domingo, 23 de noviembre de 2014

La UD Pilas no pasa del empate (0-0) ante un correoso Torreblanca

Gabri conduce perseguido por dos contrarios
La UD Pilas acumula su cuarto partido consecutivo sin conocer la victoria, tras cosechar un empate a cero en el encuentro de la jornada 12ª disputado en casa ante el Torreblanca CF. Este choque podía considerarse como una especie de respiro en el calendario, en medio de una serie de enfrentamientos con los equipos de la zona alta y se estimaba muy importante no fallar, para anotar una victoria que afianzara la posición de los blanquiazules en la zona tranquila de la tabla. Sin embargo, el Torreblanca se mostró como un rival tremendamente correoso, peleón y muy difícil de batir, ante el que la UD Pilas se estrelló, sin encontrar en ningún momento los cauces atacantes propicios.

El partido empezó con muy buenas sensaciones para los locales. La baja de Porras no fue cubierta por un centrocampista de sus mismas características, por lo que la zona ancha la ocupaban Juanma y Rojas, acumulándose hasta cuatro h
ombres de ataque (Juan Antonio, Ponce, Nacho y Gabri). Esta vocación ofensiva del equipo se tradujo en que en los primeros cinco minutos, ya se habían producido tres ocasiones clarísimas de gol: un remate de cabeza de Juan Antonio (m. 1) y una doble oportunidad, primero de Ponce y luego de Juan Antonio, que salvó Ceballos, cuando el tanto parecía inevitable. En el m. 12, de nuevo Juan Antonio tuvo el gol en su cabeza, pero su remate se marchó desviado.

Juan Antonio tuvo dos ocasiones en los primeros minutos
Tras este gran arranque local, hacia el m. 15 los de José Santizo empezaron a reaccionar y ya Rey hizo trabajar a Fricu con un disparo raso, que el meta pileño detuvo bien. A partir de ese momento, el juego se equilibró y entró en una fase de tremenda lucha en el centro del campo, pero sin claridad atacante en ninguna de las áreas.
Ponce volvió a ser titular y jugó los 90 minutos
En el m. 26, José Julio se vio obligado a hacer el primer cambio por lesión de Nacho, sustituido por Juan Anguas, que volvía tras los problemas padecidos en las últimas semanas. Suya fue la mejor oportunidad pileña antes del descanso, en una acción en la que penetró bien en el área, que terminó sin consecuencias.
Tras el paso por los vestuarios, el entrenador local decidió dar entrada a Bueno en lugar de Gabri, con lo que Juan Antonio retrasó su posición para tratar de abrir huecos partiendo desde la media punta. La UD Pilas mantenía en el campo a muchos hombres de ataque, pero no había fluidez en el juego y las ocasiones brillaban por su ausencia.
Los de Torreblanca se defendían bien y buscaban el ataque sin complejos, por lo que el partido era de ida y vuelta, aunque los porteros seguían sin pasar verdaderos apuros. Por parte pileña, en la primera media hora de esta segunda parte, tan sólo Juan Antonio y Juradito lograron penetrar bien por la banda derecha, pero sus centros no encontraron rematador. Los visitantes, por su parte, hilvanaron una buena jugada de ataque en el m. 32, cortada en primera instancia por Juradito y luego por Juan.
La polémica llegó en el m. 85, cuando el colegiado anuló un gol a Tirso, a instancias de su asistente, que apreció mano del jugador visitante en la acción. A pesar de las protestas de los de Santizo, el gol no subió al marcador. En los minutos finales, la UD Pilas siguió atacando como durante todo el partido: sin claridad, sin fluidez y sin seguridad, ya que el mal estado del terreno de juego provocaba que los jugadores pileños no pudieran llegar con combinaciones y, además, se sintieran inseguros, porque el resbalón podía llegar en cualquier momento, y provocar el contragolpe del rival.
El capitán Juan salta para despejar un centro
De este modo se llegó al final, con el empate inicial en el marcador, que deja un regusto amargo a ambos contendientes: a los pileños por las dificultades mostradas en el juego de ataque y por haber dejado escapar una oportunidad de seguir haciéndose fuertes en casa y sumar una nueva victoria, y a los capitalinos por ese gol postrero anulado, que les podría haber permitido sumar los tres puntos.
Ahora toca visitar otra plaza de gran categoría, como es el Leonardo Ramos de La Rinconada, para enfrentarse al equipo de Andrés Millán, plenamente metido en la pelea por los puestos de ascenso. Allí deberán intentar los de José Julio recuperar su mejor versión para conseguir algo positivo, dadas las grandes prestaciones que hasta ahora está ofreciendo el equipo rinconero.
Por otra parte, cabe esperar que las actuaciones que se van a llevar a cabo sobre el terreno de juego de nuestro estadio tengan el efecto esperado, pues su estado actual es un inconveniente de gran importancia para los nuestros, tal y como ha quedado patente en los últimos partidos.
FICHA TÉCNICA
UD PILAS: Fricu, Juradito, Soldán, Juan, Quintero, Juanma, Rojas, Juan Antonio, Ponce, Nacho (Anguas, m. 26) y Gabri (Bueno, m. 45).
TORREBLANCA CF: Ceballos, Contreras, Diego, Tirso (Nene, m. 89), Antonio, Raúl Cabrera, Abel, Rey (Gali, m. 85), Cayón (Juani, m. 78), Pichaco (Miguel, m. 68) y Rico (David, m. 93).
ÁRBITRO: Sánchez Oliver. Amonestó a los locales Nacho, Gabri y Bueno y a los visitantes Rico y Raúl Cabrera.
GOLES: No hubo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario