domingo, 12 de enero de 2020

Brillante victoria, fraguada de principio a fin


Este domingo 12 de enero volvía la liga tras el parón navideño y lo hacía para abrir la segunda vuelta del campeonato. La UD Pilas regresaba al estadio Manuel Leonardo tras la resiembra del césped para recibir a la UD Bellavista, 3º clasificado, con la intención de ofrecer a su afición la primera victoria de 2020.
El buen trabajo que viene haciendo el equipo tuvo, esta vez sí, el merecido reflejo en el campo, con un partido muy completo y, lo que es más importante, con una victoria de mucho mérito ante uno de los rivales más cualificados de la categoría.
Antes del inicio del choque se guardó un minuto de silencio en memoria de Dª Dolores Rojas, madre de nuestro delegado y directivo José Luis Jiménez “Cantino”. En el descanso, se homenajeó a Manuel Díaz, “Bartolo”, en reconocimiento a su labor durante los 20 años que ha ejercido como utillero de la UD Pilas.
Entre un homenaje y otro pudimos asistir a un primer tiempo primoroso de los hombres de Santaella, que sometieron por completo a su rival. De hecho, la única ocasión de que gozó la UD Bellavista llegó tras una falta inexistente señalada a Juanmi en la frontal del área (18’). De la Vega estrelló el balón en el larguero, respondiendo muy bien Álvaro al posterior remate. Todo lo demás que ocurrió en la primera parte hay que apuntarlo en el haber de los blanquiazules.
El técnico pileño apostó por una defensa formada por Chiqui, Zayas, Juanmi y Solís. René era el primer escalón de inicio del juego de ataque, escoltado por un inspiradísimo Júnior, que completó su mejor actuación desde que viste de blanquiazul. En las bandas, se situaban a pierna cambiada Álvaro Sánchez por la izquierda y Ale Dominguez por la derecha. Gabri se movía con libertad en la media punta y Porras volvió a ser el hombre más adelantado, como ya ocurriera en el último partido en casa ante la PD Rociera.
El césped, que se estrenaba tras la resiembra, estaba rápido, facilitando los desplazamientos ágiles del balón, faceta en la que los pileños se mostraron muy acertados. El balón se movía a uno y otro lado, con toques precisos y buscando los espacios tanto por las bandas como por dentro.
La primera ocasión la tuvo Ale Domínguez (5’) que se movió por la frontal del área hacia dentro buscando su perfil bueno y golpeó con la izquierda, ligeramente desviado. En el 7’ fue el otro extremo, Álvaro Sánchez, el que hizo trabajar al portero Toni, que detuvo su disparo en dos tiempos.
Este buen inicio tuvo su premio en el 12’, cuanto René botó un córner fuerte y tenso al segundo palo. Toni salió a por el balón y lo tocó, pero sin control, de forma que este terminó en el fondo de su portería.
Con el 1-0 llegó la oportunidad para la UD Bellavista en la falta antes reseñada.  Decíamos que fue una falta inexistente porque Juanmi se había quedado quieto y fue el delantero el que buscó el contacto con él. Esto provocó protestas de los pileños, a las que el árbitro respondió amonestando a Porras.
Una vez pasado este susto, fue de nuevo el equipo de Santaella el que se hizo con las riendas del juego, hasta el punto de que hasta la finalización de esta primera parte el balón estuvo casi todo el tiempo en la mitad de campo que defendía el Bellavista.
Hubo momentos en los que el partido se crispó, sobre todo porque los pupilos de Francis García Espinosa tiraron sin rubor del recurso de gritar de forma exagerada cada vez que había un contacto, tratando de provocar más amarillas para el equipo pileño y, si fuera posible, alguna expulsión. Por eso Santaella decidió retirar del campo al amonestado Porras, dando entrada en su demarcación a Salva (25’).
En el 27’ Toni se rehízo de su fallo en el gol atajando de forma brillante un duro disparo de Júnior, en la que fue la última gran oportunidad de esta primera parte.
Para el segundo acto el técnico visitante, al que no debía de gustarle demasiado lo que estaba viendo, hizo tres cambios y ordenó a los suyos dar un paso adelante, para tratar de equilibrar el partido en el juego y en el marcador. No obstante, la primera ocasión fue para Ale Domínguez tras una preciosa jugada que terminó con un servicio de Júnior que el extremo blanquiazul remató rozando el poste (50’).
En el 59’ fue Salva, en posición de delantero centro desde que sustituyó a Porras, el que remató alto un centro desde la derecha; acto seguido llegó una de las mejores ocasiones de los capitalinos en las botas de Carrillo, que remató fuera en buena posición.
Santaella también empezó a mover piezas y fue dando entrada consecutivamente a Salado, Mesa, Juan Anguas, Bernal y Manuel Fernando por Juanmi, Chiqui, Álvaro Sánchez, Solís y Júnior respectivamente.
Fue la fase del partido en la que el equipo pileño lo pasó peor, pues el Bellavista, con mucho juego directo (Lolo se convirtió en un surtidor de balones desde su área a la frontal del área pileña) puso en aprietos a la defensa y a Álvaro, que estuvieron inconmensurables en su trabajo. Ante ese bombardeo, los pileños trataban de salir a la contra para matar el partido.
Así debió ser en el 75’, cuando una internada de Mesa culminó con un servicio perfecto para la llegada de Ale Domínguez. No obstante, este no pudo rematar porque fue literalmente cazado por detrás cuando se disponía a hacerlo, en una acción que es inconcebible que el colegiado –bien situado- no sancionara como penalti.
En la recta final volvió Porras al terreno de juego para tratar de aprovechar con su rapidez los espacios, aunque también lo hizo Juanmi, que reforzó la retaguardia, sobre todo por la cantidad de balones que llegaban por vía aérea.
En el 87’ tuvo Bernal en sus botas el gol de la tranquilidad, pero su remate se marchó por encima del travesaño. Hubo que esperar a la prolongación para que una nueva internada de Mesa llegara en el segundo palo a pies de Juan Anguas quien, con dos quiebros, se deshizo del defensa y del portero para marcar a puerta vacía y hacer estallar de alegría a la afición del Manuel Leonardo que ya respiraba aliviada por la seguridad de la victoria. Por una vez, el gol del descuento llegaba a nuestro favor, y no en nuestra contra, como ha venido siendo habitual durante la primera vuelta.
Fue una victoria solvente, cimentada en un buen trabajo desde el minuto 1 hasta el 95. La actitud del equipo fue encomiable, y los jugadores fueron capaces de dar lo mejor de sí mismos en todo momento, para afrontar las distintas vicisitudes que exigió el choque ante un rival tan exigente.
No ha podido empezar mejor 2020, pero no hay que olvidar que la primera vuelta ha sido muy mala, no en juego ni en sensaciones, pero sí en puntos. Por ello, en lo que queda de campeonato habrá que seguir cuajando muchas actuaciones como esta para sumar de tres en tres y poder salir de la complicada zona en la que aún nos encontramos. En este partido, además de los puntos, la UD Pilas ha recaudado motivos para la esperanza.

FICHA TÉCNICA
UD PILAS: Álvaro, Chiqui, Solís, Zayas, Juanmi, René, Ale Domínguez, Júnior, Porras, Gabri y Álvaro Sánchez. También jugaron: Mesa, Salado, Bernal, Manuel Fernando, Juan Anguas y Salva.
UD BELLAVISTA: Toni, Girón, Iván, Gallardo, Razo, Lolo, Doblao, Gabi, De la Vega, Carrillo y Manolito Hidalgo. También jugaron: Borja, Abraham, Chipi, Mario y Fran.
ÁRBITRO: Francisco Javier Gálvez Agüera. Amarillas para los locales Ale Domínguez, Porras, Solís, Júnior y Gabri; por parte visitante fueron amonestados:  Iván, Manolito Hidalgo, Carrillo y De la Vega.
Goles: 1-0: Toni (p.p. 12’); 2-0: Juan Anguas (90+2’)

No hay comentarios:

Publicar un comentario