domingo, 15 de marzo de 2015

Fiesta grande en el Manuel Leonardo

 

Imponente exhibición de pundonor y fe en la victoria ante una afición multitudinaria y enfervorizada con su equipo.

La Junta Directiva de la UD Pilas puso en marcha durante la semana una campaña para fomentar la presencia de aficionados en el Manuel Leonardo Ventura, confiando en que un buen ambiente en el campo y una victoria ante el Tomares serían el mejor bálsamo para curar las heridas provocadas por el arbitraje del domingo pasado.

La estrategia funcionó a la perfección. La afición respondió y el coliseo pileño presentó un aspecto que recordaba viejos tiempos (cerca de un millar de personas presenciaron el partido) y, además, el equipo consiguió los tres puntos en el último suspiro del choque, lo que sirvió para que la victoria fuera saboreada y jaleada el entusiasmo de fiesta grande por la parroquia pileña.

Ante las bajas que asolaban al equipo, José Julio alineó a Fricu bajo los palos; una defensa con Juradito y Lego como laterales, quedando la zona central para Zayas y Quintero. El centro del campo fue para Esteban, Rojas y Fran: Gabri y Anguas en las bandas y Bueno como referencia en ataque.

El primer tiempo fue muy igualado y con pocas ocasiones de gol. Los dos equipos plantearon una lucha intensa en el centro del campo, pero escasearon las llegadas al área. Hubo sólo varios disparos que, o bien detuvieron los guardametas sin problemas, o bien se marcharon desviados.

El decorado del partido cambió tras el paso por los vestuarios. Desde el primer momento se pudo ver a una UD Pilas que se fue arriba en busca de la victoria, mientras el equipo tomareño acumulaba gente atrás, y confiaba su suerte a un contragolpe ganador.

Juradito, en posición de ataque
En el m. 53 Anguas creó la primera ocasión de claro peligro, salvada por Sica de forma providencial. El juego se desarrollaba en su mayor parte en la parcela visitante y los pileños empujaban. Con los laterales muy adelantados (Juradito hizo un trabajo excelente) y buscando asociaciones en la línea de medios, la UD Pilas llegaba una y otra vez al área del Tomares pero la defensa amarilla hacía bien su trabajo, evitando que el meta Sebas se viera en verdaderos apuros.

El equipo de Ché llegó a balón parado, en una falta lateral que Jesús Vega estuvo cerca de rematar (m. 62). Pero el dominio era claramente pileño y de nuevo probó fortuna Anguas con un disparo que detuvo con alguna dificultad Sebas (m. 67).

En el m. 72 invalidó el juez de línea una penetración de Bueno que había partido en posición correcta. Por unas causas o por otras, la UD Pilas no conseguía sacar fruto a su dominio. José Julio puso en liza a Ponce y a Cañada en detrimento de Fran y de Anguas, pero los acercamientos al área seguían siendo baldíos, a pesar de la insistencia pileña.

Magífico el gol de Bueno en el tiempo añadido
En el m. 85 estuvo a punto de marcar Quintero, con un remate de cabeza a la salida de un córner que se marchó desviado cuando ya se cantaba el gol en la grada. Poco antes, había entrado en el cambo Bernal, en sustitución de un exhausto Juradito. Así se llegó al minuto 90, en el que Gabri vio su segunda amarilla y fue expulsado, al igual que Álvaro, éste con roja directa. El jugador pileño, que se sintió injustamente tratado por el árbitro, perdió los nervios y tuvo que ser sujetado por sus compañeros.

En tiempo de alargue, con diez jugadores cada equipo y con un Tomares amurallado en su área
acariciando el empate, llegó la jugada decisiva: un balón de Cañada al interior del área que controló perfectamente Bueno, quien batió a Sebas con un derechazo perfecto e inapelable.

Bueno abraza a Carmena, que estuvo presente en el partido
La explosión de júbilo fue indescriptible. Quedaba un minuto, que aprovechó José Julio para dar entrada a Juan por Bueno, que recibió una de las más grandes ovaciones que hemos oído en el Manuel Leonardo en los últimos años. En los compases finales, la afición coreó a los suyos y profirió cánticos de ánimo a la UD Pilas, lo que contribuyó a que el sabor a fiesta fuera total cuando el colegiado decretó el final del partido.

Los jugadores devolvieron los aplausos desde el centro del campo, escenificando así una comunión entre equipo y afición que ojalá se afiance e incluso crezca. Ese es, sin duda, el mejor camino para seguir creciendo.

La UD Pilas recupera la 2ª plaza y sigue inmersa en la pelea de los elegidos. Todavía queda mucho por jugarse, pero la ilusión y el trabajo que derrocha este equipo están ahí y se van a mantener hasta el final, sea cual sea el desenlace de esta apasionante liga.


FICHA TÉCNICA

UD PILAS: Fricu, Juradito (Bernal, m. 85), Lego, Zayas, Quintero, Esteban, Rojas, Fran (Ponce, m. 60), Bueno (Juan, m. 95), Anguas (Cañada, m. 75) y Gabri.

UD TOMARES: Sebas, Fran Loma, Manu, Lucas, Gonzalo (César, m. 73), Álvaro, Jesús Vega (Tete, m.63), Sica, Cotán (Pedro, m. 85), Cordón y Enrique (Dani, m. 80).

ÁRBITRO: Garrido Molina. Expulsó por doble amarilla a Gabri (m. 89) y con roja directa a Álvaro (m. 89). Amarillas para los locales Bueno, Esteban, Lego y Zayas y para los visitantes Cotán, Jesús Vega, Fran Loma y Tete.

GOL: 1-0: Bueno (m. 94)

No hay comentarios:

Publicar un comentario