lunes, 8 de octubre de 2018

Sexta victoria consecutiva y unos números para soñar (0-4)


Tras unas cinco primeras jornadas en las que la U.D. Pilas sólo había conocido el dulce sabor de la victoria, nuestro equipo se presentaba en San Juan para intentar seguir en esa línea, buscar conseguir esos 3 puntos ante la UD Loreto que le permitieran seguir líder con la misma ventaja respecto a sus perseguidores.

Rondaban las 12 del medio día sobre la barriada del Monumento de San Juan Alto, el sol apretaba sobre el verde artificial del estadio y el señor Santiesteban Adame decidió dar comienzo a la contienda. Una primera media hora espectacular de los hombres de Che con un juego rápido y preciso hacía las delicias de propios y extraños que allí se encontraban disfrutando del encuentro. Comandados por un Porras imponente, el juego se desarrollaba casi al completo en la mitad de campo local, la falta de precisión o algunos defectos en la toma de decisiones en metros finales hacían que todavía durara el 0-0, ya que Ponce, Zayas y Nacho no acertaron con la portería rival. En el 14’, un magnífico pase filtrado de Porras encontró a Nacho, que se introdujo raudo en el área y sirvió en bandeja el gol a Álvaro Sánchez para que éste marcara a placer e hiciese algo de justicia en el marcador.   

A partir de la media hora, se igualaron las fuerzas. Aún con un 0-1 que se antojaba corto para los méritos de cada cual, el juego de la UD Pilas se volvió algo precipitado e impreciso, hecho que sirvió para que los locales pudieran creerse capaces de sacar rédito positivo de un encuentro cuando, hasta entonces, todo hacía presagiar lo contrario. En el 39’ una pérdida pileña acabó con un balón a la espalda de la defensa. Mesa, en su intento de evitar el mano a mano de Adrián con el portero, le derribó y el árbitro decretó penalti. La jugada, aparentemente, ocurría fuera del área pero ni el árbitro ni su ayudante lo entendieron así. Lanzó Adrián a la derecha de Burgos pero el balón se marchó fuera rozando el poste. En el 45’, Zayas mandó un remate tras saque de banda al poste, y en el añadido, Burgos se lució para mandar a córner un buen disparo del delantero local.

A vestuarios se marcharon los equipos con sensaciones muy distintas: los primeros, creían posible la remontada pues tras un inicio poco alentador, se igualaron las fuerzas y el resultado tan sólo marcaba un tanto de diferencia. Los visitantes, sin embargo, se marchaban al tiempo de refrigerio con la sensación de haber dejado aún vivo a su rival.

En la segunda parte, poco que contar. La UD Pilas buscaba el segundo a sabiendas que debía evitar imprecisiones atrás que permitieran situaciones de peligro al rival, que apenas se acercó a la portería de Burgos en los últimos 45 minutos. En una contra, Nacho guió a los suyos hasta portería pero el gol no llegó, y Lego, de fuerte disparo de media distancia, a punto estuvo también de ampliar distancias en el marcador.

El partido se trabó bastante, la UD Pilas no encontraba claridad de ideas en su juego y todo hacía presagiar que tocaba sufrir hasta el final con tal exigua diferencia en el resultado. Hasta el 82’ se tuvo que esperar para el gol de la tranquilidad cuando Porras saltó rápido a la presión, robó y de fuerte disparo raso sorprendió al portero. 0-2 que hacía justicia al partido de Porras, cuya primera media hora y despliegue físico durante los 90 minutos dieron muestra de las tremendas cualidades que posee. 4 minutos más tarde sería Bernal el que encontrase portería tras un fuerte zurdazo desde media distancia. El 0-4 llegó en la testa de Salva, que aprovechó un excelso servicio con el exterior de Alfonso Valladares.

De nuevo la UD Pilas ganaba, y de nuevo aquellos jugadores que iniciaron el encuentro en el banquillo tuvieron un protagonismo importante para el devenir del encuentro, hecho que refuerza aún más el camino de este equipo que no sólo vive de sus 11 hombres al inicio, sino de los más de 20 que andan entrenando martes, jueves y viernes. Esta Unión Deportiva Pilas vive de todos y cada uno de los miembros que la componen: sin duda, la base del éxito hasta hoy.

La semana próxima visitaremos Los Palacios para enfrentarnos a La Liara el Domingo a las 18:00 H en la búsqueda de otros 3 puntos. 18 de 18 son números que ilusionan. 20 goles a favor y tan sólo 4 en contra (equipo más goleador y menos goleado) son datos que refuerzan la sonrisa del aficionado pileño. Pero hay una realidad que permanece por encima de todo ello, restan todavía 28 jornadas por disputar. Queda un mundo, y por ello, nosotros seguiremos trabajando cada día para ser mejores. Mientras tanto, este equipo disfruta como nadie del bonito camino que se le presenta por delante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario