domingo, 5 de febrero de 2017

Un guión con final malvado y un sabor tristemente ya conocido (2-1)

Manuel H. Salado


Como si de una película del mejor Hitchcock se tratara, un guión con final malvado y un sabor tristemente ya conocido. Así se puede definir el partido de ayer de la UDP en Hytasa (Sevilla) ante la A.D. Cerro del Águila en el que volvió a conocer el sabor amargo de la derrota (2-1) . 

Se hace difícil escribir la crónica de un encuentro que tuvo un resultado muy distante a lo visto como justo durante los más de 90 minutos por méritos de cada uno, otra vez más esa frontera entre el merecer y conseguir que de nuevo sale cruz.
Llegaba la Unión Deportiva Pilas con una nueva cara en los banquillos, que como bien dijo en su presentación, venía con la intención  de recuperar la sonrisa y la ilusión por jugar al fútbol en la plantilla. Jose Manuel Fidalgo contaba con dos importantes bajas (Ponce y Galán) pero aun así dispuso de un once muy ofensivo y capacitado para la lucha cuerpo a cuerpo por la victoria ante un gran rival como el que tenía enfrente.

La primera parte ya comenzó muy fuerte, la UDP sacó de centro y tras una buena combinación, la pelota llegó a banda para que Lito superara a su defensor y centrara raso al área donde estaba Rafa, pero en el último momento llegó Docsion para despejar el balón y evitar el gol blanquiazul. A partir de ahí se pudo ver un primer tiempo muy igualado en el que ninguno logró acertar en la definición para poder adelantar a los suyos. La UDP, algo falta de tranquilidad en la combinación y claridad en tres cuartos para crear peligro real, también producto de un cambio en las intenciones imposible de asimilar en sólo una semana, tuvo en Rafa y Nacho las dos ocasiones más claras para conseguir el gol. Mariano y Rubio también tuvieron en sus botas la oportunidad de gol para los locales, pero sus disparos se marcharon fuera por poco. Con una igualdad manifiesta sobre el verde y sin novedades en el marcador llegamos al descanso.

En el primer minuto de la segunda mitad a punto estuvo la A.D. Cerro de hacer subir el primero al marcador cuando Jose mandó su remate al poste.  Pero, nada más lejos de la realidad, a partir de ahí se pudo ver un partido algo roto en el que la UDP fue claro dominador con buen juego y ocasiones ante un Cerro que apenas llegaba a zona de peligro, hecho que cuando ocurría era perfectamente solventado por Perole y un Salado que tuvo una actuación imperial.

La UDP tenía en Salva y Nacho a su jugadores más activos en la creación de peligro, servidos de un trabajo enorme de Rafa y Lito en punta.  Sensación de peligro constante por parte de unos blanquiazules que buscaban la victoria con ahínco, fe y buen juego. Nacho, a la salida de un córner, estuvo a punto de conseguirlo pero su disparo se marchó fuera por poco. También Juan Anguas rozó el gol con un lanzamiento de larga distancia ante el que respondió Rafa de manera espectacular. 
En el 82’ llegaría el premio merecido. Salva, muy activo en todas las facetas del juego, robó el balón en campo propio, avanzó hasta el área y tras una pared con Nacho, encaró al portero. Su disparo, algo molestado por los defensas cerreños, fue desviado por el guardameta y cayó en los pies de Nacho, que había seguido la jugada y envió el esférico al fondo de las mallas. 0-1 que llevaba la alegría a la parcela blanquiazul. Alegría que se pudo saborear por muy poco tiempo, ya que en el 86’ un balón cayó llovido al área en pies de  Juanjo, que la aguantó de espaldas y sirvió a Chacón situado en el borde del área de penalti para que éste, de pase raso, encontrase a Luismi que terminó mandando el balón a la red consiguiendo el empate a 1. Sensación agridulce por los méritos contraídos durante toda la segunda parte, pero que reforzaba también de cierta manera el  ánimo de la UD Pilas, pues puntuar en un campo complicado ante un buen rival podría servir como punto de partida para iniciar el camino a la salvación. A pesar de todo, los de J. Manuel Fidalgo nunca dejaron de luchar por la victoria. Tras el empate, la UD Pilas siguió lanzada arriba buscando el gol. Rafael, portero local, respondió perfectamente ante un disparo de Rafa y Nacho mandó el balón rozando el poste izquierdo de la portería local en lo que podría haber sido el 1-2.

Pero hay una máxima en el fútbol, el partido no termina hasta que el árbitro lo decide y, hasta el final, todo es posible por imposible que parezca. Volvieron, de nuevo, los fantasmas. Se cumplía el 95’ (había dado 4 minutos de descuento) cuando un balón lejano caía a Cuba, que peinaba a la zona de Juanjo. Controló, encaró y se fue de su par para entrar en el área y terminar disparando cruzado. Su lanzamiento fue desviado por un defensa que llegó a la ayuda, cambiando por completo la dirección del balón para que éste, llorando, se introdujese en la portería. Increíble pero cierto. La UDP veía cómo en el descuento, y un minuto fuera del tiempo añadido, perdía un partido que mereció ganar y, antes del 86’, tuvo en sus manos.  Aún hubo tiempo para una más, tras saque de centro Vargas subió a rematar una falta lejana. Rojas se la puso pero no llegó el portero blanquiazul por muy poco para conseguir el gol del empate.
Y así terminó el partido, un 2-1 incomprensible y difícil de asimilar. El fútbol ha sido injusto con este equipo otra vez más, pero la situación no es ni mucho menos imposible.

 

Ahora empieza nuestra liga, 14 jornadas para creer y luchar porque todo es posible. A partir de ahora empezamos a enfrentarnos a nuestros rivales más cercanos. De los 7 próximos encuentros, ningún rival supera la octava posición. Y 4 de esos 7 partidos se juegan nuestra casa (Osuna j.21, Villafranco j.23, Pedrera j.24 y La Liara j.26), con el condicionante de que mientras tanto, hay múltiples enfrentamientos entre los equipos que están en la lucha por evitar el descenso o no acercarse al mismo. Este hecho nos hace creer aún más si cabe que en los enfrentamientos directos que nos esperan aumenta la importancia del apoyo de nuestra afición, clave para la consecución del objetivo.  El próximo Domingo nos visita el Osuna Bote Club -a las 12:00- por lo que hacemos una llamada a nuestra afición para que ocupe el graderío del Manuel Leonardo y apoye a los suyos. Aficionado, te queremos con nosotros, te necesitamos. Porque #YoconfíoenMIUDP

Ficha técnica: 

A.D. Cerro: Rafa, Antonio, Mario, Sergio, Docsion, Manuel, Mariano, Emilio (Juanjo 57'), Jose (Luismi 79'), Chacón, Rubio.

U.D. Pilas: Vargas, Diego, Bernal, Perole (Zayas 78'), Salado, Rojas, Salva, Juan Anguas (Juanma 73'), Nacho, Lito, Rafa (Miguel 89'). 


Francisco Javier Moruno Cáceres, colegiado del encuentro que tuvo una buena actuación, amonestó a los locales Chacón, Manuel y Juanjo. Rojas, Diego y Juanma también recibieron amonestación por parte de la UDP. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario