domingo, 10 de diciembre de 2017

La UD Pilas agrava su crisis en Olivares (1-0)


No hay manera. La UD Pilas da la impresión de ser un equipo atrapado en un bucle de resultados negativos, del que no encuentra la forma de salir. Tampoco pudo lograrlo en el municipal Las Colonias de Olivares, donde se enfrentó a un At. Olivarense, metido de lleno en la zona de descenso y que sólo había ganado dos partidos en lo que llevamos de competición.

Ser superior en algunas facetas del juego no basta, cuando no eres capaz de serlo en la principal: la del resultado. De hecho, el equipo pileño, ha sumado en los últimos 7 partidos una victoria y un empate, es decir, cuatro de veintiún puntos posibles.

En esta ocasión, también se mostró mejor que su oponente en determinados aspectos: tuvo más la pelota, demostró poseer más calidad técnica, creó más y mejores ocasiones de gol, pero… se vino de vacío. El At. Olivarense, con dos disparos sobre la meta de Burgos en todo el partido, tuvo suficiente para anotar un gol y hacerse con la victoria para desesperación de jugadores y aficionados blanquiazules presentes en el encuentro.

El juvenil David López persigue el balón
El choque vino marcado por la larga lista de bajas que acumulaba la UD Pilas, que tuvo que recurrir a los juveniles David López y Juanfran para completar una convocatoria de 16 efectivos. Especialmente destacable es el caso de la delantera, ya que Alfonso y Ponce estaban ausentes por sanción y Cristóbal por motivos laborales. Para más inri, el único delantero sénior específico que quedaba disponible, Cañada, no se presentó al partido, a pesar de estar convocado.

El primer tiempo transcurrió como cabía prever, dado el recinto en el que se disputaba el choque: con una intensa disputa en el centro del campo, juego embarullado y pocos espacios. Una vez más, la UD Pilas mostró cuánto le cuesta adaptarse a estos campos de dimensiones reducidas.

A pesar de todo, el equipo de Marco Fernández sólo recibió un susto en su portería (disparo de Fernando, bien atajado por Burgos en el 5’) y fue capaz, por el contrario de crear dos ocasiones muy claras de gol. La primera de ellas llegó en el 25’, tras una buena internada de Jurado y un buen centro raso al que no llegaron ni David López ni Javi Mara. Pero sin duda la más clara del partido, y también la más increíble, tuvo lugar pasada la media hora de juego (33’); un centro desde la derecha, lo cabeceó Juanma, que batió a Tote. Antes de entrar en la portería, tocó la pelota Chiqui de espuela y la desvió por encima del travesaño, de manera inexplicable.
El balón, tras golpearlo Chiqui, se va por encima del travesaño
Para la segunda mitad, el técnico pileño dejó en el banquillo a Juanma y dio entrada a Bernal. No había hecho más que comenzar a rodar el balón cuando una desaplicación defensiva muy grave en la banda izquierda iba a ser aprovechada por el local Capola para penetrar en el área y sorprender con un golpeo de puntera ajustado al palo que acabó en el fondo de las mallas. Gran error defensivo y gol en contra, con lo que se nos ponía por delante el peor de los escenarios posibles.

Jurado se mostró muy activo durante todo el partido
Una falta lateral en el minuto siguiente, bien golpeada por Fran fue detenida por Tote, que fue el  En el 56’ entró muy bien por la izquierda Javi Mara, que sirvió una asistencia perfecta para Salva quien, con todo a su favor, remató fuera. Otra oportunidad clarísima que se fue al limbo, lo que aumentó el nerviosismo y la desconfianza de los pupilos de Marco Fernández. El técnico, sin muchas alternativas en el banquillo, dio entrada a Juanfran y a Fran Garrido en lugar de Márquez y Piru y el equipo intentó crear peligro recurriendo incluso a un juego más directo en algunos momentos, aunque todo balón que volaba por la meta local era despejado de forma contundente por Tote, el jugador más determinante del cuadro local.

Así se iban consumiendo los minutos: se jugaba poco y el Olivarense cada vez se veía más cerca de lograr su tercera victoria de la temporada. En el 80’ se equivocó gravemente el colegiado al confundir a Fran Garrido con Javi Mara, quien vio la segunda amarilla por una falta en la que no había intervenido y tuvo que marcharse antes de tiempo a la ducha (con el consiguiente perjuicio para el próximo partido, que no podrá disputar).

En el 90’ el balón llegó en posición inmejorable al juvenil Juanfran, pero su remate, muy defectuoso, se marchó desviado. Y la última oportunidad de lograr el empate la tuvo Fran en una mano señalada por el colegiado en la frontal del área. Su disparo salvó a la barrera y enfiló la cepa del poste, pero hasta allí llegó la mano salvadora de Tote, para impedir el tanto.
Tote evitó el empate en tiempo añadido
De este modo se llegó al final del encuentro, con una nueva derrota, que deja a la UD Pilas en la zona media de la tabla, a once del ascenso y a nueve del descenso. La crisis de resultados se prolonga, si bien es justo reconocer que los jugadores que se enfundaron la elástica blanquiazul en Olivares lucharon y sudaron la camiseta con pundonor, aunque sin acierto.

Esperemos que ese acierto vuelva pronto y podamos degustar de nuevo el dulce sabor de la victoria en el próximo partido en casa ante el CD Albaida.

FICHA TÉCNICA

AT. OLIVARENSE: Tote, Julio, Diego, Ramón, Farmi, Isra, Jesulito, Manu, Capola, Fernando y José Carlos. También jugaron: Ñito, Enrique y Rami.

UD PILAS: Burgos, Jurado, Piru, Zayas, Chiqui, Juanma, Javi Mara, Fran, David López, Salva y Márquez. También jugaron Fran Garrido, Bernal y Juanfran.

ÁRBITRO: Manuel González Romero. Expulsó por doble amarilla a Javi Mara (80’). Amarillas para los locales Farmi, Ramón, Capola, Diego, Jesulito, Julio y Manu y para los visitantes Zayas, Bernal y Chiqui.

GOL: 1-0: Capola (46’).

No hay comentarios:

Publicar un comentario