domingo, 11 de diciembre de 2016

Un empate con sabor muy dulce (2-2)

Los jugadores pileños celebran el golazo de Bartolo

En el fútbol, hay dos de los resultados posibles (la victoria y la derrota) que tienen un sabor predefinido; sin embargo, el empate puede estar sujeto a diferentes valoraciones, en función de cómo se hayan desarrollado las circunstancias del partido, de manera que puede ser tenido como un logro que festejar o como un fracaso que lamentar.

En el partido entre la UD Pilas y la UD Bellavista, el resultado final de 2-2 supo de manera especialmente dulce a los pileños, no porque no hubieran hecho méritos para lograr la victoria, sino porque, a pesar de su gran partido, tuvieron muy cerca la posibilidad de la derrota, y ese punto vino a evitar en parte una nueva y cruel injusticia que se cernía sobre la escuadra blanquiazul.

José Julio Monsalves afrontaba la visita del líder con muchísimas bajas: por sanción no
Los juveniles Cisqui, Bartolo y Manolo Quintero
pudo contar con Anguas, Nacho, Ponce y Rafa y a los lesionados de larga duración (Loren, Nacho, Ponce II), se sumaban en esta ocasión Rojas, Chiqui y Barbecho. En total, casi un equipo entero estaba fuera de concurso. Ello obligó al entrenador pileño a alistar para el envite a los juveniles Manolo Quintero, Cisqui y Bartolo, que estuvieron de inicio en el banquillo.

El Bellavista de Juanma Velasco es un equipo bien trabajado, que sabe a lo que juega y que aprovecha al máximo sus virtudes. No en vano ocupa con holgura la primera plaza de la clasificación, a pesar de ser un equipo recién ascendido. No obstante, la UD Pilas saltó al campo sin complejos, consciente de la necesidad de sumar, justo en la semana en la que el equipo ha pisado por primera vez la zona de descenso. De ahí que en los primeros minutos pudiéramos ver un interesante toma y daca, con acercamientos peligrosos sobre ambas porterías, hasta que en el m. 15 acertó Juan Anguas al recoger un pase de Diego y anticiparse a la salida del meta Carlos para batirlo con una precisa vaselina.

Juan Anguas bate a Carlos, consiguiendo el 1-0

Este gol animó aún más el partido y el ritmo aumentó, siendo las mejores ocasiones para los nuestros. En el 18’, una preciosa combinación en ataque terminó en la banda derecha con un disparo de Diego que rechazó el meta visitante y en el 25’ un gran pase de Galán no pudo ser aprovechado por Yeray porque el portero estuvo muy atento y evitó el remate.

El primer tiempo agotaba su último minuto cuando, en una falta sobre la meta pileña, entraron en el área Lito y Mario Boza forcejeando y ambos cayeron al suelo. El árbitro, que igualmente podía haber pitado falta en ataque, tomó la más severa de las decisiones y, también la más favorable para el líder: penalti y cartulina amarilla para Lito, que fue expulsado ya que diez minutos antes había sino amonestado.

Transformó la pena máxima Samu y ni siquiera se sacó de centro. Los jugadores pileños enfilaban la bocana de vestuarios con la tremenda losa sobre sus espaldas de ver cómo el Bellavista había empatado el partido en una acción muy dudosa y, además, sabiendo que iban a tener que encarar toda la segunda parte con un jugador menos.  

Tocaba redoblar esfuerzos y eso hicieron los blanquiazules tras la reanudación. La inferioridad numérica apenas se notaba y en el 53’ Juan Anguas penetró por la derecha y estrelló el balón en el palo. El otro gran mazazo de la noche llegó en el 62’, cuando Samu disparó sobre la meta de Vargas y el balón tras tocar en la pierna de Salado, cambió por completo su trayectoria y terminó en el fondo de las mallas.

Galán, muy entonado en ataque, se tuvo que retirar lesionado
El fútbol de nuevo estaba siendo cruel con los nuestros, quienes, a pesar de todo, mostraron una actitud encomiable y no dejaron de creer ni un momento en la posibilidad de empatar. Una nueva desgracia llegó con la lesión de Galán, que estaba cuajando un gran partido y tuvo que ser sustituido por Zayas (69’), por lo que Quintero pasó a jugar en zonas más adelantadas, donde se desenvolvió realmente bien.

Otra vez Juan Anguas rondó el gol en un golpeo de falta lateral, al que respondió Carlos con una extraordinaria intervención (72’). A diez minutos del final, José Julio hizo debutar a Bartolo, que entró en lugar de un exhausto Diego. El juvenil salió con unas ganas tremendas y aportó muchísima pólvora, sobre todo por la banda derecha, por donde logró penetrar en varias ocasiones, generando muchísimo peligro.

Quedaban muchos huecos en defensa (Elio entró por Bernal en el 86’) y Vargas, con una gran intervención, evitó el tercero del Bellavista en un contragolpe letal. El árbitro prolongó el encuentro 5 minutos y el míster pileño tocó a rebato, enviando a todo el mundo arriba, incluido Vargas en un saque de esquina.

El tiempo se agotaba y en el último de los minutos añadidos, Quintero puso un buen pase en la zona de tres cuartos para Bartolo quien controló, se perfiló y soltó un derechazo majestuoso ante el que nada pudo hacer Carlos. El joven debutante logró dibujar el prototipo de disparo perfecto: seco, potente y con una trayectoria endiablada para ponerla allí donde no llega el portero.
Carlos vuela inútilmente ante el torpedo lanzado por Bartolo

Un golazo que hizo estallar al Manuel Leonardo, porque, por fin, tanto esfuerzo encontraba recompensa. No hubo tiempo para más y el público asistente despidió a los suyos con una cerrada ovación, reconociendo así el enorme trabajo realizado, recompensado con este gol postrero que el joven Bartolo nunca olvidará.

Sólo se sumó un punto, lo que objetivamente es poco balance para las necesidades actuales de la UD Pilas, pero se contrajeron méritos para haber logrado los tres ante el que es, hasta ahora, el mejor equipo de la categoría. El dudoso penalti al filo del descanso, la rigurosa expulsión de Lito, el gol de rebote de Samu, la lesión de Galán… fueron demasiados contratiempos y el equipo tuvo la fe y la capacidad de sobreponerse a ellos para al menos no perder gracias a la aparición estelar de otro juvenil que llama con fuerzas a las puertas del primer equipo. Por todo ello, la afición se marchó contenta del estadio, degustando un empate con sabor muy dulce y con la esperanza de que más pronto que tarde cambie la suerte y podamos competir sin que tantos  los factores se conjuren en nuestra contra.

FICHA TÉCNICA

UD PILAS: Vargas, Diego (Bartolo, 80’), Bernal (Elio (86’), Quintero, Salado, Juanma, Lito, Salva, Yeray (Manolo Quintero, 95’), Juan Anguas y Galán (Zayas, 69’).

UD BELLAVISTA: Carlos, Dani (Salva, 74’), David, Razo, Núñez, Gabi, Samu (Lito, 81’), Borja, De la Vega (Mario Pareja, 76’), Jorge (Chipi, 54’) y Mario Boza (Abraham, 61’).

ÁRBITRO: Javier Álvarez Álvarez. Expulsó por doble amonestación al local Lito (45’). Amarillas para el local Juanma y para los visitantes Gabi, Daqni y Núñez.

GOLES: 1-0: Juan Anguas (15’); 1-1: Samu, de penalti (45’); 1-2: Samu (62’); 2-2: Bartolo (95’).

No hay comentarios:

Publicar un comentario