lunes, 23 de marzo de 2015

Excesivo castigo para una UD Pilas que dio la cara ante el líder


Zayas lamenta una oportunidad perdida

Crónica: Manuel Hernández Salado

Difícil encuentro el que afrontaba la UD Pilas la tarde del domingo en el IMD Antonio Puerta de Nervión teniendo que visitar al destacado líder de la categoría, fortísimo en su estadio, y que, además, afrontaba el partido con la idea de finiquitar casi de manera definitiva su ascenso a 1ª Andaluza.

Durante el partido se pudieron ver las dos caras más opuestas que tiene este maravilloso deporte. Mientras un equipo, con toda la ilusión del mundo,  quería jugar y disputar el partido de tú a tú ante el líder, en igualdad de condiciones y sin entrar en ningún tipo de trifulca, de una manera muy sana y digna, por el otro lado, se trabajaba una victoria con argumentos deleznables,  con un entrenador “un poco particular”, recurriendo  de manera muy triste a insultos, pellizcos, pisotones y demás, cuando el árbitro y asistentes no miraban,  o no querían mirar, con la única intención de alterar e intimidar al contrario.

Imagen del "marcaje" de Cuba a Ponce.

En lo meramente deportivo, pudimos observar dos partes bien diferenciadas. En la primera mitad de la contienda,  se pudo apreciar un partido bastante igualado, con una UD Pilas bastante condicionada por las dimensiones tan pequeñas del  terreno de juego.  Bueno pudo adelantar a los suyos nada más comenzar, pero Víctor Colchero despejó de manera muy acertada el disparo del delantero pileño. Diez minutos más tarde, sería Ponce quién podría haber puesto a su equipo por delante, pero no llegó por muy poco al último pase que lo plantaba delante del portero, tras una gran combinación de los nuestros. Los pileños controlaban el encuentro pero faltos de la claridad necesaria en la línea de tres cuartos que hiciera más fácil la llegada a la portería rival. Por su parte, Recio pudo adelantar a los suyos al término de los primeros  45 minutos. Primero mandó a las manos de Fricu un testarazo en franca posición, y posteriormente,  tras buena jugada personal, no acertó a mandar entre los tres palos su derechazo.

Chiqui es agarrado en su intento de progresar con el balón
En la segunda parte,  ya con un equipo pileño trastornado y condicionado por una doble vara de medir arbitral muy casera, el Nervión hizo gala de su gran verdad en cuanto a argumentos futbolísticos de refiere: la efectividad.  Muy pronto (m.47), Chico abriría la lata para los suyos aprovechando un gran pase de Pulet a la espalda de la defensa.  Zayas, que poco después sería incomprensiblemente expulsado, la tuvo muy clara en el 50 para empatar, pero lanzó arriba un balón que quedó muerto en el área tras un despeje erróneo de Tato, que lo había dejado en bandeja. En el 65, fue Selu quien puso tierra de por medio en el luminoso. Cuba la colocó perfecta al corazón del área  para que éste, con un gran cabezazo, la metiera en la escuadra.  Veinticinco minutos restaban de partido y la UD Pilas se encontraba con uno menos y una losa encima demasiado pesada e inmerecida. Aun así, con coraje, los de José Julio nunca dejaron de intentarlo hasta el final, siempre que el contrario no recurría a sus argumentos anteriormente citados (Ponce acabó con el brazo molido por los pellizcos).  Sería  Recio a pase de Chico, en el 81, quien pusiera el tercero y definitivo para su equipo, dejando así un engañoso resultado por lo abultado del mismo.

Que en el fútbol debe imperar la deportividad,  parece que no todo el mundo lo tiene claro. Que los árbitros son jueces, que como tales, deben impartir justicia, cada vez parece más una utopía sólo para los amantes del fútbol puro y verdadero.  Pero aun así, no van a poder jugar con la ilusión de un pueblo y el imperial trabajo de un grupo tan joven como valioso, que debe mantener la cabeza muy alta y sentirse orgulloso de sus 90 minutos de ayer.

Toca pensar desde ya en el Cerro, rival directo en esta ilusionante lucha (es 5º clasificado con sólo 2 puntos menos) que recibimos en el Manuel Leonardo la próxima jornada, previa a un corto descanso obligado por el calendario. A buen seguro, con el apoyo de la afición, lograremos sacar este partido adelante y seguir muy vivos en la bonita disputa por el ascenso.

FICHA TÉCNICA:

A.D.N ERVIÓN: Víctor Colchero, Cuba, Dani, Tato, Yeray (79’ Agustín), Finidi, Chico, Pulet (72’ Cristian), Selu (85’ Chuma), Luis A., Recio (83’ Pepe Camacho). 

U.D.PILAS: Fricu, Chiqui, Soldán, Zayas, Quintero, Esteban (63’ Juanma), Rojas, Porras, Bueno, Ponce (51’ Anguas) y Cañada (68’ Fran).  Juan y Alonso se quedaron en el banquillo.

ÁRBITRO: Carlos Horacio de Jesús Ortego. Amonestó a  Cuba, Finidi, Pulet, Tato y Cristian por el Nervión; Ponce, Quintero, Zayas (x2), Fricu, Cañada y Porras la vieron por parte de la UD Pilas.



GOLES: 1-0: Chico (m. 47); 2-0: Selu (m. 65); 3-0: Recio (m. 81)

No hay comentarios:

Publicar un comentario