección a su propia portería y los visitantes reclamaron gol, al entender que el cuero había rebasado la línea de meta antes de que Fricu consiguiera despejar. El juez de línea, muy bien situado, dejó seguir la jugada.

Los jugadores pileños celebran el empate, conseguido por Chiqui
El marcador no se movería hasta la recta final de esta primera parte. Primero golpeó el Nervión con un buen contragolpe, culminado por Pulet, quien le ganó en velocidad a la defensa pileña (m. 40). En el último minuto, una falta lateral golpeada por Anguas fue rematada en el segundo palo por Chiqui libre de marca, consiguiendo establecer la igualada antes del descanso.

Tras la reanudación, el Nervión salió algo más suelto y decidido a buscar la portería contraria y pisó más el campo pileño en los primeros minutos. No obstante, los de José Julio también buscaban el gol y en el m. 59 estuvo a punto de marcar Anguas tras una jugada ensayada, pero su chut fue bien desviado por Víctor. Sólo unos minutos más tarde, la suerte se alió con los capitalinos, ya que Lego resbaló al despejar un balón que dominaba con claridad, lo que dejó a Selu solo ante Fricu, al que batió con comodidad (m. 64).

Fue un golpe duro y cruel, por la forma como se había producido el tanto. Pero en el vocabulario de la UD Pilas no está el verbo rendirse, por lo que los blanquiazules siguieron buscando la igualada con ahínco. Porras protagonizó una gran acción personal, culminada con un disparo que se marchó alto (m. 71).

Al filo de la media hora pudo sentenciar el Nervión en una acción bien trenzada que remató Cristian, luciéndose Fricu. Acto seguido, fue el otro guardameta, Víctor, quien dejó constancia de sus cualidades al detener un peligroso disparo de Nacho.
La UD Pilas no dejó de buscar el empate, aunque sin éxito
La clave del partido pudo estar en el m. 89, en una jugada en la que Bueno desde la línea de fondo sirvió para Cañada, quien remató fuerte, escupiendo el balón el travesaño, cuando ya Víctor estaba batido. La suerte, tan decisiva a veces en el fútbol, se había decantado definitivamente del lado del líder.

De ahí al final ya poco se jugó. El Nervión hizo dos cambios y hubo que atender a varios jugadores amarillos, entre ellos a Chuma, quien se permitió el lujo de gritar a viva voz que iba a tirarse al suelo para perder tiempo, cosa que finalmente hizo, sin que el árbitro castigara su arrogancia.

De este modo, el Nervión se llevó los tres puntos y sale aún más reforzado en su condición de líder del estadio Manuel Leonardo Ventura, donde los pileños han cedido ya dos derrotas, ante dos equipos que guardan ciertas similitudes en su forma de concebir el fútbol y a la que los jóvenes futbolistas pileños no terminan de adaptarse. Ahí tiene el técnico un terreno más en el que trabajar para mejorar.

FICHA TÉCNICA

UD PILAS: Fricu, Chiqui, Soldán, Lego (Curro, m. 85), Quintero, Esteban (Nacho, m. 65), Rojas (Fran, m. 85), Porras, Bueno, Anguas (Cañada, m. 71) y Gabri.

AD NERVIÓN: Víctor, Tato, Dani, Chuma, Thais, Finidi, Cristian (Ale, m. 90), Pulet (Cisco, m. 60), Selu, Yeray (Agustín, m. 49) y Recio (Pitu, m. 94).

ÁRBITRO: García del Valle. Amonestó a los locales Soldán y Chiqui y a los visitantes Pulet, Finidi, Selu y Tato.

GOLES: 0-1: Pulet (m. 40); 1-1: Chiqui (m. 45); 1-2: Selu (m. 64)
Los capitanes y el trío arbitral, antes del comienzo del partido

No hay comentarios:

Publicar un comentario