domingo, 1 de febrero de 2015

Pundonor y oficio para mantener una racha impresionante (0-1)

La UD Pilas se impuso por la mínima a un Huévar que vendió muy cara su derrota.

Los jugadores pileños dedicaron la victoria a Porras, ausente por la muerte de su abuela.

La UD Pilas volvió a ganar, y lo hizo en un campo que tradicionalmente se le había negado y ante un equipo que este año, en su casa, sólo había caído ante el Nervión. Fue una victoria, pues, de mucho mérito,  más trabajada que brillante, ya que los pileños se pusieron por delante a poco de comenzar el encuentro, y luego tuvieron que sufrir las acometidas constantes de un Huévar que no dejó de buscar el gol del empate durante los 98 minutos que duró el encuentro.

Ante la baja de última hora de Porras, José Julio optó por jugar de nuevo con tres centrocampistas puros (Juanma, Rojas y Fran), con Anguas y Nacho abiertos a las bandas y Bueno como hombre más adelantado. En la parte de atrás, el técnico repitió con Fricu bajo los palos, Chiqui y Soldán en los laterales y Lego y Quintero en el centro de la zaga.

Lego consigue el único tanto del partido
Una falta en la línea de medios botada por Anguas al segundo palo, fue rematada por Chiqui, incorporado al ataque, respondiendo Maraver con una buena parada. Pero el rechace lo recogió Lego que, ahora sí, acertó con el fondo de la portería con gran eficacia.

Era el minuto 5 y quedaba prácticamente todo el partido por delante. El Huévar CF, muy necesitado de puntos, no se vino abajo por este duro golpe. Los hombres de Rafa García buscaron con ahínco la portería de Fricu, imponiéndose en la mayoría de los balones disputados en el centro del campo. En esa zona ancha, los locales tocaban con más rapidez y acierto para evitar la presión, algo que no conseguía hacer la UD Pilas.

Fruto de ese dominio, llegaron algunas ocasiones, como un contragolpe culminado por Carmona al
Rojas hizo un gran trabajo en la recuperación de balones
lateral de la red (m. 15) y una falta muy peligrosa botada por Vázquez, que Fricu (que realizó otro excelente partido) despejó con los puños. La mejor opción para los locales llegaría, sin embargo, en una falta lejana lanzada para el remate, pero que nadie tocó, y el balón, tras botar en el suelo, se encaminaba hacia el fondo de la portería junto al palo derecho. Ahí surgió la mano de Fricu, en una intervención prodigiosa, evitando el tanto.

La UD Pilas se defendía bien, pero no lograba enlazar salidas peligrosas en ataque. Una acción de Nacho neutralizada por Kaba fue lo más reseñable de esta primera mitad para los visitantes, que seguían encontrando enormes dificultades para superar la presión del Huévar en el centro del campo.

Tras el descanso, José Julio intentó solucionar esa falta de llegada dando entrada a Gabri en lugar de Nacho. La primera jugada de la reanudación fue prometedora, pues terminó en una falta muy peligrosa en la frontal del área, que Anguas estrelló en la barrera. Pero pronto el partido volvió a la tónica de la primera parte. El Huévar tenía más posesión de balón y llegaba con asiduidad al área pileña, aunque sus hombres de ataque no conseguían resolver ninguno de estos intentos.

Kaba y Bueno pugnan por la pelota
El central Kaba, que pisó más el área pileña que la propia en esta segunda parte, remató mal en buena posición (m. 62) y unos instantes después (m. 65) era Soldán quien se anticipaba para despejar un balón que se paseaba por el área en busca de rematador.

Los ataques hervenses no eran muy claros, pero sí constantes, incluyendo los saques de bandas laterales, que eran auténticos saques de esquina al primer palo, donde los hombres altos como Lolo, Saúl y Kaba, hacían trabajar y sufrir constantemente a la defensa pileña.

José Julio refrescó el equipo, dando entrada a Esteban, Cañada y Juradito en lugar de Fran, Anguas y Bueno, respectivamente. Pero el juego de ataque seguía atascado y sólo en una falta botada por Anguas se acercó verdaderamente al gol la UD Pilas, con un remate de Chiqui que se marchó rozando el larguero. Por lo demás, los intentos de montar contragolpes siempre terminaban en falta, con un último pase defectuoso, o en fuera de banda.

En el m. 74 hubo una jugada protestada por parte local, cuando el árbitro señaló falta tras un choque entre Kaba y Fricu en el área pequeña. No hubo ni siquiera gol anulado, pues el posterior remate de Andoni se produjo cuando ya el colegiado había hecho sonar su silbato.

Los minutos finales fueron de acoso total del Huévar, que lo intentó con todos los recursos a su alcance, aunque con nula fortuna. La UD Pilas apretó los dientes, corrió lo indecible, defendió en bloque y consiguió alcanzar el minuto 98 con gran sufrimiento, pero con la satisfacción de haber conseguido un objetivo muy difícil y valioso.

El pitido final dio paso a una enorme alegría por esta victoria, dedicada al compañero Porras. Con ella, el equipo se sitúa 4º en la tabla, con 37 puntos y con el objetivo de la salvación virtualmente conseguido. El próximo domingo nos visita el At. Algabeño, en un choque que, sin duda, despertará el interés de la afición, por el cartel del partido y por el momento que está atravesando su equipo, gracias al enorme trabajo que viene realizando semana tras semana.

FICHA TÉCNICA:

HUÉVAR CF: Maraver, Nico, Juanma, Kaba, Iván (Lolo Moreno, m. 80), Adri (Barbecho, m. 69), Vázquez (Andoni, m. 54), Ismael, Lolo, Saúl y Carmona (Nando, m. 69).

UD PILAS: Fricu, Chiqui, Soldán, Lego, Quintero, Juanma, Rojas, Fran (Esteban, m. 60), Bueno (Juradito, m. 80), Anguas (Cañada, m. 75) y Nacho (Gabri, m. 45)

ÁRBITRO: Tejado Gutiérrez. Amarillas para el local Ismael y para los pileños Soldán, Juanma, Gabri y Fricu.

GOL: 0-1: Lego (m. 5)

No hay comentarios:

Publicar un comentario