lunes, 30 de marzo de 2015

La UD Pilas se topó con un buen rival y con otro mal árbitro


Antes del partido hubo pasillo de honor para el Tor del Rey cadete, que ha conseguido el ascenso a 2ª Andaluza a falta de tres jornadas.

Cervecería Los Galgos colaboró con el club donando 2 Kg. de gambas para la rifa del partido.

Al hacer una crónica, nos gusta describir jugadas, hablar de goles, de planteamientos tácticos, de emoción… de fútbol. No queremos hacer mención a los árbitros. Es algo que suele sonar a excusa repetitiva y vacía. Sin embargo, una vez más, y ya van demasiadas, nos vemos obligados a denunciar la lamentable actuación de un trío arbitral, comandado por el señor Ruso Fernández, que se mostró increíblemente parcial y ayudó al equipo visitante cada vez que tuvo ocasión.

Billy consigue el 0-1
Vaya por delante que el Cerro es un gran equipo y que puso en liza sus muchas virtudes futbolísticas para llevarse el partido. La UD Pilas, por su parte, primero se vio superada por el rival y después no fue capaz de aportar lo que el partido demandaba, en parte por el desquiciamiento que el árbitro provocó en los jugadores durante todo el tiempo que estuvo el balón en juego y, especialmente, en la segunda parte. Basta con aportar un dato: el colegiado mostró a los pileños ocho cartulinas amarillas y dos rojas, mientras que los cerreños se quedaron con dos amarillas, a pesar de que el comportamiento de los jugadores de ambos equipos fue muy parejo durante todo el partido. Es normal, pues que surjan la incredulidad y la irritación ante la actitud de un juez que parecía empeñado en favorecer a una de las partes en litigio.

Burgos fue el encargado de defender la portería pileña ante la baja de última hora de Fricu y al portero juvenil le tocó sufrir el poderío del AD Cerro a balón parado en los primeros minutos de juego. De hecho, el 0-1 llegó en el m. 5 cuando Billy remató en el segundo palo un balón prolongado por un compañero en un saque de esquina.

Tras algún susto más en balones aéreos, llegó el empate, gracias a una genialidad de Ponce, que controló con una maestría impropia de su edad un balón que le llegaba llovido y, tras un perfecto movimiento, habilitó a Bueno para que este estableciera el empate (m. 16).

Bueno aprovecha el magnífico servicio de Ponce para establecer el 1-1

La igualdad volvió al marcador y también al juego, de modo que se entró en una fase en la que ninguno de los contendientes se imponía claramente sobre su rival. Se creaba poco peligro y este llegaba a favor del Cerro, normalmente a balón parado. De este modo, en una falta lateral, despejó de puños Burgos y el balón rebotó en la pierna de Ricardo, que la había levantado quizás excesivamente (pudo haber juego peligroso) y terminó en el fondo de la portería.

Con el rival de nuevo por delante en el marcador, la UD Pilas siguió intentando llegar con peligro ante la meta de José y gozó de una ocasión clarísima en el minuto 44, cuando Ponce sirvió de nuevo para Bueno, quien remató de cabeza en posición franca, ligeramente desviado.

En el segundo tiempo, la AD Cerro, consciente de la importancia del botín que tenía en sus alforjas, cerró espacios y dio un pasito atrás, esperando resolver el partido al contragolpe. La UD Pilas atacaba, pero sin la claridad suficiente como para poner en verdaderos apuros a José. De hecho, los remates de Rojas, Quintero o Bueno fueron inofensivos. Por su parte, Sergio Hurtado se encontró con una magnífica respuesta de Burgos en un disparo a bocajarro.

En el m. 62 hubo una acción muy polémica, ya que el asistente anuló por fuera de juego muy dudoso una internada de Bueno que se quedaba solo ante el portero, quedando así abortada la posibilidad del empate. En el 75 tuvo una gran ocasión Cañada, pero su vaselina no logró superar al portero visitante.

El juego transcurría entre la impotencia de los pileños para superar a su adversario y la
Ponce pudo empatar, pero su remate se estrelló en el larguero
horrible actuación del colegiado, que sacaba de quicio a los jugadores de José Julio Monsalves. Ruso Álvarez perdonó hasta en dos ocasiones la expulsión de Billy, dejaba sin amonestación entradas por detrás, desplazamientos de balón con la intención de perder tiempo… y se mostraba implacable con los blanquiazules a los que mostraba cartulina amarilla en cuanto veía la más mínima posibilidad.

La ocasión más clara de conseguir el empate fue para Ponce, que estrelló un buen remate en el larguero, cuando ya el portero estaba batido.

Los cinco minutos de alargue no se jugaron. Una salida de Burgos a la altura del banquillo visitante para interceptar un contragolpe dio paso a una trifulca entre jugadores de uno y otro equipo que costó la cartulina roja a Juan, sin que hubiera castigo para ningún futbolista capitalino. Una vez calmados los ánimos, el técnico del Cerro pidió desde el banquillo al colegiado con gestos ostensibles que pitara el final, cosa que este hizo en cuanto se puso el balón en movimiento, impidiendo así la posibilidad de que la UD Pilas pudiera intentar un último arreón en busca del empate en esos minutos añadidos que el propio árbitro había decretado.

No satisfecho con esto, aún el señor Ruso Álvarez, camino ya de los vestuarios, castigó un poco más a la UD Pilas con una amarilla a Lego y la expulsión de Juan Anguas, por protestar.

Fue un traspié importante, pues era un rival directo, que ahora supera a la UD Pilas en la clasificación. El equipo pileño baja hasta la 4ª plaza y se distancia en cinco puntos de la segunda. No obstante, quedan 6 partidos por disputar y aún no está dicha la última palabra. Los de José Julio Monsalves acumulan dos derrotas consecutivas (Nervión y Cerro) que han provocado que esa plaza de ascenso se aleje un poco, pero quedan muchos enfrentamientos directos y con 18 puntos en juego, cualquier cosa puede ocurrir.

Esperamos en esa recta final tener un poco más de suerte con los árbitros. Como se suele decir, no queremos que nos den nada, pero tampoco que nos quiten. La ilusión, desde luego, no nos la va a robar nadie.


FICHA TÉCNICA

UD PILAS: Burgos, Juradito (Chiqui, m.67), Soldán, Lego, Quintero, Esteban (Fran, m. 55), Rojas (Cañada, m. 65), Porras, Bueno, Anguas y Ponce.

AD CERRO: José, Ricardo, Sigüenza, Ulises (Rubio, m. 83), Jacinto, Yoni (Norberto, m. 89), Billy, Juanma (Jorge, m. 68), Sergio Hurtado, Pana y Nene (Agu, m. 47).

ÁRBITRO: Ruso Álvarez. Expulsó a Juan (m. 90) y a Anguas, una vez acabado el partido. Amarillas para los locales Burgos, Soldán, Lego, Quintero, Rojas, Porras, Chiqui y Fran y para los visitantes Ricardo y Billy.

GOLES: 0-1: Billy (m. 5); 1-1: Bueno (m. 17); 1-2: Ricardo (m. 35)

No hay comentarios:

Publicar un comentario