lunes, 26 de septiembre de 2016

Brillante victoria tras una gran remontada (3-1)


Muy meritoria, sin duda, resultó la victoria conquistada por la UD Pilas –primera en lo que va de campeonato- ante un rival que le puso las cosas muy difíciles y al que tuvo que superar tras partir con desventaja en el marcador. Además de conseguir los tres puntos, el equipo blanquiazul logró anotar sus primeros goles de la liga, por mediación de un defensa (Diego), un centrocampista (Salva) y un delantero (Rafa), lo que da idea del buen trabajo, solidario y colectivo, que llevaron a cabo los hombres de José Julio a lo largo de todo el partido.

Barbecho se va de Starling
El entrenador pileño sorprendió de inicio con la suplencia de Rojas y con la ubicación de Bernal como interior derecho, en detrimento de Diego, que se quedó en el banquillo, mientras que Chiqui no entró la convocatoria (también estuvo ausente Yeray).   Por lo demás, el sistema de juego siguió siendo el mismo que viene utilizando el técnico blanquiazul, que sigue trabajando en su idea de intentar sacar la pelota desde atrás en las mejores condiciones posibles para los centrocampistas y delanteros.


El partido empezó con una eléctrica internada de Barbecho por su banda y un magnífico centro rematado por encima del travesaño por Ponce. Tal y como ya ocurriera la semana pasada, en la primera jugada del choque, la UD Pilas tuvo una clara oportunidad de adelantarse en el marcador. A partir de ese momento, el equipo visitante comenzó a desplegar una presión muy adelantada y asfixiante, que impedía la satisfactoria circulación de la pelota y ponía en apuros a la retaguardia pileña. De esa forma llegó el 0-1, tras un robo de Starling en la banda que provocó una superioridad de atacantes, de forma que Blázquez pudo ceder a Eloy para que este batiera a Tote con comodidad (m. 22).

El equipo pileño estaba bloqueado, ante un Cerro que, con el marcador a favor, se sentía muy cómodo manteniendo siempre el balón lejos de su portería. José Julio entendió que había que hacer algo para cambiar el guion del partido y tomó una decisión drástica y poco habitual: en el m. 30 efectuó un doble cambio, retirando del campo a Bernal y Fernando y dando entrada a Diego y Rojas. El cambio de piezas removió el partido y ya en el m. 34 gozó Rojas de una doble oportunidad, con un primer disparo repelido por Paco y otro a continuación que se marchó alto. No obstante, el Cerro seguía dando muestras de su peligrosidad y a punto estuvo Cuder de batir a Tote con un remate en el segundo palo que se marchó fuera.

En el último minuto de esta primera entrega llegó el premio del empate, tras una gran jugada por la banda izquierda, con internada y centro de Lito que remató Diego primero al cuerpo del portero y el posterior rechace al fondo de las mallas.
Diego logra el empate al filo del descanso

Tras ese postrero empate, la reanudación se presentaba casi como un nuevo partido en el que ambos contendientes buscaron con ahínco la victoria, demostrando no conformarse con el empate, por lo que pudimos ver una segunda mitad plena de intensidad, emoción y ocasiones en ambas porterías.

El rumbo del partido debió cambiar en el m. 51, cuando Lito fue objeto de un clarísimo penalti en su intento de rematar encarando al meta Paco. El jugador, empujado bruscamente por un defensor, se mantuvo en pie aunque trastabillado, y tal vez esa fue la causa de que el colegiado no señalara la pena máxima, decisión muy protestada por parte pileña.

A renglón seguido, en el m. 55, surgió la figura de Tote, excelente durante todo el partido, para
Tote cuajó una actuación sensacional
detener un remate de Blázquez que ya se cantaba como gol. El toma y daca continuaba y el combate se libraba de forma intensa en cada metro del terreno de juego. José Julio retiró a Lito y dio entrada a Galán (m. 60) quien tuvo en sus botas el gol de la remontada en el m. 70, pero su remate sin oposición en el segundo palo se marchó fuera de forma incomprensible.

Rafa había sustituido a Ponce, quedaban pocos minutos, pero reinaba en la grada la sensación de que aún quedaban cosas decisivas por pasar. Y en ese momento emergió poderoso Salva, que tomó el balón, encaró a la defensa cerreña, poblada y bien posicionada, a pesar de lo cual logró penetrar por el pico del área y soltar un zurdazo cruzado que batió a Paco. Un gol de muchísimos quilates, que coronaba una gran actuación del joven jugador blanquiazul.  

Rafa anduvo listo para lograr el gol de la tranquilidad
La UD Pilas le había dado la vuelta al marcador, pero todavía tendría que sufrir, ya que en el 89’, de nuevo Tote, con una mano prodigiosa, logró evitar el empate e iniciar así la jugada del 3-1 definitivo, obra de Rafa.

Ahora sí, la afición pileña respiró y disfrutó con la primera victoria de los suyos, lograda ante un buen rival y con un sacrificio enorme. El equipo blanquiazul fue capaz de sobreponerse a su mal inicio y reaccionar cuando todo parecía en contra. De este modo, los primeros goles anotados y la primera victoria conseguida adquieren un valor mucho mayor y a buen seguro este feliz desenlace servirá para aumentar la confianza y la motivación de cara a los próximos compromisos.

FICHA TÉCNICA

UD PILAS: Tote, Bernal (Diego, 31’), Barbecho, Quintero, Salado, Juanma, Fernando (Rojas, 31’), Salva, Lito (Galán, 60’), Ponce (Rafa, 71’) y Nacho.

AD CERRO: Paco, Bili, Agus, Cuder, Docsion, Manu, Starling, Eloy (Sabo, 46’), Juani Chacón (Luismi, 67’), Blázquez (Ibrahimi, 67’) y Juanito (Villa, 57’).

ÁRBITRO: Cristian Ramos Pérez. Amarillas para el local Galán y para los visitantes Bili y Agus.

GOLES: 0-1: Eloy (22’); 1-1: Diego (45’); 2-1: Salva (81’); 3-1: Rafa (89’).

No hay comentarios:

Publicar un comentario