domingo, 12 de abril de 2015

La fe pudo más que la adversidad (0-1)

Meritoria victoria de la UD Pilas, que se sobrepuso a los múltiples factores que tuvo en su contra.

Hay partidos en los que sale a relucir de forma especial el sello de un equipo, su compromiso, su fe y su capacidad de superar todo tipo de adversidades. Así ocurrió en la tarde ayer en el CD Los Caños, donde la UD Pilas consiguió imponerse por 0-1 al Torreblanca, a pesar de las difíciles condiciones que tuvo que afrontar la escuadra dirigida por José Julio Monsalves.

De entrada, el conjunto blanquiazul contaba con las bajas de Juan, Juradito, Soldán, Juanma, Gabri y Juan Anguas. Además, Bueno estaba tocado y a última hora también anunció su ausencia Porras, por lo que la expedición sólo estuvo formada por 15 hombres, cuatro de ellos juveniles (Burgos, Ponce, Bernal y Valladares).

Valladares y Bernal volvieron a vestir la camiseta del primer equipo
La baja inesperada de Porras obligó al técnico a retrasar la posición de Cañada y a alinear de inicio a Bueno, a pesar de que no había entrenado en toda la semana. El delantero asumió la responsabilidad y realizó un partido extraordinario, pleno de esfuerzo y sacrificio, a pesar de su lógica limitación física.


Desde el pitido inicial pudimos comprobar que la UD Pilas no estaba dispuesta a dejarse influir por estos inconvenientes y los once hombres que saltaron al terreno de juego se emplearon al cien por cien para superar a un Torreblanca que se estaba jugando algo tan importante como sellar su permanencia en la categoría. De este modo, los primeros minutos fueron de dominio pileño, si bien las llegadas al área contraria no generaban demasiado peligro. La mejor ocasión fue para Bueno, que aprovechó una mala cesión de Contreras para intentar batir a Ceballos por alto, aunque la vaselina no superó al meta local.

El juego transcurría sin claras ocasiones de gol, pues ambas escuadras controlaban bien el partido en el aspecto defensivo. En el m. 28 el árbitro amonestó a Quintero por una falta en el centro del campo, que supondrá la baja del central pileño para el próximo partido. Otra decisión muy discutible del colegiado fue la de mostrar amarilla a Ponce, que cayó dentro del área del Torreblanca, supuestamente por simular, aunque lo cierto es que el defensa tocó la pelota y el delantero se fue al suelo por la inercia de la carrera.

En el m. 35 llegó la mejor ocasión del Torreblanca en todo el partido, en un balón que quedó franco para Pichaco, cuyo remate encontró una magnífica respuesta por parte de Fricu.

En el inicio de la segunda parte, la UD Pilas volvió a recuperar el dominio y en una gran acción individual, Cañada fue derribado en el borde del área. La falta la botó Lego, quien con un perfecto golpeo con la zurda, batió a Ceballos, consiguiendo el 0-1. Inmediatamente después, José Julio ordenó la retirada de Fran, sustituido por Bernal, que pasó a reforzar la defensa.

Lego pone el balón lejos del alcance de Ceballos. Un golazo.
El Torreblanca acusó el golpe y en los minutos posteriores la UD Pilas gozó de varias ocasiones para haber aumentado la renta, especialmente por parte de Bueno. Quedaba mucho tiempo por delante y, lógicamente, los locales apretaron, intentando llevar el balón al área de Fricu con un juego muy directo pero carente de precisión. La defensa y el portero pileños estuvieron inconmensurables en esta faceta, despejando todos los balones que llegaban, muchos de ellos procedentes de faltas laterales muy dudosas que el árbitro concedía una y otra vez a los hombres de José Antonio Lara.

Muy injusta fue la primera cartulina amarilla que vio Rojas (m. 23) sólo por quejarse de que, estando en el suelo tras recibir un golpe, los jugadores rivales quisieran levantarlo a la fuerza. En el m. 29 vio la segunda (esta sí fue clara), por lo que fue expulsado. La UD Pilas se quedaba con diez con 20 minutos de juego por delante y los locales aprovecharon para arreciar en sus arremetidas sobre el área pileña. Pero todo fue en balde. Los jugadores pileños redoblaron su esfuerzo y corrieron hasta la extenuación para tapar todas las vías que llevaban a la meta de Fricu, que también se mostró muy seguro cada vez que tuvo que intervenir.

A falta de diez minutos, Nacho sustituyó a Cañada y ya en la recta final, Valladares vistió por segunda vez la camiseta del primer equipo de la UD Pilas, en sustitución de un exhausto Bueno.

Con mucho sufrimiento, pero sin padecer ocasiones de peligro realmente claras, se llegó al pitido final, que liberó el júbilo de la parroquia pileña, especialmente del grupo de jugadores que habían defendido con orgullo la camiseta y veían premiado su tremendo esfuerzo con esta importante victoria.

La satisfacción fue enorme al final del partido

Para el próximo partido caerán por sanción Quintero y Rojas, pero ayer quedó claro que en este equipo siempre hay que confiar en los que juegan y los que salten al terreno de juego la próxima jornada ante el Rinconada seguro que van a dar lo mejor de sí mismos para intentar agarrarse al sueño del ascenso hasta el final.

FICHA TÉCNICA

TORREBLANCA CF: Ceballos, Cayón (Sito, m. 75), Rubio, Contreras, David, Antonio (Juani, m. 75), Mejías (Óscar, m. 60), Felipe, Pichaco (Alfredo, m. 65), Nono (Víctor, m. 65) y Raúl.

UD PILAS: Fricu, Chiqui, Lego, Zayas, Quintero, Esteban, Rojas, Cañada (Nacho, m. 80), Bueno (Valladares, m. 88), Ponce y Fran (Bernal, m. 53).

ÁRBITRO: Praena Delgado. Expulsó con roja directa al local Sito (m. 92) y por doble amarilla al visitante Rojas (m. 74). Amonestó por el Torreblanca a David, Antonio, Pichaco y Víctor y por la UD Pilas a Quintero, Ponce y Bernal.

GOL: 0-1: Lego (m. 52).

No hay comentarios:

Publicar un comentario