domingo, 5 de marzo de 2017

Derrota desoladora y muy polémica (1-2)

 La UD Pilas perdió en casa ante el CD Pedrera, en un choque marcado por una decisión arbitral muy polémica, que perjudicó gravemente al conjunto blanquiazul.

Si el más acérrimo enemigo de la UD Pilas hubiera trazado un plan malévolo para este equipo en la presente temporada, no le hubiera salido tan perfecto como el que está marcando la realidad de la competición. Jornada tras jornada, se acumulan los golpes de todo tipo, entre los que hay que incluir, desgraciadamente, los errores arbitrales, que siempre suelen percutir en la misma dirección.

Si a todo ello unimos los fallos propios (que no son pocos) y el acierto de los contrarios, el
Rami cuajó un buen partido en su debut
resultado es el que marca la tabla clasificatoria: un equipo que pierde y pierde, sin que sobre el terreno de juego sus rivales demuestren una clara superioridad en el juego, aunque, finalmente, siempre se llevan los puntos en disputa.

Para el partido ante el Pedrera, José Manuel Fidalgo contaba con los efectivos justos para formar una convocatoria, incluyendo a Chiqui, que aún no está plenamente recuperado de su lesión. De esta forma, hizo debutar a Rami en el once inicial, marcando un planteamiento muy ofensivo, en busca de la ansiada y necesaria victoria.

Tras el primer susto del encuentro, protagonizado por Zurdo, que encontró adecuada respuesta en Vargas, la UD Pilas se hizo con el mando del juego y protagonizó una primera parte realmente brillante, con multitud de llegadas y ocasiones de gol. Así, en el 12’ Rami penetró bien el área y fue derribado por Manu Valor de forma clara, por lo que el colegiado señaló el correspondiente penalti y amonestó al defensor. Transformó Nacho, poniendo en ventaja a los locales.

En plena ofensiva blanquiazul llegó la jugada polémica que marcaría el devenir del encuentro. Corría el minuto 18’ cuando un remate de Nacho era repelido por el portero; el balón fue al travesaño y el propio guardameta lo sacó hacia fuera, cuando ya había traspasado la línea de gol. El colegiado lo vio claro y pitó gol. Por ello, aunque la pelota había caído a pies de un delantero pileño, este no remató a puerta, pues ya el juego estaba detenido. Gol. Abrazos de los jugadores locales, que ya se fueron a su campo para esperar el correspondiente saque de centro, mientras los visitantes protestaban al colegiado, que parecía mantenerse firme en su decisión. No obstante, lo convencieron para que fuera a consultar al asistente, y, para sorpresa de todos, el juez principal de la contienda se retractó de su decisión inicial, quitó validez al tanto y decretó un bote neutral a un metro de la portería. El bote neutral más extraño que hemos visto nunca, ya que luchaban por el balón once jugadores del Pedrera y diez de la UD Pilas. Al final, blocó el portero y el marcador continuó siendo de 1-0. Una jugada digna de análisis, porque en la misma acción tuvimos:

- - Un gol concedido de forma clara por el árbitro (máxima autoridad en el terreno de juego) y luego negado, por indicación de su asistente.
- - Un posible remate posterior a puerta que no se produjo, porque el árbitro había detenido el juego, al señalar gol.
- - Un bote neutral antirreglamentario, ya que tuvo lugar dentro del área pequeña y no entre dos jugadores, sino entre todos contra todos.
Los jugadores pileños celebraron el 2-0 que, finalmente, no llegó a subir al marcador
En la imagen, el extraño bote neutral con que se reanudó el juego

 Entre los minutos 22’ y 30’ la UD Pilas tuvo tres ocasiones claras para aumentar su ventaja, pero el travesaño, un defensa y la mala puntería de Perole en un remate franco de cabeza lo impidieron. Para colmo de males, este último, en una carrera se rompió y tuvo que ser sustituido por Bernal (35’).

Tras un alargue de 5 minutos, en los que el Pedrera acosó la portería de Vargas, terminaría la primera mitad, con la sensación agridulce para la UD Pilas por haber sido superior al rival, pero por no tener en el marcador la renta que en justicia le correspondía.

El pedrereño Jesús llevó peligro constante por la banda izquierda
El CD Pedrera, que realizó dos cambios en el intermedio, salió lanzado en busca del empate y lo logró muy pronto por mediación de Zurdo, tras una buena combinación, en la que hubo hasta tres pases dentro del área (49’). Lógicamente, este gol fue un mazazo para la UD Pilas que, además, sufrió una segunda lesión, en esta ocasión del guardameta Vargas, sustituido por Anguas (57’). No obstante, el equipo no se conformaba y trató de reaccionar, consiguiendo generar una ocasión clarísima, que Pedro desaprovechó solo ante J. Manuel (60’). También pudo marcar Nacho, pero remató al cuerpo del portero (67’).

Esta falta de eficacia se iba a pagar carísima, pues pasada la media hora de la segunda parte, una buena combinación del CD Pedrera terminó en penalti por derribo claro de Aarón a Moro, que transformó Jesús (77’).

Entró Lito por Pedro (78’) pero ya el cansancio y el menoscabo en la moral de los jugadores se dejó notar, por lo que el Pedrera pudo conservar su ventaja sin mayores sobresaltos. Sólo cabe citar una acción en la que el portero J. Manuel arrolló en el salto a Lito, sin que el colegiado apreciara ninguna infracción (83’).

De este modo se llegó al final, y la UD Pilas volvió a quedarse sin premio tras un ímprobo trabajo y un muy buen partido, sobre todo en la primera mitad. Quienes sólo analizan el fútbol desde el prisma de los resultados, se quedarán con los números, que son horribles para el equipo pileño, qué duda cabe. Pero detrás de esos números hay muchas circunstancias, que, como estamos viendo una semana sí y otra también, siempre suelen ser adversas para el conjunto del Manuel Leonardo Ventura.

La situación deportiva es extrema, nadie lo duda. Pero no todo está perdido: hay algo que mantener y es la DIGNIDAD. Esa es la palabra clave cuando las cosas vienen tan mal dadas y a ella nos aferramos.

FICHA TÉCNICA

UD PILAS: Vargas (Anguas, 57’), Diego (Chiqui, 87’), Aarón, Juanma, Perole (Bernal, 35’), Rojas, Miguel, Salva, Pedro (Lito, 78’), Rami y Nacho.

CD PEDRERA: José Manuel, Manu Valor (Naoki, 46’), Comino, José Mari, Pavón, Joselu, Nene (Ignacio, 78’), Álex (Bartolo, 46’), Zurdo, Moro y Jesús.

ÁRBITRO: Óscar Avilés Hernández. Amonestó a los locales Diego, Aarón, Perole, Rojas y Pedro y a los visitantes Manu Valor, Pavón y Naoki.

GOLES: 1-0: Nacho (12’, de penalti); 1-1: Zurdo (49’); 1-2: Jesús (77’, de penalti)



No hay comentarios:

Publicar un comentario