lunes, 23 de noviembre de 2015

Mérito sin recompensa, una vez más (0-1)



Volvía el fútbol al Manuel Leonardo para la disputa de la duodécima jornada de la 1ª Andaluza grupo II entre la Unión Deportiva Pilas y el Estrella San Agustín C.F., que afrontaban la jornada desde perspectivas bien distintas. Mientras que el equipo visitante  (filial del CD Alcalá, gestionado por la empresa nortemericana AMC Sports)  es un conjunto llamado a estar en la parte alta de la tabla y buscaba sumar de 3 para reengancharse a los puestos de cabeza, la UD Pilas de José Julio Monsalves pretendía reencontrarse con el dulce sabor de la victoria para romper la racha de malos resultados (1 punto de los últimos 18 posibles), y recuperar así la confianza que dan los buenos resultados. Confianza: esa palabra mágica. 

Gabri pugna con el norteamericano Jean
Para este partido, el entrenador local disponía de una convocatoria cogida con pinzas. Las bajas por sanción (Porras, Zayas, Lego y Alonso) sumadas a la lesión de Quintero, y la ausencia de Esteban por trabajo, obligaban al míster a contar con los únicos 16 disponibles para la fecha con la novedad de Ramón, quien comenzara la temporada como entrenador de porteros, y que decidió esta semana aceptar el reto de unirse a la plantilla para defender la portería.

El equipo comenzó bien ante un buen rival que sabía perfectamente a lo que venía; dominó la pelota y jugó en mayor parte en campo contrario, aunque no con mucha continuidad por desacierto en la combinación. El juego pileño era muchas veces contrarrestado por acciones ilícitas del contrario ante la pasividad arbitral que llevó la indignación a la grada local.

Primero, una mano clara de Ramírez en la defensa de un córner; más tarde, sería el mismo
Ramón resolvió bien el poco trabajo que tuvo. Nada pudo hacer en el gol
Ramírez quien golpeara , dentro del área, el balón con el brazo tras lanzarse al suelo para evitar la internada de Bernal; y un agarrón a Ponce cuando se marchaba solo ante el que el árbitro concede una incomprensible ley de la ventaja fueron un ejemplo de acciones que podrían haber marcado el devenir del encuentro, pero desgraciadamente la actuación arbitral vuelve a perjudicar a los nuestros, hecho que produce irritación porque viene siendo peligrosamente habitual. Sería Bernal quien tuviera la única ocasión de peligro de ambos equipos en la primera parte, pero su disparo fue bien repelido por Isaac, portero visitante.

El equipo mereció al menos el empate, pero no encontró el gol
Comenzó la segunda parte y José Julio dio entrada a Bueno, buscando más velocidad arriba. Sería este jugador quien creara las primeras sensaciones de peligro en el Manuel Leonardo.  Primero, encaró a Serrano y fue claramente zancadilleado por el mismo siendo último defensa, aunque el árbitro al parecer no pensó lo mismo. Minutos más tarde, Gabri mandó un centro al segundo palo que Bueno envió fuera por poco con su testarazo. Todo esto sería el preludio de la jugada que marcó claramente el partido y que finiquitó el resultado.  Una apertura a la banda izquierda de los visitantes llega a botas de Ramírez, quien se acercó poco a poco al área ante la pasividad de la defensa local, se la colocó para su derecha y la mandó perfecta al fondo de las mallas por el palo largo, disparo ante el que nada pudo hacer Ramón. Otra vez más, y ya van demasiadas, el rival “golpea” en la primera que tienen en todo el partido. 0-1 y tocaba, otra vez, remontar el resultado. Algo que a la postre resultó  imposible, pues Gabri y Juanma fueron incapaces de conseguirlo en las ocasiones más claras del equipo hasta el final del partido.

Terminó el partido y los nuestros siguen atascados en la zona baja de la tabla, 15º clasificados con 9 puntos, después de no conocer la victoria desde que golearan por 4-0 al Pozoblanco en la jornada 5. Ante esta situación, solo cabe trabajar a destajo y sellar cualquier tipo de fisura en la estructura de un equipo humilde, que no se deja ni una gota de sudor que derramar en el intento.  Son los mismos que maravillaron en pretemporada e inicio de la misma, y son ellos los que con su más que mostrada capacidad, van a demostrar a la categoría y a su pueblo de qué pasta están hechos, porque este equipo JAMÁS SE VA A RENDIR. Ahora, más que nunca, hay que estar orgullosos y no cesar en el apoyo. El fútbol debe mucho a estos chavales, se lo merecen.

FICHA TÉCNICA

UD PILAS: Ramón, Chiqui, Soldán, Juanma Rodríguez (Nacho, m. 70), Juanma Ramírez, Rojas, Bernal, Fran, Cañada (Bueno, m. 46), Gabri y Ponce (Valladares, m. 70).

ESTRELLA SAN AGUSTÍN CF: Isaac, Sergio, Ramírez, Alberto, Serrano, Jean, Campos (Jaime, m. 89), Jacinto, Pablo (Yong, m. 84), Selu y Gutiérrez (Lolo, m. 64).

ÁRBITRO: Sergio Macera Pastor, del colegio onubense. Amarillas para los locales Gabri, Rojas, Soldán y Valladares y para los visitantes Ramírez, Jean, Alberto y Campos.

GOL: 0-1: Ramírez (m. 60)

No hay comentarios:

Publicar un comentario