domingo, 6 de noviembre de 2016

El viento sigue soplando en contra (3-1)


La UD Pilas perdió por 3-1 en Morón de la Frontera, con lo que ya acumula cuatro partidos sin ganar, con tres derrotas seguidas a domicilio, y se asoma peligrosamente a los puestos de descenso.

En esta ocasión, debido en parte a la sanción de Galán (castigado con dos partidos por su expulsión del pasado domingo), José Julio movió algunas piezas en su tablero, ya que colocó a Bernal en posición de interior zurdo, adelantando a Barbecho como extremo neto. También cabe destacar la suplencia de Quintero, por primera vez en lo que va de temporada.

Los protagonistas guardan un minuto de silencio
Tras guardarse un sentido minuto de silencio en memoria de Reino (y también de un ex jugador local), arrancó el envite y la UD Morón, que venía de ganar a domicilio al Vïllafranco, quiso hacer valer el factor campo desde el pitido inicial, por lo que se fue arriba en busca del gol, que a punto estuvo de llegar en un remate de Javi Blanco a la salida de un córner que se estrelló en el poste izquierdo de Tote.

Poco a poco, la UD Pilas se fue sacudiendo ese dominio inicial, y empezó a conectar algunas combinaciones que llevaban la pelota hacia el área contraria. En una de esas jugadas, salió bien Ponce, que se apoyó en Salva y este puso un gran pase para Nacho quien, tras perfilarse perfectamente, logró batir a Javi Romero (20’).

Nacho mira al cielo tras el 0-1
El 0-1 daba pie a la esperanza de que de este partido podía sacarse alguna renta, y a punto estuvo Rafa de aumentar la ventaja, pero su disparo encontró la fenomenal respuesta del meta local (25’).

En el 28’ se produjo una jugada que pudo cambiar el rumbo del encuentro, ya que Salva fue objeto de un claro empujón dentro del área. El árbitro dudó, miró al asistente y finalmente dejó seguir la jugada, cometiendo un grave error que perjudicó de forma clara a la UD Pilas, que sigue sin disfrutar de un lanzamiento de penalti desde que comenzó la temporada.

A partir de ese momento, de nuevo tomó el Morón el mando de las operaciones de ataque y logró fabricar una ocasión muy peligrosa en una acción en la que la pelota terminó marchándose fuera tras tocar la parte superior del travesaño.

A punto estaba el árbitro de señalar el final de la primera parte cuando Rojas despejó un balón a córner. El colegiado concedió el lanzamiento, a pesar de que el reloj ya casi llegaba al minuto 47 y precisamente fruto de ese córner llegó el empate, con un cómodo remate de Humanes que saltó sin oposición para batir a Tote.

No había tiempo para más y con ese puñal recién clavado, tomaron los blanquiazules el camino a los vestuarios, masticando aún el empate encajado en el último suspiro, y que daba un aire totalmente distinto a la segunda parte.

Para la reanudación, ambos entrenadores introdujeron un cambio, quedándose por parte pileña Rafa en la caseta, sustituido por Juanma. Esto provocó una remodelación de la ubicación de los hombres sobre el terreno de juego, pasando Ponce a ser el hombre más adelantado.

El Morón empezó fuerte y gozó de una gran ocasión por mediación de Gamboa, que remató alto en posición franca (51’). Sin embargo, la oportunidad más clara iba a llegar para los pileños, en una nueva conexión Salva-Nacho, que el atacante pileño estrelló en el poste (55’).
El remate de Nacho se estrella en el poste.

Lito entró en lugar de Barbecho (59’) y la UD Pilas tenía bien controlado el partido ante un Morón que seguía buscando la remontada con más fe que acierto. Pero todo iba a cambiar en el 75’ cuando una falta de entendimiento al borde del área entre Tote y Quintero (que acababa de sustituir a Bernal) iba a ser aprovechada por Mario para conseguir a placer el 2-1. De esta forma, el equipo aruncitano ni siquiera había necesitado crear una ocasión de gol para ponerse por delante en el marcador, cuando ya se encaraba la recta final del partido.

El portero, sin tocar el balón, derriba a Chiqui
El equipo pileño intentó reaccionar, pero ya muy tocado moralmente por ese gol tan absurdo como determinante. No obstante, logró acercar algunos balones sobre las inmediaciones de Javi Romero, y en uno de ellos, el meta local se llevó por delante a Chiqui en una salida, sin que el árbitro apreciara la infracción.

En un contragolpe perfectamente llevado por Mario y culminado por Juandi logró el Morón aumentar su renta y poner el 3-1 definitivo en el marcador (83’).

Ni siquiera poniéndose por delante en el marcador y haciendo un partido serio y generando buenas ocasiones de gol pudo la UD Pilas traerse algo positivo de este nuevo desplazamiento. Un error de marca en un córner ejecutado en el alargue de la primera mitad y un gol prácticamente regalado a la media hora de la segunda dieron al traste con todo el trabajo y el esfuerzo llevado a cabo por los blanquiazules.

Está claro que, como afirmamos en el titular de esta crónica, el viento sigue soplando en contra y todas las variables del juego, incluidas las decisiones arbitrales, inciden de manera negativa para los intereses de la UD Pilas. Para cambiar esta dinámica, solo hay una fórmula: trabajo y más trabajo y, por supuesto, seguir creyendo en las posibilidades del equipo.

El próximo domingo, en casa, hay que buscar con fe la victoria ante La Liara Balompié, un equipo que está demostrando ser un rival complicado y muy competitivo.
FICHA TÉCNICA

UD MORÓN: Javi Romero, Adri Chacón, Javi Blanco, Gamboa, Fernando, Humanes, Mario (Peña, 86’), Parrilla (Curro, 46’), Adri Muñoz (Zequi, 68’), David Benítez (Rubén, 72’) y Juandi.

UD PILAS: Tote, Diego, Bernal (Quintero, 74’), Chiqui, Salado, Rojas, Salva (Yeray, 75’), Ponce, Rafa (Juanma, 46’), Nacho y Barbecho (Lito, 59’)

ÁRBITRO: Daniel Pérez Sivianes. Amonestó a los locales Javi Blanco, Fernando, Curro y Juandi y a los visitantes Ponce, Diego, Rojas y Yeray.

GOLES: 0-1: Nacho (20’); 1-1: Humanes (45+2); 2-1: Mario (75’); 3-1: Juandi (82’)

No hay comentarios:

Publicar un comentario