domingo, 18 de febrero de 2018

Un tropiezo con nombre propio


No es que la UD Pilas haya realizado un partido sobresaliente. Tampoco es cuestión de negar el mérito del rival, que hizo muy bien su trabajo. Pero lo cierto es que, en condiciones normales, el cuadro blanquiazul tendría que haber ganado este partido, que finalmente terminó empatando.

Cuando hablamos de “condiciones normales” nos referimos al hecho de que el colegiado, el señor D. Manuel Cruz Díaz, hubiera aplicado el reglamento de forma correcta, sobre todo en una jugada crucial en la que Salva fue derribado claramente dentro del área cuando se disponía a disparar a portería después de haber dejado atrás a su par (88’). Es imposible entender cómo un árbitro puede dejar de sancionar una acción tan clara (ningún jugador se tira voluntariamente al suelo cuando está mano a mano con el portero con tanta ventaja). Es difícil arbitrar, es cierto. Hay que tomar la decisión de forma instantánea pero en este caso, Cruz Díaz se equivocó inequívoca y gravemente al no sancionar la falta.

Además de esta, hubo otras dos decisiones muy protestadas: en el 14’ un gol anulado a Javi Mara, que recogió el rechace del portero tras disparo de Fran Garrido. En este caso, hay que dar el beneficio de la duda al juez de línea, que es el mejor situado para verificar la validez de la jugada. Distinto es el caso del tanto anulado en el 48’, pues Alfonso Valladares recibió el balón con un defensa a su lado y ambos pugnaron por él. De hecho, quien finalmente lo toca y lo introduce en la portería es el jugador del Bellavista, por lo que la posición de fuera de juego se torna inexplicable por completo.

Al margen de estas acciones polémicas, lo cierto es que hay que reconocer que la UD Pilas se mostró un tanto irregular en sus prestaciones y que regaló demasiados minutos de placidez al portero visitante. Hubo un partido hasta el minuto 70’ y otro a partir de ese momento, cuando el equipo de Sixto se lanzó a tumba abierta al ataque, con una defensa de tres, y cuatro delanteros. Fue en ese tramo del partido cuando llegaron el empate de Salva (80’) y otras ocasiones claras, destacando sendos disparos espectaculares de Cristóbal y de Rojas, a los que les faltó muy poco para perforar la meta de Fernando.

En la primera parte, el equipo de Sixto también buscó imponerse en el juego, y llegó a crear hasta tres ocasiones de gol muy claras. La primera fue para Alberto, pero su remate se marchó ligeramente desviado (13’). Sin embargo, el que iba a acertar primero iba a ser el Bellavista B. En una falta ideal para un zurdo, Germinal se perfiló, pero terminó tocándola en corto para que Álvaro Jiménez golpeara con la  pierna derecha. El balón atravesó la barrera y sorprendió a Burgos (23’).

El gol descentró un tanto al equipo pileño que vio cómo de nuevo Germinal disponía de una opción de gol. Sixto reaccionó retirando a Fran Garrido y metiendo en su lugar a Sergio. El juvenil, que se mostró incisivo y con muchas ganas, iba a protagonizar la acción más clara de esta primera mitad, cuando en el 40’ recibió un buen servicio de Alfonso y, tras controlar el balón, remató con la derecha por encima del larguero, cuando se encontraba a unos tres metros de la línea de gol.

Aún hubo tiempo antes del descanso para que Alberto dispusiera de otra ocasión magnífica, pero en lugar de disparar a puerta, prefirió pasar la pelota, que fue interceptada por un defensa (44’).

La segunda parte empezó con el referido gol anulado y poco a poco, la UD Pilas se fue adueñando del partido, ante un Bellavista muy combativo que ponía las cosas muy difíciles. Sixto buscaba alternativas, dando entrada en el campo a Cañada, a Lego e incluso a Alfonso por Chiqui, con lo que arriesgó jugando con tan sólo tres defensas.

En el 72’, Alfonso asistía con el pecho a Cristóbal, que soltó un tremendo derechazo que se marchó rozando el poste. En el 79’, Lego golpeó una falta con mucha intención, pero estuvo bien Fernando desviando a córner. El saque de esquina lo peinó Juan y Salva remachó de cabeza al fondo de la portería, estableciendo el empate (80’).
La UD Pilas puso cerco al área visitante, y un rechace llegó a poder de Rojas que disparó duro y raso, pero la pelota encontró en su camino el cuerpo del portero (85’). Y en el 87’ llegó la referida acción protagonizada por Salva, que se fue de un defensa, penetró en el área con el balón controlado y fue claramente derribado, sin que el colegiado señalara un penalti que no ofrecía ningún tipo de duda.

Con la lógica indignación con el colegiado terminó un partido que supone un nuevo tropiezo de la UD Pilas, a la que se le sigue resistiendo el Manuel Leonardo (no gana en casa desde el 5 de noviembre del año pasado), aunque en esta ocasión el equipo sí ha podido, pero el árbitro no ha querido.

FICHA TÉCNICA

UD PILAS: Burgos, Jurado, Piru, Juan, Chiqui, Rojas, Salva, Alberto, Alfonso, Fran Garrido y Javi Mara. También jugaron: Lego, Cristóbal, Cañada y Sergio.

UD BELLAVISTA B: Fernando, Maya, Sánchez, Samuel, Adrián, Ortega, Álvaro Jiménez, Javi, Dani, Rubén y Germinal. También jugaron: Osaki, Adán, Coro y Pablo.

ÁRBITRO: Manuel Cruz Díaz. Amonestó a los locales Jurado, Piru, Chiqui y Cañada y a los visitantes Germinal y Coro.

GOLES: 0-1: Álvaro Sánchez (23’); 1-1: Salva (80’)

No hay comentarios:

Publicar un comentario