domingo, 6 de marzo de 2016

Otro meritorio partido que termina sin premio (1-2)


La UD Pilas ha caído derrotada en su estadio por 1-2 ante el Atl. Antoniano, segundo clasificado de la liga, que de esta forma recupera parte del terreno perdido en su lucha con el Espeleño por el campeonato. El conjunto lebrijano llegaba a Pilas con la necesidad imperiosa de ganar, toda vez que un nuevo tropiezo podría suponer una desventaja casi insalvable con el equipo cordobés, al que recibe la próxima jornada.

La UD Pilas, por su parte, afrontaba el encuentro con la intención de convertir en puntos el gran trabajo que viene realizando, algo que, una vez más, no fue posible, pues todos los factores que forman parte del fútbol se empeñan en ponerse en contra de los blanquiazules. Para empezar, el gran número de futbolistas con los que, por unas razones o por otras, no pudo contar José Julio, que sorprendió colocando a Quintero en el lateral derecho; Luque en el izquierdo y Juanma Ramírez y Lego como centrales formaban la retaguardia que guarecía la meta de Ramón. En el centro del campo actuaron Esteban y Juanma Rodríguez, acompañados por una línea de tres formada por Nacho, Gabri y Ponce, quedando Cañada como referencia en punta.

Pedro recoge el balón tras el gol de Gabri
En el primer tiempo, la UD Pilas, muy bien situada en el campo y merced a un excelente trabajo de todo el grupo, sorprendió al Antoniano, que no encontraba la forma de crear peligro. Los balones largos eran su principal argumento, especialmente buscando la banda derecha, donde Luque, bien ayudado por Nacho, cerraban bien las penetraciones de los lebrijanos. Tan sólo en un remate de Juanito (m. 14) tuvo que intervenir Ramón.

La UD Pilas aprovechó su ocasión en el m. 24, cuando Gabri recibió el balón en la frontal del área, consiguió revolverse y batió a Pedro de excelente chut con la izquierda. Tras el gol, los pileños continuaron trabajando bien en todas las zonas del campo, neutralizando la indudable calidad del equipo dirigido por Francisco Cala.

La primera mala noticia de la mañana para los locales llegó en el m. 41, cuando Lego se resintió de su lesión de abductores, y tuvo que ser sustituido por Chiqui.
Para la segunda mitad, el técnico lebrijano apostó por un doble cambio de carácter netamente ofensivo: Sergio Iglesias y Jesús entraron en lugar de Carlos y Eloy. Desde que el balón empezó a rodar en esta segunda entrega, el partido fue otro. El Antoniano se fue descaradamente al ataque y ya en el m. 49 estuvo a punto de marcar por mediación de Pepelu, que remató alto desde el área pequeña.

Un minuto más tarde llegó el gol del empate en una jugada polémica, ya que Jesús recibió un pase completamente solo y mientras la defensa pileña se quedaba estática reclamando fuera de juego, el delantero rojiblanco batía tranquilamente a Ramón.

A partir de este momento, apareció otro factor decisivo, que fue el desigual criterio aplicado por el colegiado a la hora de castigar las acciones de unos y de otros. Así, mientras perdonaba algunas tarjetas a los visitantes, no dudó en expulsar a Juanma Ramírez en el m. 62, al mostrarle la segunda cartulina amarilla tras una falta.

Andrés Randado bate a Ramón, estableciendo el 1-2
José Julio retiró a Ponce y dio entrada a Fran para reforzar un poco el sistema defensivo, pero todavía no había reajustado el conjunto pileño sus líneas cuando el Antoniano consiguió el 1-2, con un remate a placer de Andrés Randado libre de marca en el segundo palo tras una falta en la línea de tres cuartos (m. 67).


Por detrás en el marcador y con un hombre menos, la UD Pilas volvió a dar una lección de lucha y entrega, que, una vez más, quedó sin premio. El equipo intentó buscar sus opciones de ataque con garra ante un Antoniano que, ahora sí, jugaba más cómodo y mostraba su calidad en acciones de contragolpes casi siempre llevadas por Paquito, el mejor de los visitantes.

Hubo otra acción polémica en el m. 83, cuando Fran botó una falta desde el lateral del área, que se estrelló en los brazos de Paquito, que era el único hombre que formaba la barrera. Es cierto que el jugador lebrijano tenía los brazos pegados al cuerpo, igual que los tenía Juanma Ramírez, cuando, en el partido de ida, en una acción similar, el árbitro decidió señalar un segundo penalti contra la UD Pilas, que en aquel momento ya perdía por goleada y jugaba con 9 hombres. De nuevo queda patente la sangrante diferencia de criterio de los árbitros, a pesar de que en esta ocasión estamos hablando de partidos y de colegiados distintos.

Quintero rozó el empate en el alargue
En el tiempo añadido estuvo a punto de llegar el gol del empate, con un cabezazo de Quintero, que en los últimos minutos jugó como delantero centro. El balón se marchó rozando el larguero, cuando ya Pedro estaba superado.

De este modo se llegó al final del partido, que los lebrijanos celebraron con alborozo, conscientes de la importancia de los puntos sumados, mientras los pileños se retiraban del campo con la sensación, una vez más, de haber merecido algo más, por el esfuerzo realizado y los méritos contraídos.

La temporada, como ha reconocido públicamente José Julio esta misma semana, no está siendo fácil, principalmente porque muchos factores (lesiones, sanciones, arbitrajes, etc…) se empeñan en conjurarse en nuestra contra. A ello hay que sumar, lógicamente, la calidad de los rivales, como es el caso del At. Antoniano, un equipo plagado de excelentes futbolistas que necesitan poco para decidir un partido. De hecho, ahí está la clasificación, que no es casual.

FICHA TÉCNICA

UD PILAS: Ramón, Quintero, Luque (Rafa, m. 72), Juanma Ramírez, Lego (Chiqui, m. 44), Esteban, Nacho, Juanma Rodríguez, Cañada (Soldán, m. 60), Gabri y Ponce (Fran, m. 65).

C. AT. ANTONIANO: Pedro, Ramón, Carlos (Sergio Iglesias, m. 46), Juanma, José Mari, Juan Lucas, Andrés Randado, Paquito, Juanito (David, m. 82), Eloy (Jesús, m. 46) y Pepelu (Longa, m. 75).

ÁRBITRO: José Álvarez Rodríguez, onubense. Expulsó por doble amarilla a Juanma Ramírez (m. 62). Amarillas para los locales Ramón, Esteban, Juanma Rodríguez, Gabri, Ponce y Rafa y para los visitantes Andrés Randado, Paquito, Juanito y Sergio.

GOLES: 1-0: Gabri (m. 24); 1-1: Jesús (m. 50); 1-2: Andrés Randado (m. 67).
Antes del partido se guardó un minuto de silencio por la muerte de Juan Jurado, suegro del presidente de la UD Pilas.
Minuto de silencio en memoria de Juan Jurado, suegro del presidente de la UD Pilas

No hay comentarios:

Publicar un comentario