domingo, 20 de marzo de 2016

Decepcionante derrota ante el Mairena (0-2)

 

Debutó el portero Adrián, que cuajó un partido sensacional, convirtiéndose en el mejor del equipo.

Los jugadores pileños saltaron al campo con una pancarta de apoyo a Bueno, operado el jueves.

Si hace una semana hablábamos de un gran partido que la UD Pilas no mereció perder en el campo del Nervión, y de la mala suerte como factor determinante de aquella derrota, en esta ocasión no podemos decir lo mismo. Frente al CD Mairena, el equipo blanquiazul firmó tal vez su peor actuación de la temporada, al menos como local, y cayó derrotado de forma clara e incontestable. De hecho, el debutante Adrián fue el mejor con diferencia del equipo y con sus espectaculares paradas arrancó los aplausos del público y evitó una derrota mucho más abultada.

La gran caída se produjo en la segunda parte, ya que en los primeros 45 minutos el partido fue malo,
Bueno presenció en la grada el partido junto a Juradito
pero igualado, con dos equipos que movían el balón sin mucho criterio y fallaban en los pases decisivos, por lo que las porterías apenas pasaban por situaciones de apuros.
Como excepción hay que apuntar una internada de Molina que se plantó cara a cara con Adrián, solventando el guardameta la situación en la primera de sus meritorias intervenciones de la tarde (20’). Acto seguido, le tocó el turno al portero mairenero Bruno, que logró desviar un gran disparo de Ponce y posteriormente un remate de cabeza de Lego a la salida de un córner.
Ahí se quemó toda la pólvora de la primera mitad. El resto fue un ir y venir de la pelota, con mucha pelea por su posesión, pero sin claridad para arrimarla con peligro a las zonas decisivas por ninguna de las partes.

El partido se empezó a torcer al filo del descanso. En el 44’ caía lesionado Luque, aquejado de un tirón en el abductor, que le impidió continuar. Sin un hombre de recambio específico para su banda (Soldán y Bernal se habían quedado fuera de la convocatoria), José Julio optó por dar entrada a Cañada, que poco logró aportar, como el resto de sus compañeros de campo.
Chiqui recibe el balón en posición de lateral derecho

Los primeros minutos de la segunda parte fueron un calco de lo vivido en la primera mitad, y sólo Rojas tuvo la oportunidad a balón parado de hacer daño, pero su disparo se estrelló en la barrera. Ante esta perspectiva, Ángel Gómez, el entrenador mairenero, decidió mover el banquillo y dio entrada en el campo de forma consecutiva a Andrada, Monanche y Manu Cruzado, que mejoraron mucho el rendimiento de su equipo.

José Julio también hizo cambios y puso en liza a Zayas en lugar de Chiqui y a Fran por Juanma Rodríguez. Sin embargo, el partido poco a poco se iba decantando del lado visitante, sobre todo porque la intención atacante de la UD Pilas seguía siendo inoperante y lo único que provocaba era enormes huecos para los contragolpes del Mairena. Así, en el 69’ Javi Jiménez se plantó solo ante Adrián, que volvió a responder con una intervención felina, evitando el primer gol.

Nada pudo hacer, en cambio, cuando en el 75’ un balón suelto en el área llegó a pies de Monanche, que con un fuerte chut logró alojarlo en el fondo de la portería, a pesar de tocar en el cuerpo del portero.
Quedaba tiempo para intentar el empate y José Julio retiró a Quintero para dar entrada a Esteban. El equipo pileño dio un arreón, con más orgullo que acierto y logró poner en algunos apuros a Bruno primero con un balón suelto que nadie acertó a rematar y después con una internada de Gabri, cuyo centro despejó un defensor.

Pero fue un espejismo. Los últimos minutos nos dejaron la imagen de un equipo local totalmente descosido, a merced del Mairena, que se defendía sin apuros y proyectaba una y otra vez contragolpes en los que los blanquinegros llegaban en manifestación ante Adrián. El portero ofreció un recital inconmensurable de paradas de todo tipo, provocando aplausos y comentarios de admiración en el público.
El debutante Adrián fue el gran protagonista del equipo

En el último minuto del alargue, llegó la sentencia, obra de Alberto, que recogió un buen pase por la izquierda y soltó un zapatazo que se coló como un obús por la escuadra.

Mal partido en definitiva de la UD Pilas que, ante un rival a priori más propicio, esperaba ofrecer una victoria a los suyos antes del descanso de Semana Santa. No fue así. Amén del mal resultado, también fueron malas las sensaciones y para ese mal sólo se conoce una receta: trabajo y más trabajo.

FICHA TÉCNICA

UD PILAS: Adrián, Chiqui (Zayas, 62’), Lego, Juanma Ramírez, Quintero (Esteban, 78’), Juanma Rodríguez (70’), Ponce, Rafa, Gabri y Luque (Cañada, 44’).
CD MAIRENA: Bruno, Molina (Manu Cruzado, 62’), Alberto, Josalbet, Roca, Antonio, Javi Jiménez, Vargas (Juanan, 89’), Pedro (Andrada, 52’), Edu (Jaime, 85’) y Álvarez (Monanche, 57’).

ÁRBITRO: Boada Bouza, gaditano. Amarillas para los locales Rojas y Ponce y para los visitantes Vargas, Javi Jiménez, Josalbet y Roca.

GOLES: 0-1: Monanche (75’); 0-2: Alberto (94’)

No hay comentarios:

Publicar un comentario