domingo, 25 de febrero de 2018

Ansiado reencuentro con la victoria en casa (2-1)


Desde la jornada 10ª, disputada el 5 de noviembre de 2017, no ganaba la UD Pilas un partido en casa. Aquel día se impuso al Benacazón CF por 2-0 con goles de Salva y Cristóbal. Desde entonces han pasado por nuestro estadio seis equipos, y todos pescaron algo: dos ganaron (Andalucía Este y Albaida) y cuatro empataron (Cazalla, Camino Viejo, Sanlúcar y Bellavista B).

Ganar en casa se estaba convirtiendo en una necesidad imperiosa, casi en una obsesión, lo cual precisamente ha sido un factor que ha terminado perjudicando al equipo, por el exceso de presión y de ansiedad, que ha mermado sus virtudes futbolísticas.

En esta ocasión, visitaba nuestras instalaciones otro equipo metido en la zona de descenso y los de Sixto Bernal salieron decididos a resolver el envite por la vía rápida, hasta el punto de que en el primer minuto de juego ya tuvo Salva la posibilidad de poner por delante a los suyos, pero su remate, en inmejorable posición, no fue bueno.

Salieron en el once inicial los tres jugadores que se han incorporado últimamente al equipo: Juanmi en la defensa, Alberto en el centro del campo y Nacho en punta, acompañando a Alfonso, por lo que el equipo dibujó un esquema de 4-4-2, con Salva y Alberto por las alas, buscando siempre tener mayor presencia en ataque.

Durante la primera mitad los blanquiazules sometieron a su rival con un juego intenso, sacando bien la pelota (el retorno de Bernal se notó mucho en la banda izquierda) y disfrutando de buenas ocasiones, como la ya referida de Salva, un cabezazo de Alfonso que detuvo Guti (9’) y un buen disparo duro y raso de Jurado (17’).

En el 22’, la UD Pilas por fin acertó con la portería contraria. Fue tras una excelente jugada de Rojas, que centró para que Fran Hermida no sin dificultad y mérito lograra batir al portero visitante. El primer objetivo estaba cumplido: ponerse por delante en el marcador. Además, el partido se iba a poner más de cara aún en el 42’ con el gol de Alfonso, quien aprovechó un despiste de la zaga visitante para llevar el balón al fondo de la red.


Con este esperanzador 2-0 se llegaba al descanso y la afición por fin disfrutaba de ver a su equipo ganando con solvencia. En la reanudación, Sixto dio descanso a Nacho y en su lugar entró Fran Garrido, por lo que varió ligeramente el esquema, dotando de mayor potencial al centro del campo.

La UD Pilas generó en pocos minutos dos oportunidades clarísimas para haber sentenciado el partido, pero ni Alfonso ni Rojas pudieron batir al buen portero Guti. Empezaron a producirse cambios y poco a poco el equipo comenzó a mostrar signos de cierta desconexión, hasta el punto de que Juanmi tuvo que salvar bajo los palos un disparo de Pavone (64’).

Nacho volvió al campo y en el 68’ se fue en velocidad y se plantó en el área; aunque tenía a su izquierda a Salva, disparó cruzado y el balón salió rozando el palo. Más tarde, el juvenil David López y el propio Nacho volvieron a rozar el gol, pero sin éxito.

Pasaban los minutos y el tercero no llegaba, por lo que podía ocurrir lo que al final terminó pasando: que en una falta al borde del área, Alvarito le pegó bien, raso y al palo y batió a Burgos, poniendo un inquietante 2-1 en el marcador (83’).

Con esa inquietud en el cuerpo, aún pudo el equipo pileño aumentar su renta en otra galopada de Nacho, que recibió un pase magistral de Jurado y se la puso en boca de gol a Sergio. Este, en lugar de rematar directamente, intentó un control que le salió mal y la pelota se le fue por la línea de fondo (89’).

En el tiempo de alargue se mantuvo la tensión, más por lo peligroso del marcador que porque a la UD Soleá se le vieran opciones reales de empatar, aunque el equipo del Polígono San Pablo protestó, con razón, que el colegiado solo añadiera tres minutos.

De esta manera se llegaba al final y la UD Pilas se reencontraba con la victoria en su estadio en un partido que pudo y debió ganar con mucha más holgura a tenor de las oportunidades creadas. Lo importante es que los tres puntos se quedaron en casa y que el equipo sigue recuperando sensaciones, aunque aún deberá seguir trabajando mucho para afinar la puntería.

FICHA TÉCNICA

UD PILAS: Burgos, Jurado, Bernal, Juan, Juanmi, Rojas, Salva, Alberto, Alfonso, Nacho y Fran. También jugaron: Chiqui, Piru, David López, Garrido, Sergio y Márquez.

UD SOLEÁ: Guti, Rubén, Brachi, Caco, Javi, Baena, David, José, Rubia, Ceballos y Comino. También jugaron: Jaume, Álvaro, Alvarito, Alejandro, Pavone, Padilla y Edu.

ÁRBITRO: Montes Luque. Amonestó a los locales Garrido y Alberto y a los visitantes Javi y Jaume.

GOLES: 1-0: Fran (22’); 2-0: Alfonso (42’); 2-1: Alvarito (83’)

No hay comentarios:

Publicar un comentario