domingo, 3 de diciembre de 2017

Un empate con doble lectura (0-0)


El empate es siempre un resultado de valoración incierta, pues depende mucho de las circunstancias que concurren en el partido que termina con ese resultado, que sólo premia con un punto, frente a los tres que otorga la victoria.

Este 0-0 cosechado por la UD Pilas frente al Cazalla Balompié puede ser valorado como un freno a la mala racha de derrotas que venía padeciendo el conjunto blanquiazul, que vuelve a puntuar tras tres partidos dejando su casillero a cero. Pero también se puede tomar como un resultado insatisfactorio, teniendo en cuenta que el conjunto pileño necesita sumar de tres en tres y fue el equipo que más y mejores ocasiones de gol creó, sin ser capaz en ninguna de ellas de batir al meta Jesuli.

M. Quintero resultó lesionado de gravedad
Sin ir más lejos, en la última comparecencia casera de la UD Pilas, frente al Andalucía Este, el equipo dirigido por Marco Fernández desperdició media docena de ocasiones clarísimas de gol, y terminó perdiendo el partido. En esta ocasión, al menos dejó la portería a cero, por lo que logra un resultado que ya mejora al obtenido en aquel encuentro.

Con todo, la peor noticia que nos deja el choque fue la grave lesión de Manolo Quintero, cazado por detrás en una entrada durísima de Carlos (29’) que sólo mereció cartulina amarilla a juicio del colegiado. El jugador tuvo que ser trasladado a la Mutualidad, donde se le ha diagnosticado rotura de menisco, por lo que tendrá que pasar por el quirófano y se perderá entre dos y tres meses de competición.

El partido empezó de forma trepidante, con una caída de Andrés en el área pileña, que los visitantes reclamaron como penalti y, a continuación, con la mejor ocasión de todo el partido. Un buen centro desde la derecha de Javi Mara fue rematado por Salva en posición inmejorable, pero el balón se estrelló primero en el cuerpo del portero y posteriormente en el travesaño, sin que llegara a traspasar la línea de gol.  

Javi Mara estuvo muy participativo en el ataque
A partir de ese momento, el juego se desarrolló con un patrón muy claro: la UD Pilas intentaba ser protagonista del juego, salir desde atrás con el balón jugado, mientras el Cazalla Balompié presionaba esa salida con hasta tres efectivos, pero sin descomponer en ningún momento su línea defensiva.

Por momentos, los hombres de Marco Fernández lograron su objetivo y trenzaban buenas jugadas, que solían acabar en la frontal del área contraria. En otras ocasiones, en cambio, la presión visitante daba su fruto y se producían pérdidas de balón que propiciaban peligrosos contragolpes, como ocurrió en el 12’ (se lució Burgos saliendo a los pies de José Mari) y en el 19’, en una jugada que acabó con un disparo lejano pero peligroso de Carlos.

En el 39’ los locales lograron generar otra ocasión clarísima de gol, con un doble remate,Salva y después de Chiqui, ambos repelidos por Jesuli, que salvó a su equipo de encajar el primer tanto.
primero de

Tras el paso por los vestuarios, y ya con Manolo Quintero camino del hospital, sustituido por Cañada, la UD Pilas volvió a gozar de una buena ocasión a la salida de un córner rematado por Piru, que también se topó con Jesuli.

Contrariamente a lo que suele ser habitual esta temporada, los primeros cambios no obligados no llegaron hasta el 62’, con la entrada de Alfonso y Ponce en lugar de Cristóbal y Bernal, con lo que Marco Fernández mostraba que no se daba por satisfecho con la igualada.

Sin embargo, el juego no era todo lo fluido que el partido requería. La salida de balón se hacía por momentos difícil y peligrosa, cuando los defensores titubeaban ante la primera línea de presión cazallera y daba la impresión de que el equipo andaba sobre un alambre.

En el 69’, Ponce recibió un gran pase con el pecho de Valladares y protagonizó una brillante internada que terminó con un remate ajustado al palo, cuando ya la afición se aprestaba a celebrar el gol. Lamentablemente, de nuevo la falta de puntería dejó sin premio una jugada que lo había merecido.
Fran Garrido debutó con la elástica blanquiazul

Nino tuvo una buena ocasión para los visitantes en el 73’ y Marco Fernández continuó moviendo el banquillo, buscando ese gol que no llegaba. Así, hizo debutar a Fran Garrido, incorporado esta semana a la disciplina blanquiazul.

La última gran oportunidad la tuvo Cristóbal tras un buen servicio de Ponce, pero su acrobático remate se marchó por encima del travesaño.

Los últimos minutos nos depararon un gran susto, por el golpe que recibió Chiqui en el estómago y que lo dejó por un momento sin poder respirar. Afortunadamente, se repuso bien, tras la diligente asistencia de los miembros de la unidad de Protección Civil presente en el estadio.

En esa recta final también se produjo la evitable y absurda expulsión de Ponce, tras protestar de forma inaceptable una decisión arbitral. Flaco favor del buen delantero al equipo, pues no podrá estar presente en el próximo compromiso de la UD Pilas en Olivares.

FICHA TÉCNICA

UD PILAS: Burgos, Chiqui, Piru, Manolo Quintero, Zayas, Rojas, Javi Mara, Manu Mara, Cristóbal, Salva y Bernal. También jugaron: Jurado, Márquez, Cañada, Ponce, Fran Garrido y Alfonso.

CD CAZALLA BALOMPIÉ: Jesuli, Perea, Álvaro, Luismi, Zoilo, David, José Mari, Miguel Ángel, Andrés, Eduardo y Carlos. También jugaron Nico y Jacinto.

ÁRBITRO: Álvaro Cano Díaz. Expulsó por doble amarilla a Ponce (95’). Amonestó a los locales Zayas, Fran Garrido y Alfonso y a los visitantes Carlos, Álvaro y José Mari.

GOLES: No hubo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario