domingo, 28 de febrero de 2016

Doloroso divorcio entre juego y marcador (2-0)


La UD Pilas ha perdido 2-0 en el campo del At. Espeleño. Ese es el dato que finalmente prevalece, como siempre ocurre en el fútbol. No obstante, a la hora de analizar lo ocurrido sobre el terreno de juego, hay que anticiparse a afirmar que el equipo pileño ha jugado un gran partido de fútbol en Espiel, donde se enfrentó al actual líder de la categoría, un equipo que está cuajando una temporada impresionante y que en esta ocasión lo ha pasado realmente mal para superar al los blanquiazules.

El partido estuvo marcado por la actuación del colegiado granadino Iván Rodríguez
Jesús Lanzas consigue el 1-0 de penalti
Vázquez en la primera parte, en la que perdonó la segunda tarjeta amarilla a Troyano en el m. 19 por tocar el balón con la mano (señaló la infracción, pero no amonestó al jugador), mientras que expulsó a Rojas por idéntica circunstancia en el m. 39, mostrando un doble rasero en la aplicación del reglamento que resulta imposible de entender. Entre una acción y otra, se produjo la jugada del penalti, en un encuentro entre Ramón y José Manuel que el asistente interpretó como penalti, pese a las airadas protestas de los pileños, que ya sufrieron una pena máxima en el partido de ida, en una jugada que arrancó en fuera de juego. Como en aquella ocasión, ejecutó la pena máxima Jesús Lanzas, que logró  poner el 1-0 en el marcador (m. 27).

Al margen de estas acciones, lo cierto es que el juego fue muy igualado y que la UD Pilas en todo momento le discutió la posesión del balón a su rival, para asombro de la parroquia local, que esperaba un compromiso mucho más cómodo. Tan sólo en un remate franco de Guti que desvió espectacularmente Ramón dejó constancia el Espeleño de su condición de favorito  (m. 37).

El partido se disputó bajo unas condiciones climatológicas muy adversas
El arranque de la segunda parte fue primoroso por parte de la UD Pilas. A pesar de jugar en inferioridad,  el equipo, muy bien situado, se volcó sobre la parcela contraria a base de anticipación, robo y toque. Faltaba culminar las acciones de ataque ante un Espeleño que acumulaba hombres en defensa y buscaba salir en rápidos contragolpes, bien neutralizados por la retaguardia pileña y por un atentísimo Ramón.

José Julio, que ya se había visto obligado a introducir en el campo a Quintero en lugar del lesionado Soldán  (m. 55),  movió de nuevo el banquillo, dando entrada a Esteban en lugar de Rafa, con lo que Cañada pasó a ser la referencia en ataque. El balón merodeaba las inmediaciones de Molero, pero sin gran peligro, ni siquiera a balón parado.

En el m. 64 se igualaron las fuerzas, al ver el local Juanito la segunda cartulina amarilla por derribar a Gabri, impidiendo una jugada de ataque. Sólo dos minutos más tarde, consiguió el Espeleño hilar y finalizar un contragolpe,  por medio de David Carmona, que encontró una buena respuesta de Ramón.

En el m. 77, José Julio planeó un doble cambio, que se vio truncado por la expulsión de Zayas, cuando se dirigía al banquillo para ser sustituido por Fran. Un comentario dirigido al árbitro sobre su mal partido fue suficiente para que el señor Rodríguez Vázquez expulsara al capitán pileño justo antes de que se produjera el cambio. Fran entró, pero lo hizo por Juanma Ramírez y la UD Pilas afrontó la recta final del partido con nueve efectivos sobre el campo. A pesar de ello, los de José Julio Monsalves siguieron buscando el gol, mostrando en todo momento una actitud ejemplar. El premio casi llega en una falta botada por Fran, que no remató Chiqui por muy poco.
Esteban se marcha de Jesús Lanzas

Precisamente iba a ser Chiqui el desgraciado protagonista del 2-0, que introdujo en su propia portería, cuando intentaba despejar un centro de Cristian, ya en tiempo añadido y después de que el Espeleño hubiese gozado de un par de oportunidades claras, neutralizada por Ramón y Lego. Con este gol y con la retirada del propio Lego por lesión llegaba a su fin un partido que la UD Pilas disputó de tú a tú al todopoderoso líder, aunque tan buen trabajo quedó, una vez más, sin premio.

El equipo volvió de su último desplazamiento a tierras cordobesas sin puntos, pero satisfecho por el gran trabajo realizado. La moral debe quedar reforzada, en el convencimiento de que se está trabajando bien y de que el equipo está capacitado para competir, a pesar de estar enfrentándose a clubes que manejan unos presupuestos estratoféricos. El próximo domingo, toca recibir a otro de ellos, el At. Antoniano, que mantiene una lucha codo a codo con el Espeleño por el ascenso a Tercera. José Julio perderá a Rojas y a Zayas por sanción y a Lego por lesión. Esperamos que puedan volver algunos efectivos y que en casa podamos convertir el buen juego en puntos.

FICHA TÉCNICA:

AT. ESPELEÑO: Molero, José Manuel, Ángel, Troyano, Siles, Juanito, David Carmona, Montero (Pablo, m. 73), Guti (Juan Cordón, m. 68), Jesús Lanzas y Rafaelillo (Cristian, m. 80)

UD PILAS: Ramón, Zayas, Soldán (Quintero, m. 55), Juanma Ramírez (Fran, m. 80), Lego, Juanma Rodríguez (Chiqui, m. 77), Rojas, Cañada (Esteban, m. 67), Gabri y Luque.

ÁRBITRO: Iván Rodríguez Vázquez, de Granada. Expulsó al local Juanito (m. 69) y a los visitantes Rojas (m. 39) y Zayas (m. 80). Amarillas para los espeleños Ángel, Troyano, Jesús Lanzas y Pablo y para los pileños Ramón, Soldán y Rojas.

GOLES: 1-0: Jesús Lanzas, de penalti (m. 27); 2-0: Chiqui, en propia puerta (m. 93).

1 comentario:

  1. Los últimos minutos los pasaron los aficionados del Atc. Espeño con muchos nervios el pilas les podía empatar hasta que llegó el 2-0 buen ambiente entre los jugadores del Pilas. Les queda tiempo por disfruta en la categoríaAnimos

    ResponderEliminar