domingo, 13 de septiembre de 2015

La categoría enseña sus garras



La UD Pilas se vino de vacío tras un flojo partido y una reacción demasiado tardía


Al margen del resultado, el partido disputado por la UD Pilas en el Polideportivo Josabed Pérez de Mairena del Alcor ante La Barrera CF deja un mensaje bien claro para las huestes de José Julio Monsalves: lo difícil que va a ser sumar tres puntos en todos y cada uno de los partidos que disputen en esta liga, sobre todo cuando actúen como visitantes.

Un campo de césped artificial más pequeño que el Manuel Leonardo, un rival experimentado, poderoso físicamente, que presiona sin cesar y no deja maniobrar en el centro del campo, un juego directo o a balón parado difícil de neutralizar y un arbitraje malo, siempre tendente a favorecer a los de casa: esos fueron los factores que no pudieron neutralizar los blanquiazules y a los que deben ir acostumbrándose cuanto antes, pues es fácil imaginar que se los van a encontrar en muchas ocasiones a lo largo de la temporada.

Al margen de estas circunstancias, o quizás a causa de ellas, lo cierto es que no fue un buen partido de los pileños. Sin temor a equivocarnos, podemos generalizar y afirmar que todos los futbolistas estuvieron por debajo de sus posibilidades. Casi nada salió bien y sólo un arreón final pudo provocar que al menos un punto quedara en nuestro casillero.

Alonso tuvo que ser sustituido al cuarto de hora de partido
La Barrera comenzó mandando en el encuentro con balones a la espalda de la defensa y ya en los minutos 8’ y 10’ estuvo a punto de abrir el marcador el delantero Soto con sendos remates de cabeza comodísimos dentro del área pequeña, aunque afortunadamente se fueron desviados. Al cuarto de hora se lesionó Alonso que tuvo que ser sustituido por Maraver, que de esta forma se enfundaba por primera vez la camiseta pileña en competición oficial.

La primera buena ocasión para los blanquiazules llegó tras un saque de esquina, cuando Gabri golpeó con fuerza el balón a la base del poste, pero Carlos respondió con una magnífica intervención. Fue un espejismo, porque sólo unos minutos más tarde llegó una jugada clave en el partido: una picardía de Richo, que ya se salía por la línea lateral del área y dejó el cuerpo para que Juanma Ramírez, de forma inocente, impactara con él. El árbitro, muy generoso con los verdes, concedió la pena máxima y Soto no perdonó, batiendo a Maraver (m. 34).

Soto establece el 1-0 batiendo a Maraver desde los once metros

En el m. 37 Gabri se internó en el área y cayó rodeado de contrarios, pero el colegiado señaló falta del pileño y le mostró amarilla por fingir penalti, algo que no había hecho unos minutos antes con Soto, que también se fue al suelo en el área, recibiendo del colegiado sólo indicaciones de que se levantara.  Aplicar esa doble vara de medir las acciones de unos y otros es un detalle inequívoco de árbitro casero.

El primer tiempo fue malo en general, con muchas imprecisiones y falta de ligazón en el juego; en ningún momento los centrocampistas lograron conectar con Bueno y Quique, que corrían y corrían arriba, a la espera de algún balón en condiciones. Para la segunda mitad algo había que cambiar y José Julio Monsalves optó por retirar a los laterales Chiqui y Bernal, sustituidos por Nacho y Juanma Rodríguez. Era una apuesta arriesgada, pues pasaba a jugar con tres defensas, sin apoyo en las bandas y prácticamente con cuatro delanteros.

En el m. 49, La Barrera se quedó con un hombre menos por expulsión de Óscar, al entender el colegiado que había agredido a Gabri al lanzarle el balón con fuerza a la zona del vientre bajo de forma intencionada en un saque de banda.

Esta circunstancia, que parecía que podía ser decisiva, no lo fue. Apenas se notó la diferencia numérica entre ambos equipos, fundamentalmente porque los pileños seguían sin conseguir superar la tela de araña del centro del campo local y sin acercarse por la meta de Carlos con verdadero peligro. Para colmo de males, el central Peña remató de forma espectacular un saque de esquina sin que nadie le estorbara, poniendo el 2-0 en el marcador en el m. 65.

Lógicamente, este gol reforzó la moral de los locales que siguieron presionando y ahogando
Quintero celebra el 2-1, obra de Juanma Rodríguez
todo intento de ataque elaborado de los pileños, hasta el punto de que el 2-1 también tuvo que llegar a balón parado, cuando Juanma Rodríguez remató de cabeza en el primer palo un córner botado desde la banda izquierda.

A pesar de todo, en los minutos restantes pudo empatar la UD Pilas, que se tiró arriba con todo. Especialmente en una acción de Quique que no pudo rematar bien porque fue desplazado por un defensa. De haber caído al suelo, tal vez el colegiado hubiera señalado la pena máxima, pero no fue así y su remate forzado se marchó fuera.

Ganaza Tur decretó 5 minutos de alargue en los que la asistente Mónica Loja Vigoy reclamó un inexplicable protagonismo deteniendo el juego en dos ocasiones, para que fuesen amonestados José Julio y Gabri, que fue expulsado. Además, hubo que atender a un jugador local lesionado. En total, el balón estuvo en movimiento menos de 2 minutos, pero eso no le importó al colegiado, que decretó el final justo cuando el cronómetro alcanzaba el minuto 95.

Al final, mucha alegría en los locales y frustración en los pileños, que en ningún momento lograron encontrar su fútbol y que también se sintieron maltratados por el trío arbitral. Es una derrota para sacar conclusiones, para aprender y para continuar trabajando, siempre con la vista puesta en corregir errores y mejorar el rendimiento, sean cuales sean las circunstancias en las que toque competir.

LA BARRERA CF: Carlos, Óscar, Kisko, Peña (Richa, m. 75), Andrés, Pepe, Gómez (Mario, m. 91), Selu, Soto (Recio, m. 65), Pineda y Richo (Sosa, m. 72).

UD PILAS: Alonso (Maraver, m. 18); Chiqui (Nacho, m. 46); Bernal (Juanma Rodríguez, m. 46); Zayas (Cañada, m. 65); Quintero, Juanma Ramírez (Soldán, m. 58); Rojas, Porras, Bueno, Gabri y Quique.

ÁRBITRO: Banaza Tur, del colegio gaditano. Expulsó con roja directa al local Óscar (m. 54) y al visitante Gabri (m. 90). Amarillas para los maireneros Carlos, Andrés y Recio y para los pileños Bernal, Rojas, Porras y Bueno.

GOLES: 1-0: Soto, de penalti (m. 34); 2-0: Peña (m. 65); 2-1: Juanma Rodríguez (m. 84).

No hay comentarios:

Publicar un comentario