domingo, 29 de enero de 2017

La dinámica negativa puede con todo (1-2)


La UD Pilas ha vuelto a caer, en esta ocasión en casa y ante un rival de la zona baja de la tabla, con lo que el equipo blanquiazul se hunde aún más en la clasificación y afronta un panorama verdaderamente complicado de cara a lo que resta de competición.

Lo primero que hay que apresurarse a afirmar es que en esta derrota, como en otras muchas, no hay absolutamente nada que achacar a la actitud y la entrega de los jugadores, que en todo momento hicieron un tremendo derroche de esfuerzo e intensidad, aunque, una vez más, esto no fue suficiente ni tan siquiera para sumar un punto, dada la enorme dificultad que muestra el equipo para conseguir goles y lo fácil que les resulta a los rivales sacar tajada de sus enfrentamientos con la UD Pilas.

Juan Anguas presionado por dos contrarios
El CD Diablos Rojos, que venía de protagonizar una remontada épica en su campo la pasada jornada ante el Villafranco, se mostró como un conjunto bastante competitivo, bien trabajado y dispuesto desde el principio a aprovecharse de la pésima racha de la UD Pilas, cosa que a la postre, consiguió.

Con el retorno de Bernal tras su sanción y de Nacho después de recuperarse de sus
dolencias de rodilla, José Julio mantuvo su bloque base, dando de nuevo la oportunidad a Anguas bajo los palos (Vargas se quedó en el banquillo), junto a Diego, Salado, Perole y Bernal en la cobertura; el capitán Rojas era el jefe de operaciones en el centro del campo, acompañado por Salva, para tratar de conectar con los hombres de ataque, que fueron Ponce, Juan Anguas, Galán y Nacho.

El partido era intenso e igualado y en el 7’ avisó Juanan con un remate de cabeza que se marchó alto. En el 10’ Nacho llegó antes que el portero a un balón dividido y cedió para que Galán disparara demasiado flojo, permitiendo a un defensor evitar el gol.

En el 19’ llegó el 0-1 en una jugada sin aparente peligro, ya que Juanan controló el balón muy lejos de la portería y bastante escorado; sin embargo el atacante rojillo soltó una volea perfecta que superó por alto a un sorprendido Anguas. Fue un golpe duro, porque ponerse por detrás en el marcador era el peor de los escenarios posibles dado lo muchísimo que había en juego.

Sin embargo, la UD Pilas reaccionó bien, y empató pronto por mediación de Salado, que remató a la red un servicio de Galán desde la esquina (28’). Este gol espoleó a los blanquiazules que protagonizaron varios acercamientos peligrosos sobre la meta de Joaquín, como una jugada personal de Salva (30’) y, sobre todo, una ocasión de Nacho, que fue trabado por detrás cuando se disponía a rematar (44’). Se pidió con insistencia el penalti, que pareció bastante claro, aunque el colegiado decretó saque de esquina. De este modo, la estadística se mantiene, y ya se han cumplido 19 jornadas sin que el equipo pileño haya disfrutado de un solo lanzamiento desde los once metros.

El segundo tiempo empezó con una clara ocasión para el visitante Javi, que salvó Perole en la misma línea de gol. Tras este susto inicial, la UD Pilas trató de buscar la portería contraria, y empezó a encontrarla con más asiduidad tras el minuto 60’, cuando Rafa sustituyó a Ponce y el equipo blanquiazul se lanzó decididamente al ataque. Después de otra ocasión de Javi, que disparó cerca del palo derecho de Anguas, apareció por primera vez Rafa, con un remate de cabeza que se marchó rozando la escuadra.
Durante la segunda parte, la UD Pilas puso cerco a la portería de Joaquín.

Hubo un periodo de 15 minutos en que la UD Pilas intensificó su dominio y gozó de varias ocasiones clarísimas para adelantarse en el marcador: hasta tres disparos a bocajarro se estrellaron en el cuerpo de los defensores y se produjo una nueva caída de Nacho en el área, empujado por un contrario. José Julio puso en liza a Zayas en lugar de Perole y también dio minutos al debutante Miguel, que entró en lugar de Galán (78’).
El debutante Miguel
Sin embargo, esta cascada de oportunidades se vio cortada de raíz en el  82’, cuando una falta lateral botada por Javi fue ligeramente desviada por José Alcalá, para llevar el balón al fondo de la portería de Anguas.

Como es fácil imaginar, el varapalo fue tremendo, porque el equipo pileño estaba acumulando méritos para anotar el gol de la victoria y, de pronto, se encontró justamente con lo contrario y ya fue incapaz de reaccionar. El Diablos Rojos jugó bien sus bazas, interrumpió el juego cuanto pudo, realizó un cambio e incluso pudo aumentar su ventaja a la contra, ante una UD Pilas ya muy herida y que buscaba la portería de forma incontrolada.

El choque tenía sabor a final y como tal fue celebrada la victoria por los jugadores de Antonio Ortega cuando el colegiado Pérez Sivianes decretó el final de la contienda, mientras los jugadores de la UD Pilas, rotos por el esfuerzo, se retiraban hacia el vestuario viendo una vez más que su ímprobo trabajo había quedado sin premio.

El panorama se ha puesto tremendamente difícil, qué duda cabe. Pero quedan muchos partidos hasta que termine la liga y hay que seguir trabajando y luchando por mantener la categoría. Aquí lo único que está prohibido es rendirse.

FICHA TÉCNICA

UD PILAS: Anguas, Diego, Bernal, Salado, Perole (Zayas, 73’), Rojas, Salva, Ponce (Rafa, 60’), Nacho, Juan Anguas y Galán (Miguel, 78’).

CD DIABLOS ROJOS: Joaquín, José Ángel, José Alcalá, Víctor (Jona, 73’), Carlos, Alemán, Alfredo, Javi, Pichaco (Peca, 88’), Juanan y Alfonso.

ÁRBITRO: Daniel Pérez Sivianes. Amonestó a los locales Rojas, Rafa, Ponce y Galán, además de expulsar al delegado Manuel Fernando Anguas (18’); por los visitantes vieron amarilla Alemán, Merino, José Alcalá, Víctor, José Ángel y Pichaco.

GOLES: 0-1: Juanan (19’); 1-1: Salado (28’); 1-2: José Alcalá (82’).

No hay comentarios:

Publicar un comentario