lunes, 10 de febrero de 2020

La efectividad separa el mérito del resultado (1-3)


Hay una máxima en el fútbol que asegura que aquel que perdona, lo acaba pagando. La Unión Deportiva Pilas pagó ayer su falta de efectividad ante el Villafranco C.F., y a un precio demasiado caro. Fue mejor que su rival, sobre todo en una segunda mitad en la que dominó con claridad y tuvo varias opciones buenísimas de gol, pero fue el Villafranco el que acertó en sus dos únicos acercamientos y se llevó el gato al agua.

El primer susto, es cierto, llegó para los locales cuando a punto estuvo Rioja de cazar un buen servicio de Juan Carlos desde la línea defensiva, pero apareció rápido Álvaro y paró sin problemas.

En el 14’ la tuvo muy clara Rojas, con el portero ya vencido, pero mandó fuera su disparo con la zurda tras un pase de la muerte de Salva. Nadie se podía creer que aquel balón no hubiera terminado en el fondo de la red. De ese posible 1-0 se iba a llegar al 0-1 de forma inmadiata, ya que en el 17’ llegaría el gol de Rioja, tras aprovechar un despiste defensivo en un balón filtrado por Selu.

El gol dejó tocado al equipo pileño que, no obstante se empeñó en reaccionar y vio cómo en el 39’ un gol de Zayas fue anulado por supuesto fuera de juego de Salado, primer receptor de un centro que caía manso en el área ante el que la defensa visitante salió bastante rápida. En el 42’, una gran triangulación pileña acabó en claro penalti por manos de Manuel Arcos. Álvaro Sánchez engañó al portero, no falló y ambos contendientes se marchaban al descanso con tablas en el marcador. Primera parte de mucha igualdad y un resultado justo.

El refrigerio y la charla técnica recibida en el entretiempo espoleó a los locales, que dominaron al completo la segunda mitad ante un rival que, sorprendentemente, parecía haber entregado la cuchara y tenía en el juego directo su única arma, sin aparecer por el área de Álvaro. Llegaron sin acierto varias ocasiones, algunas muy claras, pero fueron Martos y Pirri quienes sí encontraran el fondo de la red con sus disparos para darles los 3 puntos a los visitantes.
En el 54’ llegó la más clara: Juan Anguas robaba en la salida del rival y encaraba al portero. Algo desequilibrado, decidió driblar y servir a Porras, quien controlaba en el punto de penalti; tan sólo 2 defensores que se colocaron bajo palos le separaban del gol, pero decidió pasar a la llegada de Álvaro que no golpeó bien y la ocasión quedó en nada. Dos minutos más tarde, a punto estuvo Porras de adelantar a los suyos pero no llegó por muy poco a un gran servicio desde banda de Mesa.

En el 65’, otra gran triangulación blanquiazul acabó con centro de Solís al que no llegaba Álvaro, con todo a su favor para el gol. En el 71’, Alex Domínguez no logró rematar gran servicio de Bernal cuando la grada local cantaba lo que parecía un gol claro.

El equipo buscaba el gol de la victoria, pero erraba en la suerte suprema. Y la máxima del fútbol se cumplió. En el 73’, una pérdida evitable en zona media acabó en falta a favor de los visitantes. Martos, con un preciso disparo, alojó el balón en el fondo de la portería pasando por la escuadra derecha de Álvaro. Espectacular lanzamiento del lateral zurdo visitante, disparo imposible para el portero que subía el 1-2 al marcador.

La UD Pilas siguió acorralando a su rival en busca al menos de un empate que, sin duda, merecía. En el 84’, ni el linier ni la colegiada del encuentro lograron apreciar un claro penalti por manos en el área visitante, los pileños junto a su grada protestaban atónitos una jugada que resultaba demasiado evidente.

En el 87’, Jose Carlos (uno de los mejores de su equipo) se lucía para evitar el empate tras un remate de Nacho en posición acrobática. Nacho tendría otra gran ocasión poco después pero envió el esférico rozando el poste.

No llegaba el gol y ello propició que en el 90’, Pirri aprovechara una contra para lograr el definitivo 1-3. Parecía increíble.  Ver para creer. La UD Pilas había contraído méritos para ganar con solvencia un partido que terminó perdiendo 1-3. Desolación en la grada local que veía cómo los suyos se marchaban sin obtener el merecido premio que ayudara en su lucha por la salvación.

La próxima semana, los hombres de Santaella visitarán Mairena del Alcor para enfrentarse a la U.D. Mairena, rival que lucha por los puestos de play-off a la División de Honor.
Sigamos juntos en este sueño…¡EL VALOR DE LO NUESTRO!

FICHA TÉCNICA:

U.D. PILAS: Álvaro, Mesa, Solís, Zayas, Salado, Rojas, Juan, René, Porras, Salva y Álvaro Sánchez. También jugaron: Bernal, Junior, Nacho, Chiqui, Manue Fernando y Alex Domínguez.

Villafranco CF: Jose Carlos, Vicente, Martos, Juan Carlos, Ángel, Lolo, Isco Ortega, Manuel Arcos, Rioja, Selu y Moreno. También jugaron: Curro, Pirri, Isra, Antonio Manuel, Helio y Humberto.


Árbitro: Clara Elia Fernández Gallego. Amonestó a los locales Salado y Álvaro Sánchez y a los visitantes Ángel, Fran Martos y Manuel Arcos, amén del técnico, Dioni Arroyo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario