domingo, 11 de marzo de 2018

Los errores castigan con dureza a la UD Pilas

 

Antes del partido se guardó un minuto de silencio en memoria de D. José Colchero, socio de la UD Pilas desde la fundación del club.

La UD Pilas ha caído en su estadio ante la UD Rinconada por 2-3 en un partido que se terminó decidiendo por acciones puntuales en las  a hombres de Sixto Bernal no les sonrió la fortuna.

Ante todo hay que decir que fue un bonito partido de fútbol: intenso, con alternativas, velocidad y llegadas a las áreas. Ambos equipos brindaron un gran espectáculo aunque fueron los visitantes los que estuvieron más acertados en los momentos clave y se llevaron todo el botín que había en juego.

La UD Rinconada es un equipo que atraviesa un buen momento. Desde que llegó al banquillo David Sánchez se ha reenganchado a los puestos altos y aún no ha perdido la esperanza de luchar por su verdadero objetivo, que es el ascenso.

Esa buena dinámica pudo comprobarse en cuanto empezó a rodar el balón en el Manuel Leonardo Ventura. Los rinconeros, jugando con el viento a favor, se mostraron ambiciosos, con velocidad por las bandas y con la referencia del espigado Abel Pando en la punta del ataque. Precisamente iba a ser el 9 visitante el que iba a inaugurar el marcador, tras cabecear a la perfección un saque de esquina botado desde el ala derecha (10’).

La UD Pilas se vio sorprendida por este arranque fulgurante del rival, que iba a aumentar su ventaja tras una internada por la izquierda de Crespo, quien centró al corazón del área y vio cómo Juan, en su intento de despeje, alojó la pelota en el fondo de la portería de Burgos (21’). El colegiado concede en el acta el tanto a Crespo, pero fue claramente un gol en propia puerta, ya que el centro era horizontal, y fue el defensa el que cambió la trayectoria del esférico.

Tras estos dos golpes, la UD Pilas trató de reponerse y poco a poco lo fue logrando. En la primera jugada de peligro de los locales, el balón golpeó en la mano de un defensor rinconero, pero el árbitro no estimó que la acción fuera merecedora de penalti, lo que le costó la cartulina amarilla a Fran Hermida por protestar.

Al filo de la media hora (29’) llegaría el 2-1, conseguido por Juan tras peinar de cabeza un córner muy bien botado por Fran Hermida. Nada pudo hacer Jairo por impedir el tanto. Sin embargo, sí que iba a resultar fundamental el portero rinconero en una acción en el 44’ en la que primero Nacho, después Alfonso y más tarde el propio Nacho remataron desde cerca, consiguiendo el meta visitante rechazar los tres disparos consecutivos. Con esa triple ocasión y con la sensación de que era posible remontar el partido terminó la primera parte.
Tras la reanudación, iba a llegar el empate muy pronto: sólo habían transcurrido dos minutos cuando Ponce (que había sustituido a Fran Hermida) metió un gran pase entre líneas para que Nacho batiera a Jairo de tiro cruzado.

Se había hecho lo más difícil e incluso se pudo remontar el partido en el 53’ en una jugada en la que el viento jugó una mala pasada al central Enma y el balón quedó franco para Nacho, que golpeó duro, pero de nuevo Jairo se lució con una parada espectacular.

El 2-3 llegó en el 58’ y de una forma muy inesperada. El goleador David Cuevas botó una falta desde fuera del área, que golpeó no demasiado fuerte y al sitio del portero. Burgos ahuecó el cuerpo para controlar el esférico con tan mala suerte que este se le escurrió de las manos y terminó introduciéndolo en el fondo de la portería.

Lógicamente, el chaval se mostró consternado por el error, ante lo que sus compañeros en el campo, los del banquillo y también el público reaccionaron con gritos de ánimo. Pero el golpe fue duro y el equipo lo notó. Sixto introdujo varios cambios y buscó en todo momento la portería contraria, pero faltaba concentración y sobraba precipitación.

La UD Rinconada mantenía bien su ventaja e incluso se proyectaba al contragolpe, el más peligroso de los cuales lo protagonizó Adri Collado, a quien Burgos le ganó la partida en el mano a mano, desquitándose así el meta pileño de su error anterior.

La UD Pilas buscó el gol con todos los medios a su alcance, pero la precipitación provocó que el viento favorable se terminara convirtiendo en un enemigo, pues los envíos tanto en jugadas como a balón parado no eran precisos y terminaban perdiéndose la mayoría de las veces por la línea de fondo.

De este modo se consumieron los minutos y llegó el pitido final que decretaba un resultado demasiado cruel con unos y obsequioso con otros. Por juego y oportunidades lo más justo hubiera sido un empate, pero ya sabemos que en el fútbol de nada valen los verbos en subjuntivo, pues lo único que cuenta es el acierto. Y en este apartado, el equipo de David Sánchez ganó la partida al de Sixto Bernal, que conoce así su primera derrota al frente del banquillo pileño.

FICHA TÉCNICA

UD PILAS: Burgos, Jurado, Bernal, Chiqui, Juan, Rojas, Salva, Alberto, Alfonso, Nacho y Fran. También jugaron: Lego, Ponce, Javi Mara y Sergio.

UD RINCONADA: Jairo, Manuel, Colela, Adri García, Enma, Joserra, Charro, Barri, Abel Pando, David Cuevas y Crespo. También jugaron: Tete, Elía, Valle, Adri Collado, David Gabriel y Will

ÁRBITRO: Adrián Monterior Bellido Amonestó a los locales Fran, Rojas, Alfonso, Chiqui y Ponce y expulsó al encargado de material; por parte visitante vieron la amarilla Charro y David Gabriel.

GOLES: 0-1: Abel Pando (10’); 0-2: Juan (p.p. 21’); 1-2: Juan (29’): 2-2: Nacho (47’); 2-3: David Cuevas (58’)

No hay comentarios:

Publicar un comentario