domingo, 17 de diciembre de 2017

La UD Pilas no encuentra freno para su caída (0-1)


La UD Pilas ha despedido el año 2017 de la peor manera posible, cayendo en casa ante el CD Albaida por 0-1. Ha sido una derrota calcada a la del domingo pasado en Olivares y en ambos casos cabe hacer la misma reflexión: qué poco han tenido que hacer los rivales para lograr los tres puntos en juego. Una buena jugada, en esta ocasión en los primeros minutos del choque, un gol y partido finiquitado.

El equipo dirigido por Marco Fernández está evidenciando una dificultad palmaria para crear ocasiones de peligro y una falta de gol alarmante, que le está costando deslizarse sin freno hacia la parte baja de la tabla. Ausente por sanción Ponce (máximo goleador del equipo), el cuadro blanquiazul volvió a disponer de pocas oportunidades, pero muy claras, sin que lograra introducir el balón en la meta contraria. De este modo, el solitario gol del rival dictó la sentencia del choque.
Debutó en la UD Pilas Lego, que fue titular en detrimento de Piru, y volvió al once inicial Alfonso Valladares en lugar del también sancionado Javi Mara. Salvo la presencia de Anguas bajo los palos en sustitución de Burgos, el resto fueron los mismos protagonistas del partido anterior.

Antes del partido hubo una pancarta de apoyo para el juvenil Manolo Quintero, al que se le ha diagnosticado rotura del ligamento cruzado de la rodilla, por lo que se pierde lo que queda de temporada. Apenas habían empezado a sudar los jugadores cuando un ataque del Albaida por la izquierda llegó a pies de Migue, quien abrió para que su compañero López, libre de marca, pudiera controlar y batir con comodidad a Anguas (5’).

Esta era la peor noticia que podía producirse, ya que el equipo pileño está demostrando
Salva dispuso de dos ocasiones claras
últimamente que cuando se pone por debajo en el marcador no encuentra recursos para remontar los partidos, como así volvió a ocurrir. No obstante, no faltaron oportunidades para conseguirlo. En el 10’ la tuvo Salva, pero su remate fue demasiado flojo, después de haber penetrado bien en el área. La más clara de la primera mitad iba a llegar en el 28’ con un remate a bocajarro de Alfonso, que se estrelló en el cuerpo del portero. El rechace lo recogió Manu Mara, que disparó ajustado al palo, pero la pelota se marchó fuera por muy poco.

Fue lo que dio de sí una primera mitad jugada a un ritmo bastante bajo, lo que propició que la defensa y el portero del Albaida apenas pasaran apuros, a pesar del mayor dominio del balón de los pileños.

La segunda mitad comenzó con una gran jugada del juvenil Juanfran, que se fue muy bien por la derecha y puso un gran centro que llegó a poder del también juvenil David López. Este controló y remató fuera, cuando parecía que iba a batir a Bernardo.

Esta jugada animó un poco a los locales que, no obstante, sufrieron también una ocasión de peligro generada por Cotorra, que pasó a López, quien se entretuvo demasiado, en buena posición (53’). Marco Fernández empezó a mover el banquillo y el cuadro blanquiazul poco a poco fue arrinconando a los visitantes, aunque sin crear ocasiones demasiado claras. Además, empezaron a aparecer las habituales interrupciones, que los veteranos jugadores del Albaida supieron provocar muy bien.

Lego volvió a vestir la elástica blanquiazul
En el 73’ Salva dispuso de un balón inmejorable para marcar tras botar Fran una falta lateral, pero su remate de cabeza se marchó por encima del travesaño. Fue la última ocasión realmente clara de una UD Pilas que lo intentó todo, pero que se encontró con un Albaida que, a pesar del cansancio, se defendió muy bien y logró que el tiempo fuera transcurriendo sin que ocurriera nada contrario a sus intereses.  De este modo, los últimos minutos dejaron en evidencia la impotencia de la UD Pilas, que con mucho corazón pero poca precisión buscó sin desmayo al menos el gol del empate, sin conseguirlo.

Terminada esta última jornada de 2017, todo el mundo se pregunta: ¿qué le pasa a este equipo? ¿Qué ha cambiado para que el inicio de liga, tan esperanzador, se haya convertido en esta pesadilla que arrastramos durante los últimos partidos? Esa es, sin duda, el gran interrogante que a buen seguro pasa por la mente no solo de los aficionados, sino también de la directiva, de los jugadores y, por supuesto, del cuerpo técnico con Marco Fernández a la cabeza.

Encontrar la respuesta y, lo que es más importante, las soluciones, es lo que urge en estos momentos. Ahora viene el parón navideño tras el cual el equipo tendrá que jugar dos partidos seguidos fuera de casa: en el campo del At. Libertad (última jornada de la primera vuelta) y en Alcalá del Río, en el inicio de la segunda ronda del campeonato.

Esperemos que durante este periodo de tiempo (que se va a aprovechar para resembrar el césped) se pongan las bases para que esta dinámica cambie, y volvamos en 2018 con otras sensaciones y con mejores resultados. Este equipo va a demostrar que tiene capacidad para conseguirlo.


FICHA TÉCNICA

UD PILAS: Anguas, Jurado, Lego, Chiqui, Zayas, Fran, Juanfran, Manu Mara, Alfonso, Salva y David López. También jugaron Piru, Rojas, Ángel y Cristóbal. Se quedaron sin disputar ningún minuto Juan, Burgos y Márquez.

CD ALBAIDA: Bernardo, Toro, Guille, Niño, Jesús, Peluca, Kiki, López, Cotorra, Joaquín y Migue. También jugaron: Bau, Pallarés, Marcelo y Puchero.

ÁRBITRO: Alejandro Conejo Pérez. Expulsó por doble amarilla al pileño Rojas (90’). Amarillas para los locales Fran, Cristóbal y el entrenador Marco Fernández y para los visitantes Jesús y Peluca.

GOL: 0-1: López (5’).

No hay comentarios:

Publicar un comentario